Protestas de diversos sectores ralentizaron la economía en III trimestre

Por: Francisco Prada - @franchoprada | Diciembre 1, 2016

Las expectativas de crecimiento de la economía colombiana estaban muy por encima del mediocre incremento que anunció la semana pasada el DANE de 1,2%  en comparación con el mismo ciclo del año inmediatamente anterior. De acuerdo con Mauricio Perfetti, director de esta entidad, los sectores que impactaron la cifra fueron la minería que presentó la mayor caída con un 6.1%, seguido por suministro de energía -1.8%, agricultura 1.7% y transporte 1.2%.

Al mismo tiempo del anuncio, el ministro de hacienda, Mauricio Cárdenas, afirmó que la desaceleración se debió en ese trimestre principalmente por el paro camionero que vivió el país durante ese periodo. Mientras que el gerente actual del Banco de la República, José Darío Uribe, aseguró en Caracol Radio que el elemento común entre los sectores que crecieron negativamente o crecieron muy poco es un componente de oferta, entonces espera que haya recuperaciones importantes en algunos de estos sectores. 

 

Confidencial Colombia consultó a Camilo Silva, columnista y analista de Portafolio.co, para profundizar sobre este complejo ciclo macroeconómico por el que atraviesa nuestro país y cuáles serían los escenarios hacia el futuro. 

 

Silva considera que existió una mala gestión por parte del ejecutivo para afrontar los paros camioneros que, prácticamente, arrodillaron al presidente a merced de las peticiones que reivindicaron líderes de estos colectivos. Silva afirma que “las vías de hecho en el país se han vuelto pan de cada día. No se puede legitimar la protesta sólo porque haya derecho a la protesta, porque también tiene que primar el bien público. Hoy el efecto que han tenido esas vías de hecho en la economía colombiana es notorio, estamos teniendo un déficit en el crecimiento”. 

 

Subraya que estos episodios que paralizan radicalmente la productividad en gran parte del territorio nacional provocan que la inversión extranjera se vea afectada porque a los ojos de los inversionistas no hay garantías para que ese capital esté tranquilo en el país y de esa manera se pierde la competitividad. “La inversión está prefiriendo irse para Perú, México o Brasil en donde puedan tener mejores y más seguros rendimientos”. 

 

Considera igualmente que la inflación llegó casi al 9% por culpa de esa misma deficiente gestión del Gobierno y que es un aprendizaje. De acuerdo con el analista “la inflación se pudo haberse atajado, pudo haber sido del 5% si se hubiese hecho bien la labor. Eso obligó al Banco de la República a subir las tasas de interés tan bruscamente y ahora estamos ahogados desestimulando el consumo”.

 

Este fue un año en el que el ciudadano se vio mayormente afectado porque tuvo, la mayor parte del año, una inflación muy por encima de lo que le subieron su salario y además de eso difícilmente vio mejorar sus ingresos, porque en términos generales la economía cayó.

 

Sin embargo, en términos generales, Silva da un parte positivo para el 2017 pues supone que el próximo año la inflación debería volver a ubicarse entre el 4% o el 5%, por ende se espera que el ajuste salarial, que actualmente está en negociaciones, sea acordado basado en los niveles de inflación de este año para que el empleado pueda así ganar un rango diferencial de 2 puntos. 

 


Tags

Comentarios