“Reforma a la salud debe ponerle talanquera a los delincuentes”

Por: Germán Enrique Núñez | Julio 17, 2014

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC) expresó su preocupación por la situación fiscal de los centros de atención médica por cuanto hay deudas que superan los cinco billones de pesos en el sistema hospitalario con corte a 31 de diciembre de 2013.

La agremiación dijo que lo preocupante del asunto es que de esa cifra, el 56 por ciento es cartera vencida, es decir 2.8 billones hacen parte de la cartera de alto riesgo por el elevado nivel de mora. Para complicar la situación la valoración de la deuda con el sistema de salud llega a los 12 billones de pesos lo cual es, para el primer caso, una reforma tributaria y para el segundo algo más de dos reformas.

 

El presidente de la ACHC, Juan Carlos Giraldo, afirmó en Confidencial Colombia que la situación muestra de cuerpo entero la problemática del sistema porque hay entidades a las que se les ha entregado el dinero para que compren los servicios y propendan por la atención de la población, pero indicó que lamentablemente muchos de estas entidades se han dedicado a retener el flujo de esos recursos provocando los conocidos traumatismos por la especulación con los dineros otorgados.

 

Más allá de los inconvenientes, dijo, el sistema, igualmente está arrinconado por la corrupción y las prácticas indebidas que obligan a una reforma a la salud que erradique a quienes le juegan sucio al país.

 

“Este es un sector que depende de la liquidez porque la nómina se paga cada quince días, y en los hospitales trabajan personas con quienes hay contraídas obligaciones, es decir obligaciones de corto plazo en nómina. De otro lado los medicamentos dispositivos e insumos tienen que reponerse inmediatamente se gastan y para eso es necesaria la liquidez en el sector hospitalario”, explicó.

 

Giraldo dijo que el problema de la salud es de diseño, asunto que tiene que ver puntualmente con el tema financiero y la misma administración del sistema de salud que de manera perentoria hay que cambiarlo porque el gremio considera que es imperativa la reforma al sistema de salud. “Así el Ministro quiera negar el fracaso que ha tenido recientemente con la caída de la ley ordinaria en el Congreso de la República, es súper evidente que hay que hacer un cambio profundo en las estructuras para que la administración del sistema redunde de una gestión transparente y óptima y para que el dinero sea una potencialidad y no un hándicap”.

 

La situación demuestra, comentó Giraldo, que esta no se resuelve con dos o tres decretos sino que se requiere de una ley nueva para decir en donde se ubica el dinero, en qué se usa y como se mueve. El dirigente gremial consideró urgente un cambio en donde se le dé un talante completamente diferente a los que hoy se conoce como EPS, porque deberían ser unos administradores que cumplen unas funciones y se les paga después de que las hacen y no por anticipado como se hace actualmente en donde se les entrega todo el dinero.

 

En consideración de la ACHC, otro asunto viejo conocido a revisar es el de la integración vertical toda vez que no se puede permitir que un conglomerado de empresas o parte de ellas sean propietarias de varios eslabones de la cadena de salud en vista que esa situación llena al sistema de conflictos de intereses. “No funciona igual un hospital cuando es independiente a uno que depende de un asegurador o es propiedad de una aseguradora que tiene un interés neto en hacer unas restricciones o una contención de costos, ese es un tema absolutamente claro, igual que en el tema de los medicamentos”.


Hay que ponerle freno a la corrupción

 

Según Giraldo nunca antes el sistema de salud había tenido tanto dinero y tanto potencial financiero como ahora, sin embargo reconoció que todo funciona mal porque esa plata, demasiada, está en muchas manos sin adecuados reportes de información y  sin una temible función de control.

 

Expresó que todas estas cuatro aristas son un caldo de cultivo para el tema de la corrupción en todas las formas. Afirmó que es por eso que la plata de la salud no puede estar corriendo por todas partes generando incentivos para hacer mal las cosas, en su análisis, esa plata debería centralizarse en una caja o en un banco único de la salud de perfil estatal en donde el público tendrá la certeza de dónde están los recursos los cuales son susceptibles de movimientos una vez se prestan los servicios y vía electrónica se dan las ordenes, luego de las auditorias o de las funciones de observación de una figura denominada administrador regulado que debería reemplazar a las EPS.

 

Por todo el caos actual, la ACHC insiste en una reforma que apunte a un sistema ágil, vertical, sin tantos costos de transacción, de administración y haciéndolo poco proclive a los corruptos.

 

“Esta es una propuesta sencilla, documentada y basada en la realidad la cual fue dada a conocer a la opinión pública y a la comunidad médica, pero tristemente se oponen a ella quienes desde la comodidad están administrando los recursos de la manera que lo están haciendo. Aquí se necesita el compromiso del Congreso para que diga que quiere hacer con el sistema, una sociedad civil que se manifieste, que exija, porque este no es un favor, es un derecho y un gobierno que oiga ese clamor, tome las decisiones y oriente las discusiones. Nosotros como gremio estamos cumpliendo con el papel de diagnosticar, de proponer y de buscar salidas, pero esos, los que están en la zona de confort son los que se están atravesando”, declaró el señor Giraldo.


Sistema sin delincuentes

 

Resulta axiomático precisar que el problema de la salud pasa por la corrupción y la delincuencia pues otrora el sistema estuvo en manos de paramilitares, guerrilleros y delincuentes de cuellos blanco. Es por eso que el gremio de clínicas y hospitales quiere una reforma que blinde el sistema de salud, haciéndolo sólido y eficaz.

 

La reforma debe acabar con todo eso, apuntó Giraldo, porque en ningún otro sector es tan visible y vil la corrupción como en la salud, aquí no se pierden recursos para una obra, aquí está en juego la vida de millones de personas y eso es lo que se tiene que mirar, es tan solo cuestión de lógica. “Es por ello que hacemos énfasis en la ausencia de los organismos de control, que generen temor pues aquí muchos de los que hacen las cosas mal, no le tienen temor a ley, resulta más sencillo para ellos pagar una multa que cumplir con las obligaciones y eso así no puede funcionar”.

 

Para el gremio, en 21 años que tiene el sistema, el compás de espera ya estuvo bien porque si bien se logó la cobertura, vinieron muchas falencias y no se pude permitir que el sector hospitalario que crece y viene haciendo bien las cosas siga pasando dificultades para poder operar.

 

La  ACHC reflexionó sobre el escenario de la salud sobre la base de la probidad, por cuanto habría atención de calidad, adopción de tecnologías e innovación y una prestación del servicio realmente humano y sin contratiempos, muy sobre la base del respeto por el paciente y muy ágil así como efectivo. Este sector pide que no se le pongan más talanqueras para su actividad y reitera que los llamados no deben ser para mayores exigencias sino para brindarles toda la ayuda porque solo así la población tendría acceso al servicio en todos los rincones de la geografía, lo que se hace es casi heroico y no se prevé mayor aguante. “Estamos clamando porque se reinicie la discusión de la reforma a la salud”.

 

A la fecha Colombia cuenta con 1.689 hospitales y clínicas porque en el país se le dice IPS a todo y justo allí vienen los desencuentros en vista que equiparan el mismo licenciamiento los pequeños estéticos con los grandes hospitales de altísima complejidad. De la cifra anterior casi que la mitad se dividen en públicos y privados, lo cierto es que Colombia tiene la red mixta más potente de América Latina.

 

La mayoría de instituciones del sector público son de baja complejidad y por ello son tan importantes y a nivel municipal la mayoría de servicios de salud se prestan a través del sector público lo cual implica la soberanía del estado con respecto a la salud. En el sector privado, la mayoría está en la mediana y alta complejidad, que tienen que ver con atención médica más especializada, con otro tipo de atención y otro tipo de tecnología. “La gran conclusión es que no se puede prescindir de ninguno de los dos sistemas porque hay una coexistencia y los dos son complementarios”.

 

Pagar por anticipado implica que se generen barreras de acceso, devolución de cuentas, problemas de cartera, compra de insumos y medicamentos baratos o se empiezan a generar desviaciones como peticiones de atención por tutela y recobros.

 

“Tenemos un gran problema, pero por encima de esa realidad y de las dificultades del sistema, así como de los desvaríos de los gobiernos para tratar de hacer la reforma a la salud y del mal comportamiento de algunos, por encima hay una serie de tendencias que son inexorables porque indiscutiblemente no se puede luchar contra la epidemiología, contra el envejecimiento de la población, contra la urbanización o contra el calentamiento global, todas esas cosas son las que hay que mirar porque al final determinarán el futuro del sistema de salud, independientemente de que existan unos intermediarios que no hacen las cosas bien. Todo eso se tiene que tratar en las instancias debidas, en el Congreso, con el Gobierno, con los gremios, pero no podemos tener una mirada tan miope, tenemos que entender que el mundo se mueve”.


Los medicamentos, otro dolor de cabeza

 

Sobre medicamentos, el gremio se mostró de acuerdo con el control a precios, pero explicó que el gobierno no está cumpliendo con algunas reglas determinantes en medio de las regulaciones. De un lado no se está abordando toda la causa del problema cuando se controla el precio pues se controla un efecto, pero las verdaderas causas como la integración vertical en donde una misma empresa tiene una central de inteligencia que consigue el precio, el distribuidor de medicamentos que lo dispensa, la IPS que lo da  y la EPS que lo cobra. “Si todos son de la misma marca o de la misma empresa, por su puesto cada uno de esos pasos dejará un margen y eso al final va a generar que hayan unos precios que no son los ideales, ese tipo de cosas hay que controlarlas, evitar esas propiedades simultáneas y así se morigerarán los márgenes sucesivos, pero aquí seguimos en el efecto y es meter una serie de controles o unos precios parecidos a los precios máximos”.

 

En consideración de la ACHC, el gobierno bien puede adelantar su regulación, pero entendiendo que los hospitales, en este caso específico, no es un intermediario de medicamentos porque no los compra para luego cobrar un dinero, el estado debe comprender que los hospitales son transformadores de insumos y dispositivos en un servicio lo cual trae un costo porque está de por medio la disposición, la esterilización, la aplicación, su debida marca y fragmentación lo cual conlleva a un valor adicional para compensar los gastos en los que se incurre. “Ha sido una discusión bastante difícil con el gobierno y que está generando impactos importantes en el sector hospitalario”.

 

La agremiación dice que el futuro con el tema de medicamentos apunta a aclarar bien qué va a pasar con todos los biotecnológicos y ver como los controles serán herramientas inteligentes para contar con una política farmacéutica flexible que no se cierra al mundo para hacer todo más caro. El Gobierno, considera, debe hacer una regulación muy analizada teniendo en cuenta causas, efectos e impactos que asume con cada medida.

 

Sobre la injerencia de las multinacionales de la farmacia, la ACHC considera que en estos asuntos hay sectores que tienen intereses legítimos, pero aclaró que el verdadero árbitro es el gobierno. “El Ministro de Salud, salió con una frase rimbombante y es que aduce que en este tema de medicamentos y de reforma se armará un cuadrilátero ideológico y redistributivo, aquí insisto el árbitro es el gobierno que debe buscar el interés común por encima de todos los intereses”.


Hospitales y Clínicas de Feria

 

Todos estos temas serán abordados en la cuarta edición de meditech 2014 la cual es la Feria Internacional de la Salud la cual se desarrollará entre el 12 y el 15 de agosto en las instalaciones de Corferias. En este evento los más de 14.000 asistentes podrán apreciar toda la tecnología y lo últimos en equipos médicos, productos e insumos. En este evento, meditech y Odontotech será presentado el hospital del futuro y todas las tendencias que implican mejor atención al usuario.

 

El evento servirá para la entrega del galardón nacional, “Hospital Seguro” que se otorga cada dos años a la entidad hospitalaria que acredite verdadera seguridad y calidad. Los jurados internacionales quien fue el ganador el 14 de agosto.

 

Sobre el ranking hospitalario, Colombia es el país en Latinoamérica que más instituciones aporta a esa clasificación toda vez que hay 19 de 45  y dentro de las diez primeras hay tres o cuatro lo cual es para destacar. “Imagínese, si como estamos hacemos labores para mostrar, cuál sería la situación con mayores ayudas, con políticas inteligentes para el sector, sin talanqueras, sin corrupción y sin ruedas sueltas, esto sería para multiplicar”.

 

Finalmente sobe las zonas francas de salud, la ACHC manifestó que todo lo que se ha logrado en la costa norte y en Santander es el igual de un gran esfuerzo institucional y de una apuesta por un mejor país. Agregó que por eso hay que propender por reformas que estén a tono con el resto del mundo porque  hay megatendencias que difieren de los diseños micro del sistema y que requieren de planeación de largo plazo. 


Tags

Comentarios