Conciencia del ahorro aumenta en niños y jóvenes

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Junio 7, 2016

A pesar de la crisis económica con la que comenzamos el año: alta tasa de inflación, subida del dólar, Fenómeno del Niño, encarecimiento de la canasta familiar, entre otras cosas, las familias colombianas son conscientes de la importancia del ahorro para conseguir un bienestar en el futuro.

Los últimos datos ofrecidos por Asobancaria muestran que a diciembre de 2015, en Colombia, 23.045.056 de adultos tienen una cuenta de ahorro y que cerca de 1,1 millones de niños y jóvenes con edades comprendidas entre los 0 y 17 años también cuentan con una. Lo que supone el 8% de la población menor de edad.

 

“La cultura del ahorro es algo que no se enseña en el colegio, sino que es algo que se aprende en el núcleo familiar. Los padres son los principales responsables de educar financieramente a los hijos” afirma el Dr. Fabio Chavarro, Gerente General del Grupo Juriscoop.

 

Los niños pequeños suelen ser muy observadores y replican los hábitos de sus seres queridos más cercanos, esos que comparten con ellos su día a día. “Es importante dar un buen ejemplo de consumo responsable, de pautas para no malgastar el dinero y de inculcar desde la infancia que este es un medio que utilizamos para obtener algo que necesitamos o deseamos, pero que tras él hay un esfuerzo para conseguirlo” asegura el Dr. Fabio Chavarro.

 

Existen unos conceptos esenciales que deben aprender los niños y esos son: ingreso, gasto y ahorro. El objetivo es que sepan diferenciar gastos de necesidades y caprichos, y que además sepan priorizarlos. No hay que olvidar que es muy importante que a su vez sepan cómo establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo, y cómo establecer una estrategia para lograrlos.

 

Recomendaciones para inculcar el ahorro en los niños

-Entregar semanada o mesada periódicamente: Los padres deben dar una cantidad fija de dinero, siempre en la misma fecha, y los niños comprenderán que no dispondrán de más dinero hasta la fecha de la próxima paga. “El objetivo es que empiecen a entender la relación entre duración del dinero y el tiempo, familiarizándose con él para llegar a adquirir una independencia al manejar su propia plata” observa el Gerente.

 

-Fijar la consecución de un objetivo: Es bueno preguntar al niño si quiere tener algo e invitarlo a que se esfuerce en el ahorro para conseguirlo. Lo ideal es empezar con un objetivo a corto plazo, para que no pierda interés ni se desmotive. Hay que ayudarlo a organizar las cuentas de cuánto dinero necesita y en cuánto tiempo podrá reunirlo.

 

-Llevarlos a hacer mercado: Aquí los más pequeños de la casa se darán cuenta de lo costosa que es la alimentación y los productos del hogar. Que se sientan parte de ese gasto fijo les hará entender que hay que planificar de manera responsable el gasto del dinero.

 

-Orientación en sus compras: Se debe respetar en qué quiera gastar su dinero el niño pero siempre es bueno poder orientarlo y explicarle qué factores debe considerar, por ejemplo: para qué quiere ese objeto, si va a ser duradero o no, si es de calidad… con el fin de que elija lo que más le conviene.

 

-Uso de herramientas para la enseñanza: Existen juegos, libros infantiles, actividades que pueden llamar la atención de los niños y de esta manera poder enseñar el uso responsable del dinero. Así mismo, en el mercado hay varias opciones de productos financieros que se preocupan por participar en esta cultura del ahorro en niños.

 

“Este ahorro es parte de la cultura financiera que entidades como la nuestra, a través de  campañas, está permanentemente trabajando junto a padres responsables y niños para que se convierta en un hábito. Por eso, adaptamos productos y servicios que les permitan alcanzar este fin” declara el Dr. Chavarro.

 

Productos financieros

Cuenta de ahorro específica para niños: Las condiciones dependen de las diferentes entidades bancarias pero en común tienen las siguientes características:

-Los niños serán los titulares de la cuenta pero siempre actuarán a través de uno de sus representantes legales.

-No hay tope máximo de ahorro.

-Cuota de manejo normalmente gratuita.

-Límite de cantidad de retiros, valor de retiros y compras.

 

Tarjeta Prepago Junior: Los padres ponen a disposición del niño un dinero para sus gastos. Ellos pueden retirar ese dinero a través de una tarjeta débito y el reporte será directamente para los padres.

 

Ahorro programado: Es un ahorro con un compromiso de pago mensual mínimo, cuyos fondos no se encuentran disponibles hasta cumplir con el periodo y monto previamente acordados. El objetivo de los padres es empezar a guardar dinero desde que los hijos son pequeños para sus gastos de educación en el futuro.

-Mayor rentabilidad que una cuenta de ahorros tradicional.

-Hay que plantear el plazo y la cuota para alcanzar el ahorro.

-Abono mensual.

-No tiene costos para el niño ni para el representante legal.

-No tiene cuota de manejo.

-No tiene tarjeta débito pero puede tener un carné de membresía, como es el caso del ahorro programado Rito para niños del Grupo Juriscoop, que los hace sentir responsables financieramente hablando y además, obtienen beneficios con los diferentes convenios que tiene la entidad.

 

 

 


Comentarios