Colombia confía en el consumo

Por: El Economista América/Confidencial Colombia | Agosto 11, 2014

La confianza del consumidor colombiano sigue manteniendo su tendencia positiva, ubicándose como uno de los países más estables en cuanto a esta medición.

Así lo reflejan los resultados de la Encuesta Global  sobre Confianza del Consumidor de Nielsen, líder mundial en proveer información y medición de lo que los consumidores ven y compran.

 

Según los resultados de la encuesta, correspondiente al segundo trimestre del año, y comparado con los últimos 3 trimestres del año anterior, la confianza de los colombianos aumenta a 95 puntos, siendo además el único país que muestra tendencia al crecimiento, comparado con el resto de países de América Latina, cuyos puntajes bajaron.

 

La encuesta también consultó las percepciones de los colombianos sobre si se está en un buen o mal tiempo para comprar las cosas que quieren o necesitan para los próximos 12 meses, sobre lo cual un 45% respondió que no siente que la época esté tan bien para las compras, seguido de un 39% que señala que si está en un buen momento, percepciones que han venido cambiando positivamente, comparando el primer trimestre de 2014. Solo un 10% siente que es un mal tiempo y el 4% restante manifiesta que es un excelente momento.

 

Según los resultados arrojados por la encuesta para el caso de Colombia, las mayores preocupaciones de los colombianos hoy en día son mantener la estabilidad laboral, es decir, contar con un empleo seguro (34), seguido de las deudas, la economía del país en general, la educación de los niños y su bienestar, encontrar un balance entre trabajo y calidad de vida, la salud, el crimen, y el incremento de los precios de los alimentos, son algunas de las variables más sobresalientes.

 

La encuesta también pregunta sobre el estado de las finanzas personales, a lo que la gran mayoría, un 58% respondió estar bien, un 24% no tan bien, excelente un 10% y mal un 2%. Comparando los resultados con la anterior encuesta del primer trimestre, se incrementa el sentimiento de positivismo en materia de finanzas personales.

 

Un dato interesante del estudio, revela la forma en como los colombianos manejan su dinero. Nielsen consultó en los encuestados, cómo utilizan el dinero que sobra luego de cubrir sus necesidades esenciales, y los resultados más importantes tienen que ver con el gasto en deudas y también la disposición para ahorrar, que predominan sobre los demás aspectos consultados.

 

Un 40% señaló usar el dinero sobrante en ahorros, un 38% en el pago de deudas como préstamos, y tarjetas de crédito. El siguiente aspecto relevante, es el valor que los encuestados dan a invertir algún dinero en entretenimiento fuera de casa, la compra de ropa nueva, así como la compra de productos de tecnología y salir de vacaciones.

 

Adicionalmente la encuesta de Nielsen, aborda temáticas relacionadas con la percepción del desenvolvimiento de la economía en general, con el fin de conocer la opinión de los consumidores sobre sus posibilidades de consumo.

 

A la pregunta sobre si creen que el país ¿Saldrá de la recesión económica en los próximos 12 meses?, los colombianos respondieron: No un 44%, No sabe un 30%, y Si solo un 23%.

 

70% de los encuestados manifestó que comparado con la misma época del año anterior, sus gastos cambiaron. Sobre este punto, Nielsen ahondó sobre cuáles fueron los cambios más significativos que se hicieron con el fin de mejorar el rendimiento de los gastos del hogar, frente a lo cual un 36% respondió que reduce la compra de alimentos preparados o listos para comer, como medida para mejorar los gastos, un 34% reduce el entretenimiento fuera de casa. Son también importantes los cambios en consumo de marcas comestibles más económicas, menos gastos en ropa y el ahorro en el consumo de servicios públicos.

 

La confianza en la región de América Latina disminuyó por segundo trimestre consecutivo con un índice de puntuación de 90 en el segundo trimestre, ya que puntuaciones del índice cayó en seis de los siete países medidos. Colombia fue el único país que reportó un aumento de confianza regional, subiendo dos puntos, ubicándose en 95, en comparación con el primer trimestre de 2014. Brasil (100), Chile (92) y Venezuela (72). También bajaron su confianza Perú (98) y Argentina (68), que cayeron tres puntos cada uno, y México (85), que cayó un punto.

 

En Brasil, mientras que los ingresos de los hogares siguen creciendo y la tasa de desempleo sigue siendo baja, la inflación de alimentos y bebidas y altas tasas de interés de crédito continúan, dijo Eduardo Ragasol, gerente de Nielsen Brasil. Hay una sensación de buena voluntad y orgullo asociado a organizar la Copa Mundial de la FIFA, pero el país también está en medio de una campaña presidencial, y los consumidores son cautelosos acerca del futuro.

 

Las perspectivas de empleo se redujeron en los siete países, con Chile cayendo 10 puntos porcentuales; Brasil, 7 puntos; y Argentina, 6 puntos. 


Tags

Comentarios