Reducida la proyección de la economía suramericana

Por: Erick Frasser | Octubre 11, 2016

En 2017 el FMI espera un ligero repunte a partir del impulso de los mercados emergentes. Aun así, en la proyección no sube los porcentajes económicos de algunos países suramericanos.

Para Estados Unidos, la mayor economía mundial, el FMI también redujo su pronóstico de crecimiento de 2.2 por ciento en julio a 1.6, al advertir que el descontento político está frenando el crecimiento mundial.

 

En su proyección, el organismo internacional espera que para el primer  2017 un alza de 2,7%.

 

"La proyección es que el crecimiento de México decline a 2.1 por ciento en 2016 debido al débil comportamiento de las exportaciones en el primer año". Afirma la entidad internacional.

 

A pesar de que Panamá sigue siendo el gran motor regional, según constató el FMI, su crecimiento económico registra un claro declive.

 

El caso de Colombia es preocupante, pues el FMI prevé que el crecimiento se verá reducido este año del 3,1 % en 2015 al 2,2 % en 2016 por "las políticas macroeconómicas más estrictas".

 

Por otra parte, el crecimiento de la economía boliviana cerrará este año en 3,7%, según establece el más reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se publicó este martes y que fija un porcentaje menor de lo ponderado en abril, que situaba esta proyección en 3,8%.

 

Según muestra el informe, Perspectivas Económicas Mundiales, "Argentina ha comenzado una importante y muy necesaria transición hacia un marco de política económica más consistente y sostenible". Para la potencia  EE.UU., se proyecta un crecimiento de 1,6% y para la zona del euro 1,7%. La inflación seguirá un camino encontrado, con un 3.6 por ciento en 2016 y una 2.5 por ciento en 2017.

 

Oya Celasun, jefa del departamento de economía global del FMI, dijo en conferencia de prensa que su despacho pronostica que la inflación en Argentina puede que se ubique este año cerca de 40% para reducirse a final del año siguiente.

 

La caída de los precios de las materias primas también ahondará en datos negativos a Argentina y Ecuador, mientras que en Venezuela la profunda crisis económica empeorará por el mismo factor.


Comentarios