No quedarse corto a fin de mes y darse gustos, sí es posible

Por: Confidencial Colombia | Marzo 24, 2016

¿Siente que el dinero no es suficiente?, ¿con su sueldo solo puede cubrir sus gastos mensuales?, ¿quiere invertir en usted mismo?, ¿quiere darse gustos? Aquí algunos consejos para no quedarse corto a fin de mes.

Según la Encuesta Global de Nielsen sobre la Confianza del Consumidor realizada en el cuarto trimestre de 2015, los temas económicos son los que definitivamente angustian más a los colombianos y dejan en un segundo plano asuntos como el balance entre el trabajo y la calidad de vida, que cuentan con un 17 por ciento de preocupación para el primer semestre de 2016. Este es un bajo porcentaje si se compara con los resultados de los otros factores que también inquietan a las personas: contar con un trabajo seguro alcanzó un 37 por ciento; la economía, un 26 por ciento y las deudas, un 24 por ciento.

 

Rodrigo Nadal, gerente de Resuelve tu Deuda en Colombia afirma que “aunque los colombianos se preocupan primero por suplir lo básico, también deberían pensar en su bienestar realizando actividades de esparcimiento o dándose gustos, ya que esto contribuye a una mejor calidad de vida. Lo importante es encontrar la forma de hacer rendir el dinero para no sacrificarse en exceso ni privarse de gastar”.

 

Para pensar en darse los gustos que tanto desea es necesario dejar de quejarse, actuar y organizarse. Por eso Resuelve tu Deuda, la primera reparadora de crédito en el país, le brinda algunos consejos para que logre estirar su dinero, cubrir sus gastos mensuales y ahorrar:

 

Estudie su situación: recuerde que el presupuesto ideal el 70-30 en donde el 70 por ciento incluye vivienda, salud, educación y transporte, y el 30 por ciento se destina a ahorro, pago de deuda y entretenimiento o gustos personales. Esta distribución es ideal para personas que viven en pareja y tienen hijos, pero si su edad, situación familiar, ingresos, entre otros, le permiten cubrir sus necesidades básicas con menos del 70 por ciento, recuerde que puede jugar con los números y destinar los excedentes al ahorro, al pago de las deudas y a los gustos personales.

 

Planear: si usted es de esas personas que tiene una lista larga de deseos por cumplir transcríbalos en un papel y seleccione cuál se convertirá en su próxima meta. Dentro de su presupuesto incluya un nuevo rubro para usted e intente destinar al menos el 5 por ciento de sus ingresos para este.

 

­Usar bien el tiempo: apagar el televisor, inscribir el pago automático de las cuentas, usar la banca en línea y delegar tareas entre los integrantes de la familia, son acciones que le permitirán ocuparse de otras cosas. Puede buscar opciones para generar más ingresos, autoevaluar su situación financiera para detectar oportunidades de ahorro, y, si el tiempo no se lo permite, investigue inversiones que produzcan rendimientos sobre sus ahorros.

 

­Crear conciencia: es posible que sienta que su ingreso no le alcanza para ahorrar, cubrir sus obligaciones y también darse gustos, por eso muy importante que tenga muy claro las cosas por las que está pagando. Adquirir productos innecesarios que no le generan mayor satisfacción, no tener identificados sus gastos hormiga o desperdiciar servicios como el agua, la luz y el gas son obstáculos que se interponen en el cumplimiento de sus metas debido a la fuga de efectivo que producen.  

 

­Economizar: la canasta familiar es uno de los mayores gastos, por eso, tenga en cuenta que en las plazas puede encontrar varios alimentos y productos a un precio más cómodo para su bolsillo. Para ahorrar al hacer mercado realice una lista con los artículos que debe adquirir; lleve el efectivo exacto que puede pagar; haga alianzas con otras familias para comprar al por mayor; utilice cupones y revise las ofertas que publican los almacenes.

 

­Ganar dinero extra: tener un ingreso adicional no estaría mal y podría contribuir al ahorro, la inversión y al cumplimiento de sus deseos. Explotar sus talentos para este fin  puede funcionar. Por ejemplo, si sabe idiomas, matemáticas, entre otros, dicte algunas clases particulares; si lo suyo son las manualidades, puede venderlas; si tiene tiempo libre, participe en estudios de mercado, diligencie encuestas pagas u ofrezca productos por catálogo, el límite es su imaginación.

 

 Viajar: unas vacaciones significativas no necesariamente tienen que ser costosas. Algunas estrategias que puede adoptar son: salir en temporada baja, buscar por internet las mejores ofertas, ir a países en donde el peso colombiano sea más costos que la moneda local y, si considera que es un viajero frecuente, inscríbase a planes gratuitos de fidelidad y recompensa de hoteles. Con esta última opción, en algunos casos, podrá redimir sus puntos por noches gratis, por descuentos en mejores habitaciones, entre otros.

 

­Vivir con lo mismo: generalmente cuando se incrementan los ingresos también lo hacen los egresos. Por eso, si le aumentan el sueldo o encuentra una entrada extra, trate de cubrir sus obligaciones con el salario inicial sobre el que ya tiene un presupuesto definido. El excedente que reciba le servirá para fortalecer el rubro de sus gustos y el fondo destinado al ahorro.

 

El dinero no es su meta: interiorice que este es un medio para cumplir sus objetivos, así evitará acumularlo sin ningún fin y decisiones como invertir podrán ser tomadas con mayor facilidad. 

 

­No olvide las deudas: es ideal gozar de una situación financiera libre de obligaciones, pero si ese no es su caso, le sugerimos primero deshacerse de ellas. Esto le permitirá sentirse tranquilo y disfrutar de todo lo antes mencionado. Si su situación es complicada acérquese con un experto que lo ayude a superar este problema.

 

Lo ideal es que logre la perfecta armonía entre consentirse, ahorrar y cumplir con las obligaciones y metas a largo plazo.  Darse los gustos que quiere y disfrutar las ganancias de su trabajo sí es posible, basta con tener una administración adecuada del dinero a través del orden en las finanzas y el control de los gastos. Una vez encuentre el equilibrio, la motivación crecerá y usted mismo hallará nuevas estrategias para economizar según sus posibilidades.


Tags

Comentarios