La misteriosa historia de un asalto ¿falso?

Por: El Economista América | Agosto 18, 2016

La Policía de Brasil ha impedido este miércoles que los nadadores Gunnar Bentz y Jack Conger, ambos presentes durante el atraco denunciado por su compañero Ryan Lochte, cogieran un avión hacia Estados Unidos en el aeropuerto de Río de Janeiro, tal y como ha informado el diario 'Folha de Sao Paulo'.

Este miércoles, la jueza Keyla Blanc ordenó la confiscación de los pasaportes de Ryan Lochte y James Feigen, después de que ambos ofrecieran versiones contradictoras del robo que sufrieron el domingo cuando viajaban en un taxi en Río de Janeiro.

 

Poco después, las autoridades confirmaron que Lochte ya había conseguido salir del país, dos días antes de lo previsto; sin embargo, los otros tres nadadores aún permanecían en Río, donde tenían programado quedarse hasta hoy mismo.

 

Las autoridades han procedido a la detención de los estadounidenses, a los que la Justicia brasileña había pedido que no salieran del país hasta que quede aclarado el caso del presunto robo del domingo de madrugada.

 

El portavoz del Comité Olímpico de Estados Unidos, Patrick Sanduscky, no ha confirmado que los dos nadadores hayan sido detenidos en el aeropuerto.

 

Las versiones de Lochte y Feigen sobre el atraco apuntan a direcciones distintas: Lochte sostiene que fueron asaltados por un hombre que les exigió que le entregaran unos 400 dólares, mientras Feigen asegura que fueron "varios asaltantes" y que uno de ellos iba armado.

 

No obstante, las grabaciones de las cámaras de seguridad muestran que los nadadores llegaron a la Villa Olímpica con lo que el diario 'Estadao' define como una "actitud positiva".

 

Por su parte, Bentz y Conger, que supuestamente estaban junto a sus compañeros durante el atraco, no quisieron presentar denuncia ante las autoridades.


Comentarios