Colombia, potencia energética

Por: El Economista América/Confidencial Colombia | Noviembre 28, 2014

Del 2013 al 2014 Colombia ascendió 8 puestos dentro del ranking mundial del WEC posicionándose en el décimo sexto lugar del ranking mundial y en el primer puesto del grupo III, conformado por los países cuyo PIB per cápita está entre US$6,000 y US$14,300. 

El buen desempeño de Colombia en materia de seguridad energética está impulsado en gran medida por la producción de energía para exportación y consumo nacional; así como su estrategia favorable y confiable para el manejo de las reservas. Asimismo, en materia de sostenibilidad, el sistema eléctrico de Colombia es uno de los mejores del mundo por la utilización de las energías renovables, las bajas emisiones y las mayores tasas de electrificación.

 

La equidad energética es el desafío más grande de Colombia para consolidar el sistema de energía nacional como uno de clase mundial. Conscientes de eso, en el último año el sector ha tenido avances como precios más bajos de la gasolina, precios de la electricidad estables y una mejor percepción de calidad de la red eléctrica; por lo cual el país avanzó 23 puestos en esta materia.

 

La presidente de Acolgen, Ángela Montoya Holguín aseguró que el sector energético de Colombia se ha convertido en un modelo a seguir en otros países de América y el mundo, y estos estudios validan la competitividad, eficiencia y sostenibilidad de nuestro sistema. Adicionalmente, puntualizó que con las inversiones que se están haciendo, por el orden de los 10 mil millones de dólares, estamos trabajando en el fortalecimiento de este sector que es vital y transversal para el desarrollo económico y social de Colombia.

 

En el caso colombiano, el WEC destaca el grado de estabilidad que ha llevado a una reducción de costos, mejoras en la eficiencia del sector y fiabilidad de los servicios, y una mayor competitividad de las empresas en los mercados nacionales e internacionales. Así como uno de los países de Latinoamérica que más ha evolucionado en los mercados de capitales.

 

Por último, el WEC da unas recomendaciones a Colombia para el diseño de la política pública energética con el fin de que el sistema siga fortaleciendo su competitividad: 

 

1.    Garantizar el desarrollo continuo del sector de la minería y la energía como uno de los principales motores del crecimiento económico y el desarrollo social.

 

2.    Promoción de la eficiencia energética en la demanda de energía y la consolidación de una cultura para el uso sostenible de los recursos naturales.

 

3.    Fortalecimiento de la participación de los diferentes actores en las fases de desarrollo de la industria.

 

4.    Aumento de la exploración de gas natural.

 

5.    Desarrollo e implementación de sistemas de transporte público eficientes.

 

6.    Asegurar la expansión de la capacidad de generación de electricidad.

 

7.    Fortalecimiento de las garantías y las oportunidades de inversión en el país, e impulso a la inversión en ciencia y tecnología en el sector energético.


Tags

Comentarios