La hiperinflación de Venezuela obligará a imprimir billetes 10 veces más grandes

Por: El Economista América | Agosto 27, 2015

Venezuela podría estar preparando la emisión de nuevos billetes de 500 o hasta 1.000 bolívares. Y es que a día de hoy 100 bolívares (el billete de mayor denominación) equivalen a unos 14 centavos de dólar en el mercado negro de divisas.

La fuerte inflación que sufre el país está obligando a los consumidores a hacer la compra con una bolsa para guardar los bienes que van a consumir y con otra para meter los billetes con los que tienen que pagar esos productos.

 

Y es que la inflación interanual podría estar en torno al 150%, el Gobierno lleva meses sin publicar las estadísticas oficiales, pero los estudios de algunas firmas financieras y las filtraciones desde los estadistas venezolanos apuntan a que los precios estarían creciendo muy por encima del 100% interanual.


Falta de dólares

 

Venezuela sufre una escasez aguda de dólares producto del desplome del petróleo, una industria que suponía el 96% de las entradas de reservas (dólares) en el país. Ahora con el precio del crudo un 60% por debajo del pico alcanzado en 2014, Venezuela sufre para encontrar dólares a la vez que los ingresos provenientes del crudo se han hundido.

 

En el mercado negro de divisas se puede comprar un dólar entregando 725 bolívares, mientras que los tres tipos de cambio oficiales que mantiene el país establecen que se puede comprar un dólar con 6,3 bolívares, 12,8 bolívares y 200 bolívares.

 

Esta situación ha disparado las alarmas en los inversores, que piden un interés muy elevado por comprar la deuda pública del país suramericano. Aún así, el Gobierno de Maduro asegura que seguirá pagando la deuda a los inversores extranjeros. Fuentes oficiales del país han explicado a Bloomberg que si es necesario venderán sus reservas de oro para pagar a los acreedores.

 

Mientras tanto, las reservas del país siguen menguando día tras día. Los últimos datos señalan que Venezuela tiene 15.400 millones de dólares en reservas, la cantidad más baja en los últimos 12 años, según explican los expertos de Bloomberg. 

 

Ante tal escasez de dólares y con el tipo de cambio disparado en el mercado negro, las importaciones se vuelven muy 'caras' en bolívares, lo que junto a las decisiones de política monetaria están provocando la fuerte inflación del país, que ahora podría obligar a las autoridades monetarias a emitir nuevos billetes de 1.000 bolívares para facilitar la vida a los venezolanos a la hora de realizar sus compras.




Comentarios