Murió la leyenda del boxeo, Muhammad Alí

Por: Confidencial Colombia - @KT_Leal | Junio 4, 2016

A los 74 años y por problemas respiratorios, murió el legendario ex campeón de peso pesado del boxeo. El tres veces campeón mundial había ingresado esta semana en el hospital por problemas respiratorios. 

Muhammad Ali, uno de los mayores deportistas del siglo XX, un hombre que se inventó varias veces a sí mismo y reflejó los traumas y conflictos de los Estados Unidos de su época, murió este viernes en un hospital en Phoenix (Arizona) a los 74 años por complicaciones respiratorias, tras ser ingresado esta semana.

 

El boxeador llevaba 32 años batallando contra la enfermedad de Parkinson, un desorden del sistema nervioso que afecta al movimiento, lo cual no le impidió hacer presentaciones y viajes para convertirse también en un ícono social, y defensor de los derechos humanos.

 

Ali, nacido con el nombre de Cassius Clay en Louisville (Kentucky) en 1942, fue un negro golpeado por las humillaciones de la segregación que proclamó su identidad con orgullo. Un deportista locuaz que exhibía su ego sin modestia: “¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor! Soy el rey del mundo”, dijo cuando ganó el campeonato mundial contra Sonny Liston.

 

Un activista más cercano al estilo desafiante de Malcolm X que al ecumenismo de Martin Luther King en la defensa de los derechos civiles de los negros. Un héroe deportivo que se convirtió a una religión extraña para la mayoría de sus conciudadanos. Influido por las enseñanzas del grupo religioso Nación del Islam, adoptó el nombre de Muhammad Ali y eligió él mismo, descendiente de esclavos anónimos, su propio nombre y religión. "No quiero ser lo que vosotros queréis que sea”, decía.

 

La trayectoria profesional del legendario Muhammad Ali estuvo marcada siempre por sus geniales declaraciones antes, durante y después de cada una de las 61 peleas que realizó.

 

Antes de que subiese al cuadrilátero ya había generado una expectación inusitada con su irreverente mezcla de premonición, confianza, sentirse superior y sobre todo ganador.

 

Tampoco callaba durante la pelea, y mucho menos cuando las concluía con triunfo en 56, incluidas 37 por la vía del nocáut, y cinco derrotas.

 


Comentarios