Momentos memorables del Rally Dakar 2016

Por: El Confidencial / Víctor García | Enero 5, 2016

La segunda etapa del Dakar ha dejado instantáneas memorables y ha servido para que crezcan las primeras 'batallitas' para algunos de los favoritos.

Señalaba un perro viejo de la caravana del Dakar a El Confidencial que la organización no pondría las cosas fáciles al principio porque “le gusta hacer una criba inicial. Así que habrá sorpresas”. No estaba mal encaminado cuando esta etapa 2 -la primera que la lluvia ha permitido que se dispute- ha provocado el abandono de los primeros pilotos y ha dejado a Nani Romaprácticamente sin opciones para lograr el título en coche que alzase en 2014 tras estar más de 40 minutos parado intentando sacar su Mini de un barrizal. Carlos Sainz tampoco tendrá gratos recuerdos de esta toma de contacto ya que su motor le ha tenido parado durante 14 minutos.

 

“Estábamos corriendo bien hasta llegar a la zona de barro donde me planté por un error nuestro. Luego llegó mi compañero Terranova y también se encalló, aunque nos ayudamos mutuamente a salir de allí. Es triste ceder tanto tiempo en la primera especial pero es lo que hay y no podemos perder la moral”. Nani Roma no tira la toalla pero es consciente de que tiene un desafío por delante que ya no depende exclusivamente de él porque para remontar 45 minutos al grupo de favoritos necesita que todos y cada uno de ellos sufra algún incidente como el suyo…

 

Ni siquiera dos como el de Sainz le valdría, quien desprende más moral pese a su misterioso fallo en el propulsor: “Ha sido una lástima, rodábamos a un buen ritmo, y cuando hemos llegado al kilómetro 112 se nos ha parado el motor. Después de trece minutos ha vuelto a arrancar sin hacer nada y hemos podido rodar con normalidad. Es lo que hay y queda mucho rally por delante. Mañana veremos. El problema es salir detrás, pero bueno, poco a poco. Queda mucha carrera”.

 

Laia Sanz en acción

El favorito en motos, Barreda, se fue al suelo

No obstante, en un raid lo normal es que ocurran cosas y lo extraordinario es no tener nada que contar al finalizar el día. Ni el favorito en motos, Joan Barreda, se ha librado en esta etapa 2 (séptimo en meta) de contar 'batallitas' y hasta ha reconocido que se fue al suelo: “Antes de la meta me he encontrado con barro y agua. La moto se ha quedado atrapada en el barro y he tenido que sacarla. Luego he tenido que limpiar los instrumentos de navegación. Entre tanto ha llegado Rubén Faria y como iba a buen ritmo, le he seguido hasta el final. La moto está bien, justo en la zona del barro he patinado y he tenido una caída sin consecuencias”. Una criba, caiga quien caiga.

 

Al margen de estas primeras diferencias, la Etapa 2, la primera cronometrada para los pilotos después del prólogo, ha servido para confirmar que el 'Dream Team' de Peugeot tiene entre sus manos un vehículo ganador, y no sólo por el doblete del 'novato' e incombustible Sebastien Loeb junto a Peterhansel, sino porque Sainz, hasta ese problema, estaba pisando los talones al ganador de nueve títulos del WRC. La solvencia del francés en trazados como el de este lunes estaban fuera de toda duda, habrá que esperar para las etapas de más arena y menos pista para saber cómo es capaz de influir su talento en su capacidad de adaptación.

 

Este miércoles, los pilotos esperan pasar la noche de reyes en Jujuy, donde termina la tercera etapa de esta aventura. Tendrán 314 kilómetros cronometrados y será la antesala de una de las dos jornadas marcadas en rojo por la organización.


Comentarios