Así fue el recorrido de los 177 expedicionarios de la Ruta BBVA por Colombia

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Agosto 29, 2015

Jóvenes de diferentes rincones del mundo llegaron a Cartagena hace dos semanas para emprender un recorrido lleno de aventuras en el país de las esmeraldas.

Es la segunda vez que el recorrido de la Ruta BBVA, también conocida como “Ruta Quetzal”, selecciona a Colombia como uno de los países sede para realizar la travesía en el continente. Se trata de 177 jóvenes de 23 nacionalidades que recorrieron el país desde el pasado 9 de agosto. Cada uno de ellos tuvo que presentar desde sus países de origen un proyecto artístico y uno de emprendimiento para poder participar.

Entre miles de chicos de todo el mundo fueron casi 200 los escogidos que tuvieron la dura misión de recorrer paradisíacos paisajes en Colombia en una experiencia expedicionaria. Caminaron durante horas, en terrenos difíciles, durmieron acampando y se mantenían limpios como podían. Tuvieron la oportunidad de conocer duras realidades en Colombia, pero de todo lugar que visitaron se fueron con una gran sonrisa en sus rostros.

La viceministra de Turismo, Sandra Howard Taylor, ratificó la Ruta BBVA en su inicio como uno de los eventos más importantes en materia de promoción turística, pues abre la puerta de Colombia a estudiantes de 23 países que se alistan a recorrer la geografía colombiana.

“En los 30 años de historia, es la primera vez que la Ruta BBVA finaliza en un país diferente a España. Somos anfitriones de este hecho histórico para un recorrido que trae cerca de 200 jóvenes que han ganado una beca a través de sus estudios para hacer parte de la Ruta y recorrer nuestro país”, afirmó la alta funcionaria.

Colombia les ofreció a estos jóvenes sitios emblemáticos como Cartagena y el Parque Tayrona, adelantaron grandes caminatas en Santander y Boyacá. Además visitaron dos pueblos patrimonio: Barichara y Villa de Leyva, entre muchas otras actividades y visitas. Dentro del recorrido los jóvenes estudiantes tomaron clases de música y arte, asistieron a conferencias y muestras culturales y tuvieron acercamientos de carácter académico en cada uno de los puntos de la ruta.


El recorrido

La “Aventura por el país de las esmeraldas” inició en la Heroica donde fueron sorprendidos por la historia que encierran las murallas cartageneras. Luego su rumbo fue  la belleza de los paisajes de la Sierra Nevada de Santa Marta y la espiritualidad de los resguardos indígenas que la habitan.

Este recorrido los llevó a conocer uno de los Parques Nacionales Naturales más imponentes del país; El Tayrona en donde luego de caminar durante seis largas horas por la espesa selva, su esfuerzo se vio recompensado al llegar al final del recorrido al inmenso y tranquilo mar que rodea el lugar.

De allí partieron hacia Aracataca, el mágico pueblo que vio nacer al Nobel colombiano, Gabriel García Márquez. En ese lugar tuvieron la oportunidad de conocer a fondo su obra. Siguieron su camino hacía Santander llegando a Bucaramanga y visitando uno de los pueblos más antiguos y que aún conserva las estructuras de la colonia; Barichara. Luego la fría y bella Boyacá sería su destino donde visitaron Villa de Leyva y Tunja.

Su expedición terminó en la capital del país el pasado 25 de agosto en donde como un acto simbólico y de suma importancia, el director de la expedición, Andrés Ciudad le pidió al presidente Juan Manuel Santos despedir a los ruteros. “Nos gustaría que el presidente Santos pudiera despedir la Ruta lo cual es muy importante porque la percepción que se llevan del país se refuerza con ese acto final”, dijo.

Gracias a las actividades y lugares que presenciaron en nuestro país, los 177 ruteros lograron descubrir que a pesar de la información que reciben en sus países de origen que retratan a Colombia como una nación en guerra, este es un país lleno de magia y color.


¿Por qué Colombia?

Traer a los expedicionarios se convirtió en un reto que desde el 2008 asumió el presidente en Colombia del BBVA, Óscar Cabrera Izquierdo, quien hizo la tarea de buscar el apoyo que requiere la Ruta por parte del Gobierno Nacional y de convencer a las directivas en España en torno a que no había riesgos de seguridad en nuestro país para los jóvenes ruteros.

La Ruta ya había venido por primera vez en el 2012, cuando inició en Colombia y terminó en España. “En el 2012 nos dimos cuenta de que Colombia ya era un lugar seguro y pasamos una gran experiencia en la ruta de Mutis y se nos desmontaron los estereotipos, porque lo que se percibe desde el exterior no se corresponde con la realidad”, dijo Juan Luna García, jefe de campamento y rutero desde hace 23 años, cuando inició en 1989 como monitor.

“Los chicos vienen con la información que se pública en los diarios de todo el mundo, que si las Farc han cometido atentados, que si los narcos están haciendo negocios, pero eso no es la realidad de Colombia. La realidad son sus personas, sus paisajes, su historia. Nuestros ruteros lo viven con la gente y entonces se desmonta esa idea de país peligroso al que no se puede venir. Ellos, nuestros ruteros, se convierten así en unos transmisores de esta idea de que Colombia es un país en el que se puede vacacionar, ir a la montaña y visitar cualquier sitio”, dijo Luna.

Según el jefe de campamento Colombia fue elegida esta vez porque “es el segundo país con mayor biodiversidad, que ha salido de un proceso histórico difícil, que está en un proceso de paz  para terminar una guerra de cincuenta años, pero que nos brinda la hospitalidad y la oportunidad de hacer la ruta con todas las garantías de apoyo y seguridad que se requieren”.


Comentarios