Cómo quedarán los impuestos en Colombia para los próximos años

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Diciembre 27, 2016

El proyecto de reforma tributaria impactará a las empresas, los pequeños comerciantes, los ciudadanos de a pie, los accionistas, los asalariados, las entidades sin ánimo de lucro y hasta a los evasores.

Todos los días pagamos impuestos. Basta con pararse de la cama para desayunar, y ya podríamos estar pagando el impuesto sobre las ventas (IVA). Salir de casa y usar el carro para ir a trabajar también implica un pago, además del que hay que hacer por cada galón de gasolina. El solo estar empleado también le genera una obligación con el sistema de seguridad social, y hasta tener su casa le origina cada día una fracción del impuesto predial.

 

Según el exdirector de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) Gustavo Cote, “en principio, las personas naturales pagamos impuesto sobre la renta y podemos llegar a ser contribuyentes del impuesto a la riqueza. Igualmente, al adquirir bienes y servicios gravados con IVA (la canasta familiar no lo está), pagamos el gravamen. Cuando desarrollamos actividades comerciales, tenemos que pagar el ICA”, indicó.

 

Adicionalmente, Cote explicó que poseer bienes inmuebles genera el impuesto predial, así como el tener un vehículo crea la obligación con las entidades territoriales. “También la persona natural debe soportar los aportes a la seguridad social, que se pueden originar tanto por ser empleador, como por ser empleado o independiente. Sobre los trabajadores independientes, si se suman la retención en la fuente por renta y los aportes a seguridad social, resulta que tributan algo más de 20% de sus ingresos”, explicó.

 

Ante esto, en promedio, los colombianos pagamos al menos $14.600 al día. De acuerdo con Consumer Insight, estudio realizado por Kantar Worldpanel, la canasta colombiana vale $1,3 millones mensuales, lo que implica que en IVA se pagan $7.413 diarios (la canasta familiar no está gravada).

 

Así las cosas, una persona de bajos ingresos (el Banco Mundial dice que el nivel de pobreza moderada para la región está en $9.960 diarios), pagando el IVA de la canasta y 8% del salario que se  aporta a salud y pensión, se tendría que la contribución cada 24 horas es de $8.210.

 

Siguiendo con las clasificaciones del Banco Mundial, alguien de clase media es quien gana entre $24.894 y $124.470 al día. En ese caso, suponiendo que la persona paga el IVA de la canasta, que contribuye con 8% de su salario para su seguridad social, que tiene un Chevrolet Spark (es el carro más vendido en Colombia y la liquidación del impuesto de vehículo en Bogotá de un modelo 2015 vale $313.000) y que consume un solo galón de gasolina al día, se pagarían al menos $12.330.

 

Si usted gana más de $124.470 (US$50), es considerado por el Banco Mundial como alguien de ingresos altos. En ese caso, haciendo los mismos supuestos que para el hombre de clase media, solo que asumiendo que su carro es un Chevrolet Tracker (el automóvil más costoso de los cinco más vendidos en el país), usted pagaría por lo menos $23.275 diarios.

 

Finalmente, cabe aclarar que estos son cálculos mínimos, ya que si usted va a un restaurante, se fuma un cigarrillo o se toma un aguardiente, un vodka o una cerveza, el valor aumentará. Si usted además tiene una casa, deberá pagar a su municipio por el impuesto predial, y si es una persona de ingresos altos, tendrá que responder por el gravamen a la renta.

 

Por su parte las empresas pagan actualmente cuatro impuestos (renta, Cree, sobretasa y riqueza) lo que se reducirá a uno solo. De ese modo, si el Congreso acoge la propuesta oficial, las compañías con utilidades mayores a 800 millones de pesos pagarían el próximo año una tarifa del 39 por ciento. Sin reforma, esta sería del 42 por ciento. En 2018, con la propuesta, la renta bajaría al 36 por ciento y del 2019 en adelante se estabilizaría en el 32 por ciento. Es decir, se reducen 3 puntos para 2017 y 6 para 2018.

 

Los asalariados tendrán el derecho a declarar como renta exenta un 25 por ciento de su ingreso y en las no laborales y de capital (diferentes a dividendos) se pueden deducir los costos asociados a su actividad económica. Adicionalmente, todas las personas naturales podrán deducir hasta un 10 por ciento adicional por cuentas AFC, pensiones voluntarias y dependientes. El tope a las rentas exentas de asalariados será el 35 por ciento con un valor máximo de 104 millones.

 

Se reduce el umbral para declarar renta. Desde 2018, quien gane a partir de 2.749.417 pesos al mes tendrá que declarar, lo que no significa que tenga que pagar. Esto busca mejorar la información para la Dian. Por esta vía, los declarantes suben a 2.683.977, es decir, 440.000 más.

 

Finalmente el proyecto presentado por el jefe de la cartera financiera propone cárcel para los evasores de impuestos que oculten o inventen información a partir de $100 millones por entre 48 y 108 meses. Además quienes evadan más de $5.000 millones pagarán entre 4 y 9 años de cárcel. Los evasores de menos de $100 millones recibirán multa del 20%.


Tags

Comentarios