Españoles estarían interesados en el agua de Chiquinquirá

Por: Germán Enrique Núñez | Octubre 18, 2014

Son muy largas y desconsoladas las caras de los cientos de ciudadanos que atraviesan la Plaza de Bolívar de Chiquinquirá y no es para menos. Fueron notificados de la intensión del gobierno municipal de entregar en concesión la Empresa Industrial y Comercial de Servicios Públicos que administra el recurso hídrico.

Por los corrillos de la Universidad, Santo Tomas en donde se llevó a cabo un foro sobre el posible traspaso del activo, corre  el rumor que la empresa que estaría administrando el agua de este promisorio municipio que ya muestra cara de ciudad, sería Proactiva, firma española que ya opera en Tunja. 

 

La contadora de la empresa chiquinquireña, Astrid Durán le dijo a Confidencial Colombia que la empresa puede valer aproximadamente unos 10.000 millones de pesos y aclaró que la empresa reporta pasivos por 2.000 millones de pesos de los cuales un cincuenta por ciento corresponde a demandas laborales y administrativas. A la fecha esta entidad reporta una cartera vencida que llega a los 1.300 millones de pesos la cual creció, en su opinión, por falta de gestión.

 

Otro motivo, dijo, fue la contracción económica y también una cultura incipiente de no pago que ocasionalmente se compensa con pagos completos por parte del usuario.

 

Los expertos que participaron en el foro aseguran que la Empresa Industrial y Comercial de Servicios Públicos, está en capacidad de facturar 5.000 millones de pesos, lo demuestra que es totalmente rentable y viable, comentan que tan solo requiere de unos ajustes administrativos para que funcione sin contratiempo y sin dejarla en manos de capital privado que la tendría por 20 o 30 años para luego quedarse con la prestadora de servicios públicos.

 

La “Ciudad Promesa de Colombia”, es hoy la “Ciudad Sorpresa” porque en las cuentas de la comunidad no estaba semejante pignoración que debe pasar por el Concejo municipal que dicho sea de paso tiene nueve miembros de la Corporación Edilicia a favor del sí a la concesión y seis que tajantemente dicen no.

 

La empresa es tan funcional y rentable que produce utilidades solo con el 25 por ciento del recurso hídrico canalizado del rio Suárez, el 75 por ciento restante se pierde, pero podría salvarse adoptando medidas técnicas y de cultura de consumo. Es de aclarar que la empresa salió del negocio de la recolección de basuras que hoy está privatizado.

 

“Esta empresa es una mina de diamante, así lo han dicho propios y extraños, y por eso somos conscientes que tanto el municipio como la Gobernación de Boyacá deberían zanjar el lío sin poner el agua de Chiquinquirá en manos de extranjeros, eso sería imperdonable, injusto y resultaría una salida fácil con cargo al patrimonio del municipio”, aseguró Durán.

 

La empresa tiene a la fecha 11.860 usuarios y emplea a más de sesenta personas.

 

El químico, Edgar Castro, quien fuera gerente de la empresa lamentó la situación y dijo que es urgente tomar correctivos administrativos y de abastecimiento porque la ciudad está en riesgo de quedarse sin agua en vista de que las fuentes de canalización hídrica como el rio Suárez y la laguna de Fúquene están en alto riesgo o amenaza ambiental lo que disminuye la oferta del preciado líquido.

 

“Esto sería el colmo amenazados por el facilismo administrativo y desplazados por la naturaleza”, comentó.

 

Agregó que es necesario un cambio en la infraestructura de agua, pero basados en planeación y proyección para unos 80.000 habitantes toda vez que Chiquinquirá crece y tiene características de ciudad.


Política de usurpación


El ingeniero civil y abogado, Germán Suárez Bernal aseguró que la intensión de entregar en concesión la Empresa Industrial y Comercial de Servicios Públicos de Chiquinquirá es una muestra clara y contundente de la política de usurpación de los recursos minerales de Colombia lo cual calificó de infame, deshonesto y de alto riesgo.

 

“Aquí empezaron con el oro, luego se hizo titulación del carbón, las esmeraldas, el petróleo y otros metales, pero como no les fue suficiente ahora tienen en la mira el agua y eso es muy grave, eso pone en riesgo la población de un municipio de Boyacá, pero mañana este precedente puede afectar al país”, sostuvo Suárez Bernal.

 

El consultor minero afirmó que no tiene presentación que el gobierno colombiano permita que estados Unidos y Europa estén pensando en los recursos minerales y naturales del país a sabiendas que eso implica inmolar población. “Esto es de no creer, vamos a morirnos de sed en medio de las cuencas y reservas acuíferas, esto es impresentable y viola la Constitución”.

 

Dijo que esa usurpación de los recursos del país, es tan delicado que encarece el agua, pues a la fecha un litro de agua vale igual que un galón de gasolina con la diferencia que el agua es vida y un derecho de las comunidades que nacieron a las orillas de los ríos o de los reservorios.

 

Por su parte el ingeniero, Jorge Iván Toro, conocido consultor de servicios públicos manifestó que Chiquinquirá acopia 120 litros de agua por segundo los cuales vienen del rio Suárez, anotó que el consumo promedio de la población es de 620 metros cúbicos mensuales por suscriptor.

 

“Si entregan la empresa en concesión o si la venden, la ciudad, con toda seguridad, pagará más caro el servicio de acueducto, este paso se traduciría en metas ambiciosas del sector privado multinacional que no ve las necesidades de la población que demanda agua a diario, sino que focalizaría su atención en todo un emporio o negocio que tan solo busca multiplicar sus ganancias”, concluyó.

 

Así como hay voces disidentes por la eventual operación hay quienes desde la calle aseguran que la privatización mejorará el servicio que suele ser precario por tratarse de la administración municipal, que como todas, son relacionadas con corrupción y manejos dudosos de las finanzas.

 

Hoy los más de 54.000 habitantes que tiene Chiquinquirá, capital de la provincia de Occidente, tienen tan solo una aliada para evitar que concesionen su empresa, pasan, elevan su mirada y se calcan con bendiciones porque solo la patrona, la Virgen Santísima puede evitar una calamidad económica como la califican los transeúntes de la concurrida plaza.

 

Para los próximos días está programada una marcha de protesta por el denominado negocio leonino la cual estará acompaña de un cacerolazo.     “aquí hay concejales que tienen aspiraciones política de cara a la Alcaldía, pero con este precedente no habrá votos para ellos, que se vallan para otra parte “.    


Comentarios