Obama da el primer paso

Por: Catalina Erazo - @erazokta | Abril 14, 2015

El Presidente de los Estados Unidos envió al congreso de ese país un documento que reitera y formaliza su intención de retirar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, de la que hace parte desde 1982. Ahora el congreso tiene 45 días para estudiar la decisión presidencial. 

"Hoy el presidente envió al Congreso el informe y las certificaciones requeridas que indican la intención de la Administración de rescindir la designación de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en un comunicado.

 

Cuba fue designado un estado patrocinador del terrorismo en 1982 por sus esfuerzos por promover la revolución armada de las organizaciones que utilizan el terrorismo, según el departamento de Estado. Una vez designado, el país sigue siendo un estado patrocinador del terrorismo hasta su designación que se absuelve con un arreglo a criterios legales.

 

Cuba ha reclamado su salida de esta lista desde hace varios años. La lista es elaborada anualmente el Departamento de Estado, y supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica.

 

Desde el anuncio de los diálogos entre la potencia norteamericana y la isla, que buscan restablecer las relaciones diplomáticas entre estas dos naciones, el retirar a Cuba de esta lista ha sido una de las condiciones más importantes por parte del presidente Raúl Castro para que la normalización de políticas bilaterales sea una realidad.


Lea también: Castro y Obama afianzan el inicio de una nueva era

 

En el caso de Cuba, se exige al Presidente Obama un informe al Congreso al menos 45 días antes de que la propuesta entre en vigor.

 

Dentro del informe que presentó Obama justifica la derogación y certifica que:

 

1. El Gobierno de Cuba no ha proporcionado ningún tipo de apoyo para el terrorismo internacional durante el período de 6 meses anterior.  

 

2. El Gobierno de Cuba ha dado garantías de que no va a apoyar los actos de terrorismo internacional en el futuro.

 

 

 

 

Esto después de una revisión cuidadosa del historial de Cuba, que fue informada por la comunidad de inteligencia, así como las garantías previstas por el gobierno cubano, el Secretario de Estado concluyó que Cuba cumple las condiciones para la absolución de su designación como un estado patrocinador del terrorismo.

 

"Aunque Estados Unidos ha tenido, y sigue teniendo, preocupaciones significativas y desacuerdos con un amplio rango de políticas y acciones de Cuba, esas preocupaciones y desacuerdos no entran en los criterios para la designación como Estado patrocinador del terrorismo", señaló John Kerry, secretario de Estado, quien celebró hoy la decisión del presidente Obama.


Tags

Comentarios