James se luce en su regreso en la goleada del Madrid

Por: Marcial Muñoz | Octubre 16, 2016

 

El cucuteño disputó 63 minutos en el partido que el Real Madrid venció 5-1 por Champions League ante el Legia de Varsovia. Aunque no marcó, James se mostró muy activo y participativo en el juego ofensivo de su equipo. El equipo español sigue primero en la tabla del grupo F empatado a puntos con el Borussia Dortmund.

Fácil goleada del Real Madrid en la tercera jornada del grupo F de la Champions League. Los de Zidane sometieron a los polacos del Legia desde el primer momento hasta infligirle una goleada de escándalo, 5-1 pero pudieron ser muchos más. Bale, Marcelo, Asensio, Lucas Vázquez y Morata hicieron los goles merengues. El único tanto del Legia fue de penalti obra de Radovic. 

 

En realidad, nadie en el Santiago Bernabéu se temió por el resultado. El Madrid fue un vendaval de juego desde el minuto 1. El primer gol del partido lo anotaría el galés Bale de un sorprendente zurdazo desde el vértice del área, nada que hacer para el meta del Legia, que a pesar de encajar cinco tantos, fue el mejor de su equipo. El segundo, obra de Marcelo, llegó tan solo tres minutos después. El brasileño lanzó desde el borde del área, el balón pegó en Jodlowiec y se coló en la red. Pareció que el Legia quería reaccionar: un disparo al palo y un innecesario penalti de Danilo parecía poner algo de emoción con el 2-1, pero Asensio, la perla de la cantera madridista, nuevamente con un zurdazo, puso el 3-1 antes del descanso.

 

Mientras tanto, James hacía bien su trabajo, y lo más importante no pareció resentirse de su lesión. Se mostró muy participativo en la creación de ataque del Real Madrid al tiempo que ni Benzemá ni Ronaldo parecían tener su día más afortunado. 

 

Tras el intermedio, James aún tuvo tiempo de dar un par de asistencias a los delanteros, que no supieron aprovechar y Zidane decidió dar descanso al Colombiano en lugar de Lucas Vázquez, su entrada junto  la de Morata dio un nuevo aire al juego madridista. Llegaron dos goles más, que pudieron ser seis, pero el Madrid no quiso esforzarse demasiado. Jugando a medio gas le bastó para derrotar a un Legia con más voluntad que fútbol, con más ganas que ideas, con más valentía que criterio futbolístico. Muy fácil para un equipo de Zidane que da un paso de gigante para meterse en los octavos de final de la Liga de Campeones.


Comentarios