Medio millón de muertos después, la diplomacia internacional se moviliza

Por: El Confidencial.com | Julio 21, 2014

Tras un domingo de sangre en el que fallecieron más de cien personas, la diplomacia internacional, con Estados Unidos al frente, trata de sacar adelante un alto el fuego que, en el mejor de los casos, tardará varios días en implantarse.

514  palestinos y 20 israelíes han muerto desde el inicio de la ofensiva israelí en Gaza, que este lunes entra en su decimocuarta jornada. La Casa Blanca anunció que el Secretario de Estado, John Kerry, viajará al Cairo de manera inminente para presionar desde el terreno y conseguir un alto el fuego. Kerry se encuentra desbordado también en el frente ucraniano, donde EEUU mantiene un cruce de acusaciones contra Rusia y su presidente, Vladimir Putin, acerca de las responsabilidades del avión derribado por un misil la semana pasada.

Por su parte, el presidente Barack Obama habló el domingo por la mañana con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu por tercera vez en sólo dos días. Siempre según la Casa Blanca, Obama elevó su “seria preocupación por el creciente número de víctimas, incluidos los civiles palestinos muertos en Gaza y los soldados israelíes”. 

Los enfrentamientos del domingo dejaron más de 100 muertos en el bando palestino y los cadáveres de 13 soldados israelíes. Hamás dijo haber capturado a otro soldado, extremo que hasta el momento no ha sido confirmado. Esta mañana, además, diez milicianos palestinos habrían muerto en el sur de Israel en un enfrentamiento con soldados y policías tras haberse introducido en un kibutz fronterizo a través de un túnel desde la Franja.

Y entre las últimas víctimas en Gaza figuran también nueve palestinos de la misma familia, siete de ellos niños, que murieron hoy en un nuevo ataque la aviación israelí contra una vivienda en la localidad meridional de Rafah, en la frontera con Egipto, según fuentes médicas.

 

Washington promueve ahora una tregua similar a la alcanzada en noviembre de 2012 y que puso fin a una escalada de hostilidades que dejó 160 muertos. En virtud de aquel acuerdo, Israel se comprometió a cesar sus incursiones en Gaza siempre que Hamas y otras facciones palestinas desistiesen de atacar Israel. En esta ocasión, la Casa Blanca sugiere que Hamás tiene que aceptar el alto el fuego.

El Consejo de Seguridad de la ONU, por su parte, también ha hecho la madrugada de este lunes un llamamiento para "el inmediato cese de hostilidades" en Gaza y expresó su "seria preocupación" por la escalada de la violencia en la Franja. Así lo indicó el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el ruandés Eugene Gasana, en una declaración que leyó a los periodistas después de una reunión de unas dos horas para analizar la situación en esa región de Oriente Medio. "Los miembros del Consejo de Seguridad expresan su seria preocupación por la escalada de la violencia relacionada con Gaza", dijo.

 

Las indiscretas palabras de Kerry

 

La postura de la Administración Obama quedó en entredicho este fin de semana, después de que se hiciese pública una conversación privada de Kerry con uno de sus asesores, una imagen "robada" por las cámaras mientras esperaba a ser entrevistado en un plató de televisión. “Es un infierno de operación. Es un infierno de operación. (...) Tenemos que ir allí. Creo que tendríamos que ir esta misma noche. Es una locura mantenerse sentados”, dijo, sin saber que le estaban grabado. 

Cuando después se le mostraron las imágenes y se le preguntó en directo por su postura, el Secretario de Estado ofreció la versión oficial y, visiblemente nervioso, repitió el compromiso de Estados Unidos con la defensa de Israel. “Apoyamos totalmente el derecho de Israel de defenderse de los cohetes que continúan lanzándoles. Tienen todo el derecho de ir a tomar esos túneles”, dijo. 

 

Posteriormente, un portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, consideró que la conversación privada es “coherente con la posición pública (de Kerry)”. En su opinión, “Kerry subrayó que Israel tiene derecho a defenderse, también en el caso de los ataques en túneles, pero al mismo tiempo animó a que Israel no solo tome medidas para prevenir víctimas civiles, sino también para enfriar la situación y trabajar en un alto el fuego”. 


Mientras tanto, se multiplican las víctimas. Una portavoz del Ministerio de Salud de la Franja estableció en 3.330 el número de heridos, mientras que fuentes israelíes cifran en casi medio centenar sus heridos desde que empezó el pasado jueves la fase terrestre de la operación "Margen protector", que en un principio era aérea y por mar. Fuentes castrenses notificaron también que durante la madrugada sus fuerzas de infantería seguían la búsqueda de túneles y lanzaderas de cohetes en el barrio de Shahaiya, al este de Gaza y epicentro ayer de la ofensiva que dejó un centenar de palestinos muertos y medio millar de heridos, amén de miles de desplazados.

A pesar de la presencia militar israelí en Gaza y de los intensos bombardeos, la pasada madrugada 51 cohetes fueron disparados desde la Franjahacia suelo israelí, 11 de los cuales fueron interceptados por el sistema "Cúpula de hierro". Esta mañana dos de estos proyectiles fueron derribados sobre Tel Aviv, mientras un tercero cayó en una zona deshabitada alrededor de la ciudad. Desde que comenzó la operación "Margen protector", el pasado 8 de julio, las milicias de Gaza han disparado contra Israel unos 1.900 cohetes, 378 de los cuales fueron interceptados.

Los cohetes, que han llegado tan lejos como la ciudad de Haifa, a 150 kilómetros de distancia, han matado a dos civiles israelíes. Además han muerto 18 militares israelíes que participan en la ofensiva terrestre, de los que trece perdieron la vida ayer en Shahaiya y casi medio centenar fueron heridos, principalmente desde el inicio de la fase terrestre del operativo el pasado jueves.


Tags

Comentarios