'Brexit' desencadenará recesión en Reino Unido

Por: El Economista América | Junio 27, 2016

Bank of America Merril Lynch ha advertido en un informe de que la voluntad de Reino Unido de abandonar la Unión Europea desencadenará una recesión en el país británico, así como una ralentización en Europa.

En opinión de la entidad, los riesgos están "muy sesgados hacia el aspecto negativo" de la decisión tomada por los ciudadanos de Reino Unido, cuya "víctima principal" será la economía británica.

 

"El shock para la zona euro y la economía global será significativo", según la entidad, que apunta que las políticas en respuesta deberán ir "más allá de los 'primeros auxilios'" que "una disrupción en el mercado requiere normalmente".

 

En opinión de Bank of America, el voto favorable a la salida de Reino Unido de la UE fue "un shock para Wall Street", porque el electorado de un país que no está viviendo una crisis económica ni financiera "votó para cambiar drásticamente su 'status quo' político". Esto refleja en parte, según la entidad, que la recuperación económica en los últimos años ha sido "deflacionaria" y "desigual".

 

"El 'Brexit' es un shock exógeno" que "llevará a un crecimiento menor, unos índices más bajos y un dólar más fuerte", señala la entidad. No obstante, considera que el 'Brexit' creará una "oportunidad de compra táctica a corto plazo de activos de riesgo dirigida por los mercados de crédito, una vez que el miedo a la redención pase y los creadores de políticas respondan".

 

En relación con Estados Unidos, el 'Brexit' representa un shock de confianza "significativo", lo que lleva a la entidad a recortar su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 0,2 puntos en los próximos seis trimestres.

 

"Ahora vemos una subida (de tipos) en diciembre de este año y dos subidas en 2017 y 2018", ha indicado la entidad, que achaca esta "debilidad" a una "gran incertidumbre" que "ha plagado el círculo de negocio".

 

Crudo se hunde con los mercados por inquietudes sobre Brexit

Los precios del petróleo se hundían este lunes hacia el final de los intercambios europeos, siguiendo una tendencia general de los mercados por las inquietudes después de que el Reino Unido votara el jueves a favor de salir de la UE.

 

El barril de Brent del Mar del Norte con entrega en agosto operaba a 47.15 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, marcando una caída de 1.26 dólares con respecto al viernes. En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) con la misma fecha de entrega caía 1.33 dólares a 46.31 dólares.

 

Tras haber oscilado e intentado una tímida recuperación, los precios volvieron a orientarse a la baja a mediados de la jornada europea, arrastrados por la tendencia de las bolsas. "Creo que los precios del petróleo bajan por una combinación de factores. La incertidumbre económica y política está omnipresente tras el voto a favor del Brexit y esto pesa sobre los mercados sensibles al riesgo y al mismo tiempo el dólar sube porque es percibido como un valor de refugio", destacó Fawad Razaqzada, analista de City Index.

 

El peso de varias incógnitas con respecto a la salida del Reino Unido de la Unión Europea continuaban hundiendo los mercados este lunes, lastrando principalmente a los valores bancarios y a la libra esterlina. Además, los inversores se inquietan sobre las consecuencias más a largo plazo de la salida del Reino Unido de la UE, especialmente sobre sus posibles efectos sobre la demanda de oro negro.

 

"Es posible que las agencias de energía revisen a la baja sus estimaciones para la demanda en los próximos meses. Sin embargo, cualquier efecto debería estar limitado si se asume que (el Brexit) solo concierne al Reino Unido y que no va a haber efecto bola de nieve en Europa", destacaron los analistas de Commerzbank.


Comentarios