Toma de rehenes en Sidney termina con tres muertos

Por: El Confidencial | Diciembre 15, 2014

El secuestro en una cafetería del centro financiero de Sidney terminó cuando agentes fuertemente armados entraron en el local tomado desde hacía 18 horas por un clérigo radical iraní que mantenía secuestradas a decenas de personas por motivos que aún se desconocen.

Después de la entrada de los agentes, se han escuchado numerosos disparos y detonaciones. Al menos tres personas han muerto, incluido el secuestrador y dos rehenes.La Policía no ha confirmado de momento la cifra de muertos, ni la de heridos y su estado, y se limitó a dar por terminado el secuestro del café con unas veinte de personas en su interior, entre ellas una empresaria brasileña. 

 

Desde esta madrugada, una popular cafetería del centro financiero de Sidney permanecía secuestrada en manos de un supuesto islamista radical, que ha forzado a los rehenes a desplegar una bandera islámica negra. Las cifras de ciudadanos que estaban retenidos en el local son muy confusas. De las decenas de personas que podrían haber permanecido secuestradas, cinco lograron salir del establecimiento hace horas. "Podemos confirmar que estas personas han salido del lugar de Martin Place", señaló Catherine Burn, subcomisionada de la policía australiana.

 

Tras la salida de los cinco rehenes, la cadena CNN difundió que el hombre armado exige una bandera del autodenominado Estado Islámico y hablar por teléfono con el primer ministro Tony Abbott. 

 

 

¿Quién es el secuestrador?

 

El secuestrador, identificado como Man Maron Monis, es un clérigo radical de 50 años de edad que fue acusado en 2013 de ser cómplice en el asesinato de su exmujer, según ha informado el diario 'Sydney Morning Herald'.

 

Nacido en Irán con el nombre de Manteghi Bourjerdi, se trasladó a Australia en 1996 y "atrajo por primera vez la atención de la Policía cuandoescribió cartas ofensivas a las familias de soldados australianos muertos en Afganistán", ha indicado el rotativo australiano.

 

La cabecera señala que en 2013 Monis fue acusado de ser cómplice en el asesinato de su exmujer, que era la madre de dos niños. Posteriormente, ha sido acusado de más de 50 cargos por agresión sexual y comportamiento indecente por la etapa en la que ejerció como "curandero espiritual" hace una década en el oeste de Sidney.

 

Monis ha transmitido sus exigencias a través de rehenes que han contactado con varios medios de comunicación. "Ten News ha recibido un vídeo en el que uno de los rehenes de la cafetería Lindt transmite las exigencias del hombre armado. 

 

No está claro si las personas que han salido de la cafetería, uno de ellos un hombre con un delantal, han escapado o han sido liberadas por el secuestrador después de seis horas de cautividad, mientras las autoridades han señalado que la prioridad es probar que están bien para después proceder al interrogatorio sobre la situación dentro del establecimiento.

 

"Dos salieron por la puerta delantera de la cafetería Lindt. Uno por la puerta de incendios. Ellos tenían las manos en alto. Parecen estar seguros", publicó la reportera Lucy Carter de la cadena ABC en un mensaje en Twitter.

 

Por otra parte, varias emisoras locales se hacen eco de unos rumores no confirmados de que el secuestrador ha colocado artefactos explosivos en diversos lugares de Sidney. "De momento no se han localizado paquetes ni mochilas sospechosas. Responderemos a otras reclamaciones, pero de momento tenemos la situación centrada en un solo lugar.

 

 







Tags

Comentarios