Lecciones de la masacre en Orlando

Por: John Marulanda. Especial para Confidencial Colombia | Junio 17, 2016

La masacre de Orlando perfila el panorama de seguridad interna en los Estados Unidos y en varios países del mundo, en donde cada vez son mas frecuentes mentes desquiciadas, sociópatas, incapaces de aceptar otras personas, actitudes y conductas que chocan con sus creencias o sentimientos.

A menos que las autoridades comprueben la existencia de algún tipo de red de apoyo o célula terrorista, en el caso de esta ciudad de la Florida estaríamos hablando de un “Lobo Solitario”, término que se popularizó a raíz de los bombazos del matemático Theodore “Ted” Kaczinsky, el “Unibomber”, quien entre 1978 y 1995 plantó una docena artefactos explosivos, con los cuales asesino 3 personas e hirió 24, en un comportamiento patológico y criminal.



La situación se complica cuando estos ¨Lobos Solitarios¨, se justifican con algún tipo de ideología o creencia filosófica, política o religiosa pues se convierten en extremistas silvestres, espontáneos (“grassroots”), casi imposibles de controlar. Parece ser el caso de Omar Mateen quien manifestó repetidamente su simpatía por el Estado Islámico, iglesia atrozmente homofóbica y que en su ánimo de recrear el Califato desde Irak hasta El Andaluz, España, ha regalado su franquicia a cualquiera que quiera atacar a Occidente en general, a Europa y Estados Unidos en particular.

 

Estamos pues, en Orlando, frente a un nuevo ataque de extremistas islámico a la sociedad norteamericana. Antes, el Mayor del Ejército Nidal Malik Hasan, un siquiatra, asesinó a 13 e hirió a 30 personas en Fort Hood, Texas, en noviembre de 2009; los hermanos Tamerlan y Dzojar Tsarnaev en abril de 2013, durante la maratón de Boston, mataron 3 e hirieron 282 personas; una pareja, Syed Rizwan y Tashfeen Mali, en San Bernardino, California, ultimó a 14 civiles e hirió 21, en diciembre de 2015. Todos lo hicieron en nombre del Alá.



En la discoteca Pulse, el alto número de muertos y de herido, se explica porque el solitario asesino utilizó un fusil AR-15 calibre 5.56 mm que alcanza una cadencia de fuego de hasta 950 cartuchos por minuto, porque era un recinto cerrado y porque no hubo una reacción apropiada. Si se compara este incidente con uno similar ocurridos en Tel Aviv esa misma semana, cuando dos palestinos abrieron fuego contra los comensales de un céntrico restaurante y fueron rápidamente neutralizados por miembros de seguridad, se entenderá porque los Blancos Blandos -lugares sin apropiada o ninguna seguridad- , son los preferidos por estos terroristas.



Este incidente también llama la atención porque era un bar preferencialmente de homosexuales y era una Noche Latina. Lo del homofobismo encuentra explicación en las tradicionales creencias islámicas pero lo de los latinos puede generar muchas dudas. ¿Acaso está el extremismo Islámico poniendo en su mira a los latinos en US o a los latinos en general?. En un artículo anterior, Yihadismo en Latinoamérica, abordamos este tema que ahora parece llamar la atención de nuevo.

 

Según el periódico britanico The Guardian, en Estados Unidos se registra una masacre con mínimo cuatro muertos (excepto el asesino) cada seis días en promedio y ejecutivos de multinacionales están preocupados por la repetitiva incidencia de estos tiroteos que no solo afectan centros de diversión o medios de transporte, como en Paris o Bruselas o Madrid o Londres, sino a oficinas del día a día, hospitales, campus universitarios e instalaciones militares. No parece existir una descripción particular que permita tomar medidas preventivas específicas, lo cual ocasiona una creciente inquietud, temor, miedo, terror y si no se maneja bien, pánico.



Desde ese punto de vista, los terroristas logran su objetivo.


¿Qué puede uno hacer si queda atrapado en un lugar cualquiera con un Pistolero en Acción (“Active Shooter”) disparando a diestra y siniestra?
La primera recomendación es la mas importante: creer que a uno no le va a pasar, es el comienzo del fracaso. Psicópatas que matarán otra gente por el motivo que sea, andan sueltos. Hay que aceptarlo y en consecuencia desarrollar una actitud de Alerta Situacional, que llegue a convertirse en algo natural, como la que se mantiene cuando se conduce el vehículo.



Otra recomendación vital es habituarse a que cualquiera que sea el lugar a donde se llegue, oficina, restaurante, bar, aeropuerto, residencia, se identifiquen y localicen las puertas, salidas de emergencia, localización de los vigilantes y muebles o sitios sólidos en donde podría esconderse y protegerse junto con su familia o amigos. Es un ejercicio personal, privado y serio, de supervivencia básica.



Las personas desatentas, cuando confrontan repentinamente un incidente de esta naturaleza, tienden a congelarse y a confiar en su buena suerte o en la Virgen de su preferencia. La experiencia indica que lo práctico para sobrevivir a un Pistolero en Acción es protegerse, identificar en lo posible de donde vienen los tiros y alejarse de asesino, tan rápido como sea posible cambiando de dirección o en zigzag. Por lo general, este tipo de pistoleros no son buenos tiradores y más allá de siete metros de distancia, atinarle a un cuerpo que se aleja a la carrera y moviéndose irregularmente, solamente se logra en un 2% de los casos, según algunas estadísticas.



Es importante saber que la mayoría de heridas de este tipo de tiroteos no son necesariamente mortales y que si hemos desarrollado un estadomental fuerte de supervivencia, nuestro cuerpo responderá a pesar de estar lastimado. Podemos correr, escondernos y huir del loco asesino, aun con varios disparos en nuestra humanidad. Una advertencia: pare la hemorragia tan pronto pueda y Cuidado: no se puede confundir este tipo de incidentes con una balacera entre personas o bandas en la que Usted quede atrapado. En este caso, lo menos oportuno es correr.



Otra recomendación: sin convertirse en un fastidioso paranoico, atienda sus corazonadas. Si tiene un sentimiento de que algo no está bien, especialmente en un sitio que usted ya conoce, prevéngase, desista de ir, cambie de lugar, cambie su mesa tradicional, hable con el personal del establecimiento. Tranquilícese y observe.



Finalmente, ¿Vendrán los Yihadistas a América Latina a asesinarnos en nuestros bailaderos de salsa? No creo. Hezbolá, organización chiita, ya está desde hace años aquí lavando dinero del narcotráfico y preparando escondrijos para sus miembros, mientras combate en Siria e Irak al Estado Islámico, de origen sunni, que la está viendo difícil: dos portaviones norteamericanos y uno francés, los están bombardeando inmisericordemente, junto con aviones de la coalición que incluye a Inglaterra, Canadá, los Países Bajos, Turquía, Rusia y otros países.



Sin embargo, el llamamiento misional del EI a atacar los intereses occidentales donde sea, no se puede desestimar. Además, está el temor latente de algún “Lobo Solitario” en los venideros Juegos Olímpicos de Rio, algo en los cual están concentradas agencias antiterroristas del mundo.


Comentarios