Tres factores que marcan la disparidad en ventas de vivienda nueva en Colombia

Por: El Economista América | Septiembre 7, 2015

Colombia enfrenta una marcada situación de disparidad regional en lo que concierne a las ventas de la vivienda nueva ha señalado un informe de ANIF.


Ello como consecuencia de:

 

1. Las diferencias preexistentes entre los grandes centros de población y las ciudades intermedias del país.

2. Los comportamientos económicos particulares de cada región

3. Los diferentes niveles de sensibilidad por ciudades ante los impulsos del gobierno.

 

Lo anterior, según el análisis de ANIF, ha generado una marcada concentración de las ventas de vivienda nueva en Bogotá, y en menor medida, en Medellín y Cali. Esto pese al impulso reciente de algunas ciudades intermedias (Barranquilla y Villavicencio).?


Los datos

 

Al corte de julio de 2015, las ventas de vivienda nueva se congregaron principalmente en Bogotá (40.5% del total de las ventas acumuladas en doce meses), Medellín (19.1%) y Cali (11.6%).

 

Si bien ello representó una menor concentración frente a la composición del 2007 (Bogotá: 58.6%, Medellín: 19.5% y Cali: 13.7%); estos porcentajes también evidenciaron unas marcadas tendencias de aglomeración a favor de los ya mencionados tres grandes centros de población en el interior del país

 

De esta manera, las ciudades intermedias exhibieron una mayor sensibilidad ante los impulsos gubernamentales frente a lo observado en las principales ciudades del país.

 

En efecto, al corte de julio de 2015, las ventas de la vivienda nueva en Barranquilla se aceleraron a tasas del +99.4% en el acumulado doce meses frente al +23.4% de un año atrás, mientras que en Villavicencio las variaciones subieron al +127.5% frente al +40.1% de un año atrás


Comportamiento desfavorable

 

Entre tanto, los principales centros urbanos (en términos de población) registraron un comportamiento desfavorable.

 

Así, al corte de julio de 2015, las ventas de vivienda nueva en Bogotá se contrajeron al -17.3% en el acumulado doce meses frente al +2.9% de un año atrás, mientras que Cali este indicador cayó a tasas del -0.7% frente al +33.6% de un año atrás.

 

Esto último como consecuencia de un efecto estadístico en contra producto de los excelentes niveles de ventas reportados en el 2014. Finalmente, Medellín y Bucaramanga exhibieron resultados atípicos.

 

Al corte de julio de 2015, las ventas en Bucaramanga se contrajeron al -23.2% en el acumulado doce meses frente al -5.5% del año anterior.






Comentarios