Colombia hace historia en los Olímpicos

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Con información del Comité Olímpico Colombiano | Agosto 20, 2016

La delegación colombiana ha hecho vibrar a todo el país con su excelente participación y aunque se nos han escapado medallas, a dos días de dar por terminadas las justas, nuestros competidores han demostrado que podemos soñar con más glorias en Tokio 2020. Luego de la conquista de las medallas de oro y bronce en el, BMX y de la confirmación del bronce del pesista Luis Javier Mosquera, Colombia pasó a ocupar la histórica posición 22 en la medallería de los Juegos Olímpicos Río 2016, la mejor en sus participaciones en el certamen, desde 1936, cuando hizo su estreno. 

 

Nuestro país cumplió con el objetivo de superar lo realizado en Londres 2012, al conquistar ocho medallas, pero tres de ellas de oro, dos más que en la cita británica, en la cual nuestro país finalizó de 38.

 

Colombia es el tercer país latinoamericano, con la misma cantidad de oros, tres, y platas, dos, de Cuba, pero tiene cuatro bronces, frente a tres nacionales, resultado que también es un éxito para nuestro país.

 

Esta es la medallería, cuando restan dos días de competencias en Río 2016.

 

 

De nuevo, oro y bronce para Colombia, en el BMX olímpico

Luego de 19 días de competencias en los Juegos Olímpicos Río-2016. Colombia disfrutó de la alegría de Óscar Figueroa, las hazañas de Yuberjén Martínez e Ingrit Valencia, la seguridad de Yuri Alvear, la sonrisa de Caterine Ibargüen y sufrió las tristezas de Jackeline Rentería, Fernando Gaviria y Óscar Muñoz, hasta que llegó el día de Mariana y el de Carlos también.

 

Toda Colombia estaba expectante por ver a Mariana. Por sentir el orgullo que genera un triunfo de este tamaño. Es cuando más orgullosos nos podemos sentir los colombianos. Y más aún en la pista, en la tribuna, con una temperatura ambiente superior a los 30 grados centígrados, que se pintó de amarillo, azul y rojo para alentar a la colombiana, a la mejor del mundo, a la favorita al título. Los embajadores colombianos en la tribuna se hicieron sentir. Eran mayoría y así lo demostraron en cada pedalazo de Mariana. Y también de Oquendo y Ramírez.

 

 

Mariana ganó las tres ‘mangas’ de las semifinales. En la primera sobrada para tomar confianza. En la segunda por fotofinish con la estadounidense Alice Post para ponerle emoción. Y en la tercera de nuevo con amplia diferencia. Sumó tres puntos en la semifinal y se clasificó primera para la final, con una particularidad, así como Caterine Ibargüen no tuvo a Olga Saladukha en la final del triple salto, Mariana no tuvo a Caroline Buchanan en la disputa por el oro.

 

A la 1:00 de la tarde en punto de Colombia. Mariana Pajón subió las escaleras en busca de la rampa de salida. Detrás de ella iban Laura Smulders, Brooke Crain, Stefany Hernández, Alise Post, Elke Vanhoof, Manon Valentino y Yaroslava Bondarenko. Se acomodaron por cada carril, Mariana en el uno, en el primero y llegó la presentación. Cuando nombraron a Mariana, la tribuna estalló de júbilo y toda Colombia también. 

 

Todas en el partidor. La tribuna en silencio para escuchar: “Raiders ready. Watch the gate…”, cuatro pitazos, rampa libre y como en las pruebas de velocidad del atletismo, escándalo total en la pista para ver a Mariana una vez más. En un esfuerzo más. En unos 120 pedalazos de gloria olímpica.

 

Y así fue, desde el primer salto, Mariana salió adelante, llegó a la primera curva primera y no cedió terreno. De nuevo todas las rivales sólo pudieron ver su rueda trasera y con autoridad, demostrando que es la mejor del mundo, Mariana Pajón Londoño se coronó campeona olímpica por segunda vez consecutiva. No tiene rival en el planeta. Es una fenómeno. Y es colombiana.

 

El bronce que repitió la película

De forma paralela, las emociones entre los hombres también aumentaban con el pasar de las series semifinales. Carlos Mario Oquendo, la figura nacional, y Carlos Alberto Ramírez, el joven que sigue sus pasos. Los dos compartieron en el segundo heat.

 

En la primera manga llegaron tercero y cuarto. Ramírez tercero y Oquendo cuarto. En la segunda se repitió el resultado y parecía que los dos iban a estar en la final. Sin embargo, en la tercera manga Oquendo se cayó en la primera curva y quedó afuera. Ramírez siguió, pero también se fue al piso, ya en la última curva, como había varios por el suelo, Carlos Alberto se levantó y pasó quinto. Oquendo entró sexto. Ramírez se clasificó a la final y Oquendo quedó eliminado. En ese momento le pasó el relevo y su compañero lo recibió.

 

 

Luego de la gloria alcanzada por Mariana, 10 minutos después se vino la final masculina. Ramírez salió por el séptimo carril. Tuvo una largada lenta, pero con su pericia recortó camino en la primera curva y pasó al quinto lugar. Siguió ahí a la espera de otro recorte en curva, el plan era en la curva final para embalar y así fue. En la curva final cerró por dentro, controló y volvió a arrancar con su velocidad, entró mano a mano con el estadounidense Nicholas Long. Fotofinish.

 

La plataforma ubicó cuarto al colombiano, con el mismo tiempo de Long. Por eso los jueces tuvieron que revisar el video una y otra vez, mientras el paisa que corre por Bogotá aguardaba con ansias. Un par de minutos después salió la diferencia oficial: El tiempo del colombiano fue 35.517 y el del estadounidense 35.522. Cinco milésimas de segundo le dieron la medalla de bronce al colombiano.

 

Oro y bronce. La misma película de Londres-2012, con un nuevo protagonista. Con un nuevo actor principal, Carlos Alberto Ramírez, quien no sólo cumplió su sueño: también consiguió el objetivo de la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos Río-2016: Igualar lo hecho en Londres en cuanto a cantidad de medallas, pero mejorando el color.

 

En territorio británico fue un oro, tres platas y cuatro bronces. Desde Río de Janeiro regresarán a Colombia con tres oros, dos platas y tres bronces. Objetivo cumplido, aunque falta recibir el bronce de Luis Javier Mosquera en pesas, que llegará en unas semanas.

 

Mosquera alcanzó la gloria olímpica

Luis Javier Mosquera Lozano, el juvenil pesista vallecaucano, ganador de la medalla de bronce en las pesas de Río 2016, tiene la hoja de vida más brillante de todos los pesistas colombianos de primera línea, porque su consagración en el máximo certamen deportivo del universo fue antecedida por dos títulos mundiales juveniles y la mejor segunda marca de la temporada 2015, en la división de mayores, de los 69 kilogramos, además de otros títulos en certamen del ciclo olímpico y de campeonatos internacionales.

 

 

A los 21 años de edad ya habla con la autoridad de un veterano que llegó a Río con la firme intención de obtener una medalla y perdió el bronce por un kilo, resultado que le generó una fuerte frustración, porque desde hace más de un año había advertido que a estos Juegos venía con la intención de llevarse una medalla.

 

Una vez cuarto en la contienda, resultado muy bueno para su condición de debutante en unos Juegos Olímpicos, Mosquera siempre expresó su desagrado y retornó a Colombia con un evidente malestar, porque estaba seguro de sus capacidades.

 

Ahora que se ha ratificado su medalla de bronce, la segunda del levantamiento de pesas de Colombia en Río 2016, ha levantado de nuevo la cabeza para reclamar lo que era suyo y para lo cual había trabajado arduamente, al lado de su técnico, Oswaldo Pinilla.

 

La carrera de Luis Javier Mosquera ha sido corta, pero rápida. Emergió en el concierto internacional del ciclo olímpico en 2014, al ganar tres medallas de plata, en los X Juegos Suramericanos Santiago 2014, detrás de su compatriota Francisco Mosquera, y de ahí en adelante con la obtención de una docena de títulos en citas panamericanas y mundiales. Estas actuaciones le valieron ser reconocido por el COC y la Federación Colombiana de Pesas, como el mejor de la especialidad en ese año.

 

Menos de un mes después de su participación en Chile, Mosquera se adjudicó el título de los Panamericanos Juveniles en Reno, Estados Unidos, certamen en el que logró tres medallas doradas, tras levantar 129 kg., en arranque, y 150 en envión, para un total de 279 kilogramos.

 

Luego, Luis Javier hizo historia en el Campeonato Mundial Juvenil de pesas, celebrado en Kazan, Rusia, evento en el que nuevamente obtuvo tres oros, con 141 kilos en arranque, 170 en envión (311 kg. en total), y sumar estas preseas al oro y a los dos bronces conseguidos en la cita de 2011.

 

Mosquera refrendaría su año grandioso, en Almaty, Kazajistán, en su primera participación en un Mundial de Mayores, en el que alcanzó un bronce en el arranque, con un peso de 141 kilogramos, que le permitieron inscribir su nombre en el podio, en la división que tenía en competencia, además, al medallista y récord olímpico, Óscar Figueroa, quien tuvo que retirarse por lesión.

 

Otros colombianos…

La santandereana María José Uribe finalizó en la posición 31 en la tercera ronda del golf olímpico, con 74 golpes, que fue dominado por la neozelandesa Lyda ko, quien sumó 65 y fue seguida por la australiana Su-Hyun Oh, con 66, y la sudafricana Paula Reto, con 68.

 

En la prueba de 50 kilómetros marcha el mejor colombiano fue Jorge Ruiz (foto), en la posición 17, con 3.51.42, en prueba ganada por el eslovaco Matej Tóth, quien registró 3.40.58.

 

Los otros dos colombianos José Leonardo Montaña y James Rendón, el primero se retiró y el segundo fue descalificado.

 

Por su parte el luchador Carlos Izquierdo perdió su primer combate y quedó por fuera de la competencia, en la categoría de los 74 kilogramos.

 

En la competencia de clavados, plataforma de 10 metros, los colombianos Víctor Ortega y Sebastián Villa finalizaron 20 y 25, respectivamente con 386,85, el primero, y 350,40, el segundo, frente a 571, del ganador, el británico Thomas Daley.

 

Finalmente, el equipo de relevos de 4×400 metros, no avanzó a la ronda final del atletismo.



Comentarios