Cristiano salva a Benítez

Por: El Confidencial | Diciembre 30, 2015

El Madrid ganó a la Real Sociedad, Benítez sigue por ahora siendo entrenador blanco y Cristiano volvió a marcar un doblete. Pero la sensación que transmitió es que todo está a punto de explotar.

Lo que sucede en cada partido en el Bernabéu ya no es sostenible. Resulta insoportable para el equipo que cada vez que salten a jugar a su propia casa les piten, que cada vez que se nombre a Rafa Benítez por megafonía a uno le duelan los oídos, a él ni imaginarlo, que cuando suceden algunas cosas fuera del guion en el partido, haya unas críticas feroces por parte de la grada.

 

Sin embargo, que suceda tal cosa es, en realidad, exclusiva responsabilidad del equipo. El Real Madrid ganó a la Real Sociedad, Benítez sigue por ahora siendo entrenador blanco y Cristiano volvió a marcar un doblete. Pero la sensación que transmitió todo el equipo es que todo está a puntito de explotar por los aires.

 

La Real Sociedad, nos pongamos como nos pongamos, no es un gran equipo, o al menos no lo ha demostrado durante esta temporada, ni con Moyes ni con Eusebio. Por lo general sufre para gestionar el balón, le falta gol y si no es por Agirretxe, convertir es casi un milagro. Defensivamente suele ofrecer facilidades también.

 

Pero en el Bernabéu no se mostró en ningún momento tan inferior al Madrid. De hecho, durante una larga fase en el segundo tiempo, los 'txuri-urdin' dominaron imperiosamente la posesión del balón mientras los merengues se paseaban como fantasmas inmaculados sobre el césped. No había tensión en los locales, ni intención de robar el balón. La ausencia de presión era total.

 

Tuvo un inicio de encuentro tranquilo, moviendo el balón con cierta fluidez y sobre todo teniendo ocasiones desbaratadas por Gerónimo Rulli. Y a partir de ahí, un desierto de juego, de ocasiones, de intención, de todo y de nada.

 

La muestra de la decadencia blanca en este partido fueron las constantes pérdidas de balón de Toni Kroos en la salida de balón. Kroos no está acostumbrado a jugar en Navidad y se le nota. En esas acciones torpes del alemán llegaron las ocasiones de la Real en la primera parte. En una de ellas, la más clara, Agirretxe se presentó ante Keylor, éste salió muy fuerte y sin hacer penalti se llevó por delante al delantero, que se lesionó.

 

No fue la única baja de la Real. Después se produjo la más dolorosa de todas.Sergio Canales volvió a romperse el ligamento cruzado de la rodilla. No hacía falta esperar al parte médico de la Real.

 

Todos lo supimos cuando el propio buen jugador cántabro desde el suelo gemía diciendo "otra vez, otra vez". Pero lo que suele suceder en casos de recaídas es que suceda en la misma rodilla lesionada. Pero lo de Canales no fue una recaída, sino otra lesión en la otra rodilla, la sana. Es la tercera vez que Canales se rompe la rodilla con 24 años. Un drama que solo entenderíamos si estuviésemos en la piel del chaval.

 

El problema que tiene el Madrid últimamente y por el que ni las victorias saben bien es que vienen originadas por errores a favor de los árbitros. El día del Rayo, el del 10-2, los vallecanos se quedaron con nueve jugadores a la media hora y no gustó ni la histórica goleada.

 

Contra la Real Sociedad todo empezó con el segundo penalti pitado por González González, que no pitó uno muy claro de Pepe sobre Jonathas. El primero fue por un supuesto empujón de Yuri sobre Benzema. Cristiano lo tiró como si fuese una falta y, por tanto, lo falló. El segundo fue por una mano también de Yuri, que venía de rebotar primero en su pierna. Cristiano esta vez lo tiró como si fuera un penalti y lo metió pese a que Rulli adivinó la trayectoria.

 

La segunda parte fue muy incómoda. La Real Sociedad se adueñó del balón conun Illarramendi sensacional en su vuelta al Bernabéu y empató con un golazo de Bruma. Illarra se fue del Madrid porque no servía, porque no había madurado ni dado ese salto de calidad que se le exigía. Y puede ser que no rindiera como se esperaba. Pero ¿se le dieron oportunidades suficientes? No, seguramente no. En casa ha vuelto a ser indiscutible y a rendir a buen nivel. Contra el Madrid demostró la jerarquía por la que se le fichó, la buena capacidad creativa y la visión de juego. Incluso rozó el 1-2. 

 

Pero cuántas veces sucede esto. La Real mandaba y creaba ocasiones, pero no sentenció y apareció Cristiano. Un gol sensacional con un remate complicadísimo a un centro muy abierto desde el córner (que extrañamente botó Marcelo).

 

La clavó en la base del palo de Rulli con la zurda, de primeras, un golazo de los que suele marcar Cristiano, porque nadie puede dudar de su calidad, sólo de su estado físico. Ya no hubo mucho más. La Real siguió dominando, pero sin motivación. Y al final, con Bale jugando donde debe, se inventó un pase sensacional mejorado incluso por el control de Lucas Vázquezpara sentenciar. Lucas entró por Benzema, Kovacic por James. Los cambios, los de siempre.

 

Ficha técnica
 
3 - Real Madrid: Keylor Navas, Danilo, Pepe, Varane, Marcelo, Kroos, Modric (Casemiro, m.87), James (Kovacic, m.59), Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Lucas Vázquez, m.76).
 
1 - Real Sociedad: Rulli, Elustondo, Carlos Martínez, Íñigo Martínez, Yuri, Illarramendi, Bergara, Xabi Prieto, Canales (Rubén Pardo, m.45), Jonathas (Vela, m.69) y Agirretxe (Bruma, m.18)Goles: 1-0, m.42: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1, m.49: Bruma; 2-1, m.69: Cristiano Ronaldo. 3-1, m.87: Lucas Vázquez.
 
Colegiado: González González, del Comité Castellano Leonés. Mostró tarjeta amarilla a Yuri, Carlos Martínez e Illarramendi, de la Real Sociedad y a Pepe y Nacho, del Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 69.896 espectadores.


Comentarios