Rebajas, 5 claves para no arruinarte

Por: Carmen Olalla | Enero 6, 2016

Estos son cinco trucos imprescindibles que tienes que conocer para evitar tentaciones innecesarias. Solo caerás en ellas si quieres.

Porque este es el momento más complicado del año para sostener tu equilibrio financiero. Y la oferta es tan absolutamente abrumadora, que entre tanto descuento, promoción y saldo es difícil no perder la cabeza y acabar comprando un montón de cosas, de esas que nunca vas a llegar a ponerte. Así que, pensando que este mes es largo largo, repasamos los errores más comunes a la hora de comprar en rebajas y cómo hacerles frente. Ya sabes, mantener la cabeza fría a la hora de ir de compras es sinónimo de saldo positivo en tu balance económico.

 

Traza tu ruta de shopping con esmero


Y sal de caza mayor. Eso no significa que no puedas cobrarte piezas pequeñas y asequibles por el camino, pero sé ambiciosa. Créate un mapa definido de las tiendas que quieres visitar. Comienza por las más caras y, por una vez, permítete visitar aquellas en las que no sueles entrar habitualmente debido a sus precios. Establece un orden de prioridad entrando primero en las más especiales y solicitadas. A veces, puedes encontrar auténticos chollos al alcance de tu bolsillo.

 

La cabeza fría y mejor sin tarjeta de crédito


Define un presupuesto máximo de gasto y no sobrepases ese límite. Lo mejor es salir de casa sin tarjeta de crédito, con el dinero que te vayas a gastar en el bolsillo. Serás mucho más consciente del precio de todo y de cómo va desapareciendo. Psicológicamente te ayudará a darte cuenta de lo que gastas y a valorar si realmente una compra merece la pena.

 

El shopping como actividad de ocio


Porque este es uno de los errores más comunes que puedes cometer.Convertir las compras en la forma perfecta de pasar una tarde y realizar inversiones no planificadas. Caerás en la tentación, seguro. Lo ideal sería que te hicieras una lista de lo que quieres comprar antes de salir de casa. Y que la atendieras escrupulosamente. Cuanto más organizado sea tu día de compras, más efectiva será tu caza. Eso sí, perderás a cambio la satisfacción inmediata, pero cuando llegues a casa estarás tremendamente orgullosa de ti misma.

 

No caigas en la tentación de la ganga


Los 'outlets' y los periodos de rebajas son dos situaciones muy graves para mantener tus cuentas en valores saludables. Si te dejas arrastrar por ellas, tienes que tener en cuenta una máxima fundamental: no comprar algo simplemente porque está rebajado. Quizá así, en la mano, una camiseta casi transparente que deja el ombligo el aire te parece una ganga irresistible, pero date un minuto para reflexionar si de verdad te la vas a poner. Sométela a la prueba del algodón y aplica la regla del tres: si es compatible con al menos tres prendas de las que tienes en tu armario, adelante. Si no, evita la tentación; necesitarás hacer nuevas compras para estrenarla.

 

No compres cosas que ya tienes


Confiesa: ¿Cuántos pantalones negros, camisetas de rayas o jerséis 'camel' tienes en tu armario? Es cierto que son una auténtica inversión, pero tampoco hace falta exagerar. Las rebajas son una ocasión perfecta para renovar básicos, pero basta con uno o dos. Aprovecha la ocasión para hacerte con un par de prendas de temporada de esas que marcan el 'look' o con algún accesorio totalmente diferente a los que ya tienes en tu armario.


Comentarios