James no se conecta con el técnico Benítez

Por: El Confidencial | Diciembre 10, 2015

Al cucuteño no le gusta la posición que ocupa de forma habitual en el Real Madrid. James es un futbolista que quiere estar en continuo contacto con la pelota y sufre alejado de ella.

Ante el Getafe y, sobre todo, frente al Malmö (8-0), el Real Madrid volvió a engrasar su máquina de hacer goles. Con triunfos se solapan las heridas; el equipo blanco lleva dos victorias consecutivas en Liga y en Champions huele a sangre. Como casi todos en el plantel blanco, James Rodríguez es una de los rostros más distendidos. El colombiano, ante el Getafe, jugó el primer partido completo desde que Rafa Benítez es entrenador del Madrid, pero frente a los suecos volvió a ser reemplazado. No todo es un mar de sonrisas para James, la penúltima 'desconexión' del técnico.

 

Tras el partido de Sevilla, James Rodríguez salió desde el banquillo cuando el Real Madrid hacía aguas por todas partes y la derrota era inexorable. Dos pinceladas del colombiano, con gol incluido, maquillaron la debacle. El jugador contradijo al técnico, que en la sala de prensa aseguró que el futbolista necesitaba minutos y, “como habéis visto todos (dirigiéndose a los periodistas), le falta mucho trabajo y tiempo para recuperar su nivel”. Sin embargo, James respondió a Benítez: “Estoy bien. Hace más de 15 días que estoy recuperado y apto para dar todo”.

 

Frente al Barcelona, James Rodríguez fue titular pero anduvo plano, como el resto del equipo, y fue sustituido por Isco. Volvió a ser titular frente al Eibar y el colombiano realizó una decorosa actuación, pero Rafa Benítez lo reemplazó por Lucas Vázquez a los 65 minutos de partido. James salió de la cancha eibarresa mordiéndose los labios y contando hasta veinte. A James no le gusta que le sustituyan.

 

Esfuerzo y lucha

Al futbolista tampoco le gusta la posición que ocupa de forma habitual en elReal Madrid, que es la banda derecha. Según Benítez, como extremo derecho y mostrando su jerarquía por esa franja, es donde James Rodríguez alcanza las mejores prestaciones. Este año ha marcado tres goles y ofrecido tres asistencias de gol, todo desde la banda derecha. Contra el Getafe, el único partido que James realizó completo, lo hizo desde la posición preferida del colombiano, que es como interior izquierdo con tendencia al centro, pero los números no reflejan datos positivos, solo esfuerzo y lucha. Ni gol ni asistencia.

 

James es un futbolista que quiere estar en continuo contacto con la pelota y sufre alejado de ella. Pero el centro de la zona ofensiva del Real Madrid está poblada mayoritariamente por la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) y Benítez, a su entender, lo condena a un lugar donde se siente incómodo y se pasa mucho tiempo sin 'oler la pelota'. Él no quiere correr y correr, prefiere tocar y tocar. En Colombia, el seleccionador Pékerman le otorga plenos poderes para que deambule en la zona central, donde puede desarrollar todo su talento y distribuir el juego. Pékerman lo ha llegado a colocar de medio centro defensivo, algo que Benítez, por el momento, descarta.

 

Los intocables

El madrileño prefiere mil veces situar a Casemiro en esa zona o, por el contrario, decantarse por la dupla Modric-Kroos, los principales timoneles del Real Madrid, intocables para Rafa Benítez. Ello hace que sea muy difícil que el técnico varíe su postura y James, pese a su querencia de buscar el balón en todas las partes del campo, quede fijado en la banda derecha con el espacio claramente delimitado a subir y bajar por esa vía de tren.

 

James Rodríguez es uno de los más enconados oponentes que Rafa Beníteztiene en el plantel, donde solo cinco de los jugadores (Casemiro, Nacho, Modric, Keylor y Marcelo) han mostrado sus simpatías por el técnico, aunque éste se muestra impermeabilizado de todo. De momento tiene el amparo deFlorentino Pérez y sigue su trabajo ajeno a todo. No cambia un milímetro su sistema.


Comentarios