Colombia se recupera

Por: El Economista América/Confidencial Colombia | Julio 29, 2014

La economía colombiana ha mostrado una recuperación destacable luego de la crisis financiera de 2008. Sin embargo, los sectores de industria y agricultura aún no han logrado retornar a sus tendencias de crecimiento pre-crisis.

no han logrado retornar a sus tendencias de crecimiento pre-crisis.

 

La debilidad del PIB industrial se observa en la mayoría de los países de América Latina. Factores comunes en este desempeño fueron la apreciación de la tasa de cambio y la caída en la demanda externa. Factores específicos en Colombia, fueron la poca diversificación en el destino de sus exportaciones, así como el cierre de la frontera en Venezuela.

 

Las políticas implementadas en Colombia para el impulso de la industria, el mayor acceso a los mercados internacionales y una recuperación de la demanda externa resultarán en un mejor desempeño de la industria colombiana en los próximos años, según el informe de Reportes de Hacienda, del Ministerio de Hacienda.

 

De acuerdo con el trabajo, la crisis financiera internacional de 2008 tuvo un impacto limitado en la economía colombiana. Mientras que las diferentes economías desarrolladas del mundo mostraban tasas de crecimiento negativas, Colombia logró mantener el crecimiento de su actividad económica en terreno positivo, y se recuperó rápidamente de los efectos negativos de la crisis.

 

Sin embargo, el impacto de la crisis fue heterogéneo. Mientras que sectores como el financiero y el de servicios sociales no se vieron afectados de forma importante, el sector agrícola y el industrial mostraron caídas sustanciales. En el caso de la industria, a diciembre de 2013 el PIB industrial se encontraba un 22% por debajo del nivel que habría alcanzado con su tendencia de crecimiento pre-crisis.

 

El mal desempeño del PIB industrial también se observa en los demás países de América Latina. Una excepción a esta regla es Perú, cuya industria se desaceleró levemente como resultado de la crisis, pero retornó rápidamente a la tendencia que mostraba antes a la misma.

 

Los sectores de servicios financieros y servicios sociales, que en conjunto representan el 35% del PIB, han registrado un comportamiento muy satisfactorio luego de la crisis financiera, mostrando una evolución del PIB por encima de su tendencia pre-crisis. Estos sectores no parecen haber sido afectados de manera importante por la crisis del 2008. No obstante, es necesario resaltar que los crecimientos pre-crisis eran más moderados que en sectores como la industria, el comercio o la construcción.

 

Por su parte, los sectores de comercio y transporte mostraron una desaceleración durante los años posteriores a la crisis (2009 y parte de 2010), pero se han recuperado y actualmente se encuentran en línea con la tendencia que reportaban antes de la crisis.

 

Esto mismo sucede con el sector de la construcción, que venía creciendo de manera acelerada desde antes de la crisis a tasas del 14% anual. Aunque este sector presenta grandes fluctuaciones trimestrales, no se desvió sustancialmente como resultado de la crisis y actualmente se encuentra en línea con su tendencia anterior. Por su parte, la minería representa un caso especial, pues su tendencia de crecimiento se modificó sustancialmente a partir del año 2008 como consecuencia del boom minero-energético. Por esta razón, este sector comenzó a acelerarse desde ese año, y no sufrió los efectos negativos de la crisis.

 

El comportamiento de todos los sectores descritos arriba, que en conjunto representan el 70% del PIB, es lo que explica el buen desempeño de la economía colombiana luego de la crisis financiera de 2008. Sin embargo, los sectores agrícola e industrial presentan una historia muy diferente. La crisis tuvo un efecto negativo considerable sobre el PIB de estos sectores. Para el caso de la agricultura, el PIB se ubicó muy por debajo de la tendencia pre-crisis en los años posteriores a la misma, y sólo recientemente ha mostrado una recuperación que lo acerca levemente a la tendencia. Mientras que en marzo de 2010 el PIB del agro se ubicaba 11% por debajo del nivel que habría obtenido si hubiera continuado con su tendencia pre-crisis, en diciembre de 2013 esta brecha negativa se había reducido hasta un 7%.

 

El caso de la industria es más preocupante. Luego de 6 años de la crisis financiera, el PIB de la industria se ubica 22% por debajo del nivel que hubiera alcanzado si su crecimiento fuese el de la tendencia observada antes de la crisis. Una parte de este comportamiento se debe a la apreciación de la tasa de cambio que se dio luego de 2008, cuando la economía colombiana se fortaleció frente a las economías mundiales, atrayendo inversión extranjera y por lo tanto un mayor flujo de dólares que resultaron en una tasa de cambio más fuerte.

 

Esta apreciación de la tasa de cambio afectó la competitividad de los industriales y exportadores, así como posiblemente del sector agrícola, lo cual se ve reflejado en el mal comportamiento de dichos sectores.

 

La otra razón del deterioro de la industria fue la caída en la demanda externa por productos colombianos. Como es bien sabido, la crisis financiera del 2008 afectó negativamente las economías mundiales y por lo tanto su poder de compra. La menor demanda por exportaciones de países emergentes resultó entonces en una caída en la producción de manufacturas en dichos países, lo cual se vio reflejado en una contracción en el PIB industrial.


Tags

Comentarios