Snacks saludables del Valle se venden con éxito en el exterior

Por: El Economista América | Abril 5, 2015

Palitos de queso que se consumen en Estados Unidos y Canadá; maní y frutos secos en Centroamérica y productos derivados de macadamia que se venden en Perú y Ecuador son muestra de tres empresas del Valle del Cauca que se atrevieron a crecer por medio de la internacionalización.

Se trata de compañías del sector agroindustrial, Productos Deliricura, Manitoba y Productos del Alba que desde hace años se atrevieron a exportar y hoy ven los frutos de su decisión: sus ventas al exterior representaron entre 8% y 20% de sus ingresos anuales en 2014.

 

?Exportar no es trabajo de un día, pero con el paso del tiempo ves los resultados. Las ventas de palitos de queso hacia Estados Unidos y Canadá representan el 8% de nuestra producción anual?, afirmó Nancy Hernández, directora comercial de Deliricura.

 

De hecho, el sector de panadería es uno de los más prósperos en exportaciones del departamento. Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, basado en cifras del Dane, entre 2012 y 2014, las ventas de estos productos al exterior se multiplicaron por 5,6 al pasar de US$16,8 millones a US$95,6 millones.

 

Manitoba es otra de las compañías que, con dedicación, se posicionó en el exterior. Lo que empezó como un negocio de colegio para ayudar a los gastos en el hogar, es hoy en día una de las empresas más exitosas del Valle. Cuarenta toneladas de sus frutos secos procesados se envían mensualmente a cinco mercados de Latinoamérica, tres de Centroamérica y Estados Unidos.

 

?Exportar es cada vez más importante para crecer. Si el mercado colombiano se complica, el dinamismo del internacional te ayuda a seguir adelante. Para nosotros vender al exterior es primordial porque representa casi el 20% de los ingresos anuales.? afirmó Gustavo Llano, gerente de exportaciones de la marca.

 

Las estadísticas de exportaciones de frutos secos procesados desde el Valle del Cauca muestran que se triplicaron en dos años, al pasar de US$1.8 millones en 2012 a US$6,7 millones en 2014.

 

Adicionalmente, ProColombia identificó nuevas oportunidades de negocio en el exterior para dichos sectores. ?Brasil se está uniendo a la tendencia de consumir snacks y confitería saludables. Por otra parte, el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafés) en el Caribe está en la búsqueda de proveedores de productos de panadería que puedan suplir las exigencias de sus clientes y este es uno de los sectores más fuertes del departamento?, indicó María Claudia Lacouture, presidenta de ProColombia.

 

Productos del Alba, productores de macadamia y sus derivados, se certificaron con el HACCP que los avala como empresa responsable con el medio ambiente y la inocuidad en todos sus alimentos desde que se recoge el grano hasta que llega al cliente final. Según Jaime Dorronsoro, gerente general de la compañía, gracias a este certificado, el año pasado vendieron a Canadá y Estados Unidos que se sumaron a la lista de clientes en los que ya estaban Perú y Ecuador.

 

Para consolidarse en el exterior, cada empresa adaptó su producto a las exigencias del cliente internacional: mejorar los empaques, manejar el inglés, agilizar entregas y tener las certificaciones necesarias para ingresar a cada mercado. En todas estas etapas recibieron asesoría de ProColombia que tiene como meta que los exportadores diversifiquen sus mercados y contribuir a que en 2018 las exportaciones no minero energéticas lleguen a US$30 mil millones, objetivo fijado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

 

?Dentro de la misión de fortalecer el tejido empresarial exportador del país, encontramos que el Valle tiene, al menos, 229 empresas con potencial exportador, queremos que esas empresas encuentren en la internacionalización la manera de crecer?, puntualizó la presidenta de ProColombia, María Claudia Lacouture.


Comentarios