Real Madrid golea y divierte al Bernabéu

Por: El Confidencial | Enero 17, 2016

Al igual que en su debut ante el Deportivo, Zinédine Zidane soltó amarras para que sus jugadores no tuvieran problemas en golear al Sporting con la fórmula de la 'BBC' en un partido que duró 45 minutos.

Una cosa es ser el mejor, lo cual siempre puede resultar discutible, y otra ser el idóneo, algo más sencillo de argumentar. Este es el caso de Zinédine Zidane y el banquillo del Bernabéu, a día de hoy y en este Real Madrid 'made in Florentino', pues el señor Pérez suma once entrenadores en doce años de mandato.

 

La mano izquierda del francés es tan alargada, que no necesita una mano derecha. De hecho, oficialmente no tiene segundo entrenador y quien ejerce de tal es el encargado del material.

 

Así son las cosas en este Real Madrid, en el que los permanentes desafíos de su presidente al fútbol, le obligan a ser noticia por todo aquello que le rodea.

 

"La guarnición ha terminado por comerse al solomillo", suele decir al respecto Juanma Lillo. Por eso Zidane es el idóneo para este Real Madrid, sobre todo mientras el calendario sea tan benévolo y hasta el derbi del Bernabéu contra el Atlético, la visita al Camp Nou y los cuartos de final de la Champions -la Roma no parece rival en octavos-, a su equipo no se le exija funcionar como tal, es decir, más allá de sus descomunales individualidades.

 

Al igual que sucediera en su debut, ante el Deportivo, a Zidane le bastó con soltar todas la amarras que el equipo tenía con Rafa Benítez para golear sin piedad a un Sporting que aguantó 6 minutos en pie. Estar eliminado de la Copa del Rey, permite al francés dedicar las semanas íntegramente a preparar los partidos de Liga.

 

Es cierto que ello le impide dar minutos a los menos habituales, caso de Nacho, Lucas Vázquez o Cheryshev, este domingo fuera incluso de la convocatoria. Pero la mano izquierda de Ziozu es tan alargada, que aún así no tiene problema para tomar decisiones sin que, al menos aparentemente, nadie le ponga mala cara.

 

Con Isco otra vez de titular o, lo que es lo mismo, con James de nuevo en el banquillo, Zidane sólo introdujo un cambio, y obligado, por la lesión de Sergio Ramos. Su compatriota Varane formó pareja de centrales con Pepe.

 

Antes del cuarto de hora, el Real Madrid ya ganaba 3-0 al Sporting y con un gol de cada uno de los miembros de la 'BBC', de ahí que la iniciativa de algunos socios de pedir la dimisión de su presidente en el minuto 12 de partido fuera una quimera. Primero fue Bale, otra vez de cabeza, a la salida de un córner sacado al primer palo por Kroos y en el que Cuéllar salió a por uvas.

 

Después, Benzema asistió a Cristiano en la frontal del área para que el portugués soltara un zapatazo lejos del alcance del portero asturiano. Y el tercero fue un golazo, con una media chilena de Benzema tras un centro, desde la derecha y con la derecha, de Bale. Parece el Madrid de Ancelotti, sí, pero ahora es el de Zizou.

 

"Cuando Zidane habla, todos escuchamos", dijo Modric, uno de los pocos jugadores que no son sospechosos de haberle hecho la cama a Rafa Benítez. Lo dijo públicamente y a buen seguro es una de las consignas que dará en el vestuario a sus jugadores: "Cuando no tenemos el balón, todos corremos para recuperarlo". Pues dicho y hecho. Benzema y Cristiano no tuvieron ningún problema en correr hacia atrás, aunque lo hicieron mucho más hacia adelante, con el Kroos más entonado de la temporada a los mandos.

 

Si el partido no estaba lo suficientemente sentenciado, a los 18 minutos repitió Cristiano, que ya suma 16 goles y vuelve a sentirse importante. "Sin ser un equipo violento, no podemos hacer la primera falta en el minuto 24. Tiene que ser el Sporting un equipo que no deja jugar cómodo al rival", se lamentó el Pitu Abelardo.

 

Cuando el equipo gjjonés daba por bueno irse al vestuario con 4-0, le cayó el quinto. Una virguería de Isco, con un gran control y una asistencia genial, la aprovechó Benzema para batir con sutileza al Pichu Cuéllar y firmar también su decimosexto gol.

 

La única mala noticia para Zidane fue la lesión de Bale, que no pudo acabar la primera parte y tuvo que retirarse por unas molestias en los gemelos de la pierna derecha. El galés no pudo volver tras el descanso y su puesto lo ocupó Jesé.

 

Mejoró el Sporting en la segunda parte, aunque su ingenuidad ofensiva le impedía inquietar a un Real Madrid que dio la sensación de querer temporizar, levantar el pie, no para sestear como hacía con Benítez, sino para no hacer sangre ante un equipo noble y que sólo buscaba perder con honor.

 

Cristiano pudo ver la tarjeta roja al dar una patada por detrás a Nacho Cases, pero Undiano Mallenco no quiso líos. Una buena jugada de Jony, sin duda el mejor del equipo de Abelardo, permitió a Isma López batir a Keylor Navas. Primer gol que encajaba el Real Madrid de Zidane, un dato testimonial, aunque a tener en cuenta.

 

Después de haber hecho antes del 5-1 el cambio de Isco por James, Zidane también se vio obligado a retirar a Benzema, con un golpe en el tobillo derecho. Entró Kovacic, una sustitución que con Benítez solía producirse sistemáticamente y a veces para aguantar claramente el resultado. Con la entrada del croata, que se colocó en banda derecha, Zizou mandó a Jesé a la izquierda y centró a Cristiano. Ningún problema, aunque ya no hubo más goles.

 

Habrá que esperar a ver a este Madrid ante rivales de mayor entidad que Deportivo y Sporting, pero tampoco hay que olvidarse de que ante equipos parecidos el Madrid de Benítez tuvo problemas para ganar y, cuando lo hizo por goleada, tampoco gustó su juego.

 

La 'manita' al Sporting, producto de su buen juego en un partido que duró 45 minutos, fue el mejor homenaje que pudo ofrecer a Velázquez, además del respetuoso minuto de silencio que se guardó en su memoria. Con Zidane, todo es felicidad en el Bernabéu. Al menos, de momento.

 

Ficha técnica:

 

5 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Kroos, Modric, Isco (James, m.60); Bale (Jesé, m.46), Cristiano Ronaldo y Benzema (Kovacic, m.65).

 

1 - Sporting: Cuéllar, Lora, Luis Hernández, Jorge Meré, Isma López, Sergio Álvarez (Rachid, m.60), Nacho Cases, Jony, Halilovic (Dani Indi, m.46), Guerrero (Toni Sanabria, m.73) y Álex Menéndez.

 

Goles: 1-0, m.8: Bale; 2-0, m.10: Cristiano Ronaldo; 3-0, m.12: Benzema; 4-0, m.18: Cristiano Ronaldo; 5-0, m.41: Benzema; 5-1, m.62: Isma López.

 

Juez central: Undiano Mallenco (colegio navarro). Mostró tarjeta amarilla a Guerrero, del Sporting y a Modric, del Real Madrid.


Comentarios