Caricaturizar a Charlie Hebdo: un acto de “apología al terrorismo”

Por: Catalina Erazo - @erazokta | Enero 22, 2015

En Francia fue arrestado un joven por parodiar una de las caricaturas que más polémica desató en el 2013 cuando el diario Charlie Hebdo publicó una burla a los manifestantes egipcios masacrados en las protestas, con la leyenda "El Corán es una mierda, no detiene las balas".

El atentado al diario francés Charlie Hebdo significa un antes y un después para la sociedad francesa y sobre todo para los habitantes de París, la capital en la que ocurrieron los terribles hechos.

 

Ante la muerte de periodistas, caricaturitas y un policía por el hecho de caricaturizar al profeta Mahoma, el mundo se indignó y las voces de líderes mundiales, periodistas y ciudadanos se levantaron para abogar por la libertad de expresión.

 

El debate tal vez más álgido que surgió a respecto fue el de si esa libertad tiene o no un límite. Según el Papa Francisco quien protagonizó los principales titulares al pronunciarse después del ataque diciendo que efectivamente sí lo hay y que si bien es “aberrante” asesinar en nombre de Dios, “no se puede ofender” la religión o “burlarse” de ella.

 

Ahora ese límite existe y fue así como lo demostró la policía francesa que arrestó a Nantes, un adolescente de apenas 16 años, luego de publicar en su cuenta de Facebook una parodia de una portada de Charlie Hebdo que se burlaba, en 2013, de los manifestantes egipcios masacrados en las protestas, con la leyenda "El Corán es una mierda, no detiene las balas".



La portada de Charlie Hebdo fue una de las que más furia desató entre la comunidad musulmana, además de burlarse de la terrible tragedia que atraviesa el pueblo egipcio desde el estallido social de 2011, con epicentro en la plaza Tahrir.

 

En la publicación del joven en cambio del personaje de la caricatura hay una que se asimila a “Charb”, director editorial que fue asesinado en el ataque quien tiene en su mano el diario y el texto indica: “Charlie Hebdo es una mierda, no detiende las balas”.

 

El hecho fue suficiente para ser arrestado por “apología al terrorismo”. Según la ley francesa de contraterrorismo, sancionada en noviembre de 2014, el castigo para los que inciten o defiendan al terrorismo incluye penas de entre cinco años de prisión y 45.000 euros de multa, hasta siete años y 100.000 euros si fue publicado en línea. Estos arrestos son los primeros desde la sanción de dicha ley.



Amnistía Internacional  emitió un comunicado alertando que bajo la imputación de l'apologie du terrorisme se produjeron 69 arrestos en Francia en una semana. De esta manera la organización hace un llamado de atención ya que bajo el pretexto de "defensa del terrorismo" existe un grave riesgo de criminalizar formas de expresión, aunque sean ofensivas para muchos.

 

Con este hecho se reabre sin duda el debate ¿Cuál libertad de expresión?


Tags

Comentarios