El Niño ya hace males en fincas arroceras

Por: Germán Enrique Núñez | Agosto 8, 2014

Los agricultores colombianos empezaron a padecer la aguda sequía que se presenta por el fenómeno climático de El Niño y que ya devasta cultivos y hatos ganaderos en gran parte del territorio nacional.

Esta coyuntura empezó a arrojar saldos preocupantes toda vez que los agricultores reportaron el daño en más de 17.000 hectáreas sembradas con arroz en el Bajo Cauca, abarcando departamentos importantes como Sucre, Córdoba, Bolívar y Antioquia en donde el área cultivada es importante en la oferta nacional.

 

Los estudios técnicos adelantados por la Federación Nacional de Arroceros da cuenta que el daño en el Bajo Cauca es mucho más complejo que el reportado en zonas de producción del Cesar y la Guajira.

 

El presidente de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, Rafael Hernández, indicó que los resultados muestran que solo en el Bajo Cauca se han afectado unas 12.108 hectáreas lo que arroja pérdidas económicas por valor de 17.833 millones de pesos.

 

Al sumar los daños del Cesar y la Guajira con los del Bajo Cauca, se nota un perjuicio de grandes proporciones en la cosecha arrocera porque las hectáreas afectadas se aproximan a 17.000  lo que traducido en plata blanca equivale a 30.121 millones de pesos que corresponden exclusivamente a los costos incurridos en el proceso productivo.

 

Para el gremio arrocero la preocupación es superlativa porque habrá un consecuente problema económico en la región por el menor ingreso que genera este cultivo en las familias en vista que de momento se perderán más de 76.300 millones de pesos que son la consecuencia del daño en 83.000 toneladas que no serán comercializadas.

 

El dirigente gremial manifestó su preocupación, entre otras cosas, porque la situación climática impedirá la siembra de 20.300 hectáreas en esa región, escenario muy difícil toda vez que golpeará el frente social al frenar la generación directa e indirecta de puestos de trabajo que involucra a unas 48.600 personas.

 

Ante semejante reto climático, dijo Hernández, el gremio arrocero notificó del problema al presidente de la República, Juan Manuel Santos para que de manera coordinada adopte medidas de urgencia en común acuerdo con alcaldías y gobernaciones con el fin de atender un drama que ya toca la puerta de miles de familias en el país que esperan, como los productores, el apoyo del ejecutivo.

 

Para los expertos, la preocupación puede ser aún más grande porque en caso de que se agudice el problema, los precios podrían verse afectados así como el abastecimiento. Algunos comerciantes consultados por Confidencial Colombia confiaron en una estrategia de gobierno, pero aclararon que tal y como reza la ley económica de la oferta y la demanda, lo que más vale es lo que no hay.


Tags

Comentarios