Economía de Estados Unidos se frenó a finales de 2015

Por: El Economista América | Enero 31, 2016

El crecimiento económico de Estados Unidos se frenó bruscamente en el cuarto trimestre debido a que las empresas incrementaron los esfuerzos para reducir un exceso de inventarios, mientras que la fortaleza del dólar y la debilidad de la demanda global pesaron sobre las exportaciones.

El producto interno bruto (PIB) subió un 0,7 por ciento a tasa anual, dijo el viernes el Departamento de Comercio, debido también a que los precios bajos del petróleo siguieron minando las inversiones de las compañías energéticas, mientras que un clima inusualmente moderado redujo el gasto del consumidor en energía y vestimenta.

 

El ritmo de crecimiento estuvo en línea con las expectativas de los economistas y se registró tras una tasa de 2 por ciento en el tercer trimestre. La economía estadounidense creció un 2,4 por ciento en el 2015 tras una expansión similar en el 2014.

 

Excluyendo inventarios y comercio, la economía creció a un ritmo de 1,6 por ciento.

 

El reporte del PIB podría provocar un nuevo desplome de los mercados bursátiles, que han sido golpeados por temores a un crecimiento vacilante en Estados Unidos y en China.

 

La Reserva Federal admitió el miércoles que el crecimiento económico de Estados Unidos "se desaceleró a fines del año pasado", pero también observó que las "condiciones del mercado laboral mejoraron más".

 

El banco central estadounidense subió las tasas de interés en diciembre por primera vez desde junio del 2006. Aunque la Fed no ha descartado otra alza de tasas en marzo, la volatilidad de los mercados financieros podría hacer que eso se aplace hasta junio.

 

En el cuarto trimestre, los negocios acumularon inventarios por 68.600 millones de dólares. Pese a que eso fue menor a los 85.500 millones de dólares del tercer trimestre, fue un poco mayor a lo previsto por los economistas, lo que sugiere que los inventarios podrían seguir siendo un lastre para el crecimiento en el primer trimestre.

 

La pequeña acumulación de inventarios sustrajo 0,45 punto porcentual en la primera estimación del crecimiento del PIB del cuarto trimestre.

 

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó a un ritmo de 2,2 por ciento, menos que el ritmo de 3,0 por ciento del tercer trimestre.

 

El dólar, que se ha apreciado un 11 por ciento frente a las divisas de los socios comerciales de Estados Unidos desde enero del año pasado, probablemente siguió siendo un lastre para las exportaciones, lo que llevó a un déficit comercial que restó un 0,47 punto porcentual del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre.

 

En otro reporte, el Departamento del Trabajo dijo que los costos laborales de Estados Unidos subieron en forma sostenida en el cuarto trimestre, a medida que una mejoría del mercado laboral eleva gradualmente los salarios.

 

El índice de costos del empleo, la medición más amplia de los costos laborales, subió un 0,6 por ciento tras una cifra no revisada de 0,6 por ciento en el tercer trimestre, y en línea con lo proyectado por los analistas.

 

Los salarios y compensaciones, que responden por un 70 por ciento de los costos del empleo, también subieron un 0,6 por ciento en el cuarto trimestre tras un avance similar en el período previo.

 

En los 12 meses hasta diciembre, los salarios y compensaciones subieron un 2,1 por ciento, aún menos que el umbral de 3 por ciento que los economistas dicen que es necesario para llevar a la inflación más cerca de la meta de la Fed, de 2 por ciento.


Comentarios