EE.UU y Cuba hacen historia

Por: Confidencial Colombia | Diciembre 17, 2014

Hoy es un día que marcará la historia de la política global después que los mandatarios de Cuba y Estados Unidos decidieran decirle al mundo que después de romper sus relaciones diplomáticas por más de 50 años abrirán un diálogo para buscar caminos que restablezcan los lazos rotos. 

Un discurso como pocas veces se le ha visto al presidente de Cuba Raúl Castro desde que asumió su mandato, fue el que escuchó el mundo hoy al mediodía luego de que el Papa Francisco desde el Vaticano dirigiera una carta en la que sugería buscar un camino para restablecer las políticas entre la nación norteamericana y la Isla que han mantenido a Cuba aislada durante los últimos 50 años cuando se rompieron las relaciones diplomáticas entre los dos países.

 

Dentro de sus palabras Castro expresó la decisión recíproca de los dos países de iniciar un diálogo de alto de nivel que permita una actualización del modelo económico cubano. Además resaltó la voluntad expresada por su pueblo al liberar por razones humanitarias a Alan Gross un norteamericano que estuvo preso en la Isla por cinco años. 

 

Este diálogo según Castro busca avanzar en la solución de temas de interés para ambas naciones y así remover los obstáculos que impiden los vínculos entre sus pueblos.

 

También le dijo al presidente Obama que a pesar de que el embargo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impuso sobre Cuba paso a ser un tema legislativo, él puede usar las facultades que le da el poder ejecutivo para terminar con este asunto "este es un tema que ha traído mucha crisis al pueblo cubano y debe cesar" puntualizó. 

 

Inmediatamente después de que Castro diera fin a su intervención, se dio paso a la Casa Blanca en donde el presidente Barack Obama confirmó las palabras del mandatario cubano recordando que este había sido un acuerdo al que habían llegado ayer cuando sostuvieron una conversación telefónica. 

 

La liberación de Alan Gross a cambio de tres presos cubanos en Estados Unidos fue el primer paso para la decisión histórica. Por su parte Obama reconoció que el aislamiento a la Isla no ha sido el mejor camino ni el más efectivo para las relaciones de los dos países, sin embargo no aseguró que fuera a tomar acciones concretas con respecto al bloqueo económico, pero sí aseguró que incentivará que se de este debate en el congreso de su país. 

 

Dijo también que Cuba será acogida en la Cumbre de las Américas y que como Presidente las decisiones que puede tomar son: Abrir una embajada estadounidense en Cuba, Evaluar a Cuba como patrocinador del terrorismo y aumentar el límite de remesas. 

 

Aseguro que con las nuevas medidas, más estadounidenses podrán llegar a Cuba y usar sus tarjetas de crédito sin inconvenientes, habrá una nueva apertura al comercio y un mayor flujo de información.

 

Sin embargo el mandatario norteamericano aseguró que aún hay profundas diferencias ideológicas con Cuba y que se tendrá que trabajar en eso "Los trabajadores en Cuba deben estar en libertad de crear sindicatos y de ejercer oposición" aseguró. 

 

Obama también envió un mensaje a los opositores de esta decisión diciéndoles que respeta su pasión pero a Estados Unidos no le conviene llevar a Cuba al colapso.  

 

Con estas decisiones una nueva era empieza en las relaciones diplomáticas de los dos países que han estado fuertemente enfrentados desde hace 50 años. Al respecto los dos presidentes agradecieron al Papa Francisco y al Vaticano, así como al gobierno de Canadá que ha colaborado para que este diálogo tan esperado por el mundo entero finalmente se de. 


Tags

Comentarios