Ni Canadá puede sortear el desplome del petróleo: el país se tambalea

Por: El Economista América | Agosto 6, 2015

Canadá es el quinto mayor productor de petróleo del mundo y está cerca de caer en una recesión.


Hace algo más de un año, el precio del petróleo comenzó un descenso que continúa hasta el día de hoy. Los países que producen más petróleo del que consumen (exportadores netos) han sufrido las consecuencias: Venezuela, Rusia, Irak o Nigeria están viendo lastrado su crecimiento económico ante la reducción de los márgenes de beneficio del crudo. Pocos hubieran apostado que la caída del petróleo podría sumir en una recesión a un país como Canadá, sin embargo esto es algo que está muy cerca de ocurrir.

 

Canadá es un ejemplo siempre que se habla de economía. Los vecinos del norte de EU han sabido combinar los beneficios del libre mercado junto a un fuerte estado de bienestar que protege a los más desfavorecidos. Con una renta per cápita de casi 40,000 dólares, un déficit público del 0,3 por ciento y una tasa de paro del 6,8 por ciento, Canadá está al borde de caer en una recesión económica. El desplome del petróleo parece ser la clave de este borrón en el ejemplar currículum.

 

Sin embargo, la dependencia del petróleo de la economía de Canadá es relevante. Con una producción media de 4 millones de barriles al día, el país norteamericano es el quinto mayor productor de crudo del mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, Arabia Saudí, Rusia y China. El sector petrolero es uno de los motores de la economía canadiense, y podría estar quedándose sin gasolina.

 

El PIB de Canadá se contrajo un 0.1 por ciento en el primer trimestre de 2015 y todo hace indicar que el segundo trimestre del año no va a ser mejor. Según explica la CNBC, la caída de las exportaciones, el desplome del precio del petróleo y la debilidad del dólar canadiense se están llevando por delante el buen hacer de un país modelo en muchos aspectos.

 

Darek Burleton, economista jefe de TD Bank, explica que existe preocupación sobre Canadá y su economía, "nosotros estamos cortos (apuestas bajistas) en Canadá... No hay mucha esperanza para el crecimiento", explica este economista al medio estadounidense.


Sólo es un susto

 

Aunque todos los expertos auguran un importante retroceso del PIB en el segundo trimestre del año, lo cierto es que los pronósticos favorecen a la economía canadiense para la segunda parte del año. Se cree que la debilidad del dólar canadiense y la fortaleza del dólar estadounidense empezará a tener un efecto notable en las exportaciones de Canadá a EU.

 

El petróleo puede permanecer a los precios actuales durante algún tiempo, pero se está viendo como otros sectores empiezan a 'tirar del carro'. La industria y la agricultura están creando empleos ya. La debilidad del dólar canadiense hace que los precios de los bienes y servicios producidos en Canadá y denominados en la divisa local sean más 'baratos' para los importadores.

 

El Banco Central de Canadá está intentando estimular el crecimiento económico implementando políticas monetarias expansivas. En julio redujo por segunda vez durante 2015 los tipos de interés hasta el 0.5 por ciento. Una medida que, por otro lado, puede tener efectos adversos puesto que no son pocos los que creen que algunas ciudades del país están inmersas en una burbuja inmobiliaria.





Tags

Comentarios