Cinco programas gratuitos para editar fotos como un profesional

Por: Ramon Peco | Diciembre 8, 2015

Los programas para editar fotos desde cero y con calidad profesional no siempre son baratos. Por suerte, existen algunas opciones a considerar sin tener que rascarse el bolsillo.

En fotografía a veces merece la pena cocinar a fuego lento una imagen. Es entonces cuando ajustamos manualmente los parámetros del disparo y editamos cuidadosamente la imagen que hemos realizado. Aunque es posible realizar esto último con alguna de las numerosas aplicaciones que existen para teléfonos y tabletas, a la hora de la verdad es mucho mejor utilizar un ordenador. 

 

Entre otras cosas porque el tamaño importa para afinar en el resultado. Sólo una pantalla de gran tamaño muestra todos los matices de una foto: las texturas, las áreas que hemos elegido enfocar o incluso el color. Además, la precisión que otorga el uso del ratón frente a una pantalla táctil hace aconsejable usar este viejo dispositivo. Con el es mucho más cómodo y preciso editar fotos. 

 

Por otra parte, cuando lo que queremos es trabajar con un gran número de fotos es conveniente trabajar con un ordenador y un programa que permita editar lotes de imágenes. Hay muy pocas aplicaciones que permitan esto en dispositivos móviles y las que existen no hacen precisamente maravillas.  

 

Para editar fotos con ordenador los programas más conocidos no son siempre económicos. Esto los aleja de los fotógrafos que ocasionalmente quieren trabajar a fondo una foto. Por fortuna cada vez hay más editores fotográficos gratuitos de calidad, algunos incluso especialmente pensados para profesionales.

 

Gimp, la competencia de Photoshop


El más común es Gimp, que acaba de cumplir 20 años. Este software con licencia GNU permite hacer prácticamente las mismas cosas a la hora de trabajar con fotos que Photoshop. De hecho, incluso dispone de algunas opciones con las que no cuenta el programa de Adobe. Desde su versión 2.8 muestra un diseño similar a la interfaz de su competidor. Por lo que cada vez hay menos excusas para no usarlo. 

 

Además, existen numerosos recursos formativos en internet para aprender a manejar la herramienta: desde manuales en castellano hasta tutoriales en Youtube. Un buen lugar para encontrar recursos es la web Todogimp. El complemento que por defecto se usa con este programa para trabajar con archivos RAW es Ufraw. Aunque su instalación es algo engorrosa. Si no queremos complicarnos la vida podemos utilizar cualquier otro programa de tratamiento de imágenes RAW y luego abrir el archivo en formato Tiff con Gimp para rematar el trabajo.

 

Darktable, sencillo y rápido


Un programa ideal para hacer esto es Darktable, que está disponible para diversas distribuciones de Linux y para Mac. Su puntos fuertes son su sencillez y que es extremadamente rápido. Por lo que no hay problema para usarlo incluso con ordenadores que no cuenten con un hardware fuera de serie. Darktable cuenta con opciones similares a las de Camera RAW, el módulo de Photoshop para tratamiento de imágenes en bruto.

 

RawTherapee, edición por lotes


Otro buen programa para trabajar a nivel profesional con archivos RAW esRawTherapee, que está disponible para Windows, Mac y Linux. De hecho, ofrece muchas más opciones que las que podemos encontrar en Camera RAW. Entre sus virtudes está que permite editar y clasificar fotos por lotes. De forma similar a Adobe Lightroom.

 

Pero su gran número de opciones es también su talón de Aquiles. Al menos para aquellos que no quieren usar un programa demasiado complicado. Al igual que sucede con Gimp también existe un amplio número de recursos en castellano para aprender a manejarlo. En cualquier caso, una vez que nos acostumbramos a su mejorable interfaz no es tan complicado realizar ediciones avanzadas.

 

LightZone, fácil y en español


LightZone es otro gran editor de imágenes de código abierto que permite trabajar con archivos RAW. La principal virtud de este programa es que está traducido al castellano y cuenta con una interfaz relativamente fácil de utilizar. De hecho, los que hayan hecho sus pinitos con Lightroom lo más probable es que se sientan cómodos con esta herramienta.

 

 

Eso sí, a diferencia de lo que sucede con Lightroom o RawTherapee cada vez que editamos una imagen con LightZone el programa genera un archivo de baja resolución con una previsualización. Algo que ralentiza un tanto el flujo de trabajo. Esperemos que esto se corrija en futuras versiones y se logre optimizar un tanto su código para hacerlo más veloz.

 

Polarr, a través de Chrome


Para los que sólo en contadas ocasiones quieran editar una fotografía en formato RAW la mejor opción es Polarr. Un programa que se ejecuta a través del navegador Chrome y que permite editar fotos con gran sencillez, incluso sin estar conectados a internet. Eso sí, sólo permite editar fotos a nivel individual, no por lotes. Pero al editar una foto podemos crear un filtro personalizado con los ajustes que hemos realizado y que luego podemos aplicar a otras imágenes. De hecho, el programa permite cargar varias fotos a la vez y exportarlas todas a la vez a Jpeg o PNG una vez modificadas.

 

 

Cuenta con todas las opciones básicas que se le pueden pedir a un programa de tratamiento fotográfico, aunque no dispone de pinceles correctores para eliminar cosas como motas de polvo o atenuar el efecto ojos rojos que se produce al disparar el flash. Lo que nos ha llamado la atención es que un programa como este no permita trabajar con archivos almacenados en la nube. 

 

Casi sobra decir que aunque todos estos programas permiten trabajar con imágenes en formato RAW también pueden hacerlo con archivos Jpeg. También hay que tener en cuenta que si deseamos editar fotos realizadas con una cámara recién salida al mercado, es posible que los desarrolladores de estos programas aún no hayan incluido la compatibilidad con los archivos RAW de ese modelo.

 

Fotos de Mac


Si usamos un Mac la aplicación Fotos que se incluye en la última versión de Mac OSX puede sacarnos del apuro. Pues Apple suele incluir en las actualizaciones compatibilidad para los archivos RAW de las últimas cámaras. Además, se trata de una herramienta de edición no destructiva y permite añadir módulos que complementan sus funciones desde la App Store de Mac.

 

 

También es posible utilizar los programas que los fabricantes suministran con las cámaras para editar sus archivos RAW. Estos programas cuentan con características muy diferentes según el fabricante del que se trate. Algunos permiten realizar una edición bastante avanzada, mientras que otros apenas permiten utilizar un puñado de funciones muy básicas. Sony por ejemplo suministra con algunas de sus cámaras más avanzadas una versión de Capture One, un programa comercial de gran calidad. 

 

Como bola extra cabe mencionar que los que persigan editar fotos de forma profesional en su teléfono móvil o tableta pueden usar de forma gratuita desde hace un par de meses la versión móvil de Adobe Lightroom. Es bastante eficaz para editar imágenes captadas en formato RAW por los móviles Android que incluyen esta función. Algo que también permite Snapseed, la app de Google. Ambas son hasta cierto punto diferentes y se complementan bastante bien.


Comentarios