Los grandes mitos sobre la situación económica en Venezuela

Por: El Economista América | Septiembre 30, 2015

Venezuela está pasando una época difícil desde el punto de vista económico. El modo en el que se han utilizado los recursos que entraron durante la época de bonanza y la bajada de ingresos por la caída del precio del petróleo han desembocado en una fuerte crisis manifestada en una gran escasez de cualquier tipo de productos, incluidos alimentos y medicinas.

Los economistas Asdrúbal Oliveros y Carlos Miguel Álvarez, ambos de la firma consultora Ecoanalítica, han elaborado un artículo publicado en Prodavinci en el que aclaran 10 mitos sobre la situación en ese país.

 

1. Aunque muchos piensan que el gobierno no sabe lo que hace, los economistas concluyen que el ejecutivo está muy al tanto de sus decisiones y que su "inacción" es hacer algo, ya que en la lógica del gobierno eso es más beneficioso que el coste político de tomar ciertas decisiones impopulares de ámbito económico.

 

2. No toda la economía venezolana se mueve con el valor del dólar calculado en el mercado paralelo, que supera hasta en 129 veces el valor más bajo estipulado por el ejecutivo para importar medicinas y alimentos. Sigue habiendo productos sunsidiados en los supermercados y en las farmacias que se calculan a 6,30 bolívares por dólar, pero es cierto que aproximadamente el 45% de la economía venezolana es indexada a través del tipo de cambio paralelo, lo que hace que muchos productos sean inaccesibles para buena parte de los ciudadanos.

 

3. Ningún importador recibe el dólar a 6,30 bolívares (el tipo de cambio más bajo establecido por el gobierno, en el mercado negro el valor es de 700 bolívares por dólar). Diariamente, 43,9 millones de dólares son adquiridos por empresas venezolanas a la tasa de 6,30, aunque es cierto que el gobierno únicamente otorga divisas a este tipo de cambio para sectores que considera prioritarios, como el de la alimentación y la salud.

 

4. "La liquidez monetaria está aumentando". Esta afirmación es falsa para Oliveros y Álvarez, que sostienen que la liquidez monetaria dejó de crecer en el mes de agosto del año 2014 debido a la aceleración en la variación de los precios. Dicho de otra forma, La inflación avanza a una velocidad superior a la del Gobierno para inyectar liquidez con instrumentos de expansión monetaria.

 

5. Que la solución es dolarizar no es algo 100% verdadero. Si bien tener una moneda fuerte resulta atractivo, los dos autores del artículo consideran que es más lo que se pierde en política económica. Además, consideran que los ejemplos de Ecuador y Panamá (dolarizados), no son aplicables a Venezuela, dado que el tamaño de sus economías es mucho menor.

 

6. La ciudad colombiana de Cúcuta ingresaba 9.000 millones de dólares al mes productos del contrabando. Principalmente es gasolina y derivados del petróleo lo que se trafica en la frontera. Aproximadamente 120 mil barriles se pasan de país de manera ilegal, pero calculado a un promedio de 48 dólares por barril, el total de dinero involucrado en las operaciones de contrabando sería de 172,8 millones al mes.

 

7. El aumento de la gasolina produciría inflación. Los economistas de Ecoanalítica sostienen que si se elabora un plan para mitigar los efectos negativos que pueda tener la medida y se ejecuta correctamente, el ajuste del precio del combustible no tiene necesariamente que repercutir en la inflación.

 

8. Que la escasez se debe al contrabando es el discurso oficial del gobierno, pero la verdad es que es el contrabando el que se debe a la escasez. La política de control de precios del gobierno hace que algunos productos tengan en Venezuela un valor inferior al precio de mercado, lo que incentiva su adquisición a un precio bajo para revenderla al otro lado de la frontera, donde su precio está regido por el mercado.

 

9. Emitir billetes de nueva denominación es inflacionario. La familia de billetes es otra de las distorciones actuales, ya que el poder adquisitivo que tiene la mayoría de las denominaciones es muy poco. El billete de mayor denominación es el de 100 bolívares y el dólar en el mercado paralelo sobrepasa los 700 bolívares por unidad. Así, el billete de mayor denominación según el informe debería ser de 2.500 bolívares. Es importante destacar que para no generar inflación, el Banco Central de Venezuela no debería solo imprimir billetes, sino que debe retirar los antiguos. De esta manera, por cada billete nuevo de 2.500 bolívares, deberían retirarse 25 de 100 bolívares.

 

10. Venezuela es un país rico. Esa es una afirmación muy cuestionable. De nada sirve tener las mayores reservas de petróleo del mundo si un "shock" externo como la bajada en la cotización del crudo y la aplicación de políticas inadecuadas te llevan a sufrir la peor crisis en 25 años. Un país rico es aquel en el que la estabilidad se mantiene y el bienestar de sus ciudadanos no se ve comprometido.


Comentarios