Tras escándalo de dopaje, Federación Rusa de Atletismo acepta sanción

Por: El Confidencial | Noviembre 26, 2015

La Federación Rusa de Atletismo anunció su intención de colaborar "completa y activamente" con una comisión inspectora de cinco miembros designada por la IAAF que decidirá cuándo rehabilitar al país.

La Federación rusa de atletismo ha aceptado la suspensión indefinida que le ha impuesto la IAAF por prácticas de dopaje y ni siquiera ha pedido audiencia para presentar alegaciones, según la Federación Internacional.

 

El Consejo Directivo de la IAAF decidió el 13 de noviembre pasado, con un solo voto en contra de sus 24 miembros presentes, suspender a la Federación Rusa tras elescándalo sobre prácticas de dopaje, sobornos para ocultar positivos y destrucción de muestras en el laboratorio de Moscú denunciados en el informe de la Comisión Independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

 

Una comisión inspectora de cinco miembros designada por la IAAF y presidida por el experto antidopaje Rune Andersen vigilará el proceso de reformas en la Federación rusa y decidirá en qué momento cumple las condiciones para volver a ser admitida como miembro de la Federación Internacional.

 

Mientras esté en vigor la suspensión, ningún atleta ruso puede competir fuera de su país y Rusia no puede albergar ninguna competición internacional. La Federación Rusa anunció su intención de colaborar "completa y activamente" con dicha comisión inspectora.

 

El pasado día 19, el ministro de Deporte ruso, Vitali Mutkó, se mostró dispuesto a reunirse con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para acordar las medidas encaminadas a solventar las quejas del organismo internacional sobre la Agencia Antidopaje Rusa (RUSADA, en sus siglas en ruso). "Hablaremos muy pronto con la WADA y elaboraremos una especie de hoja de ruta a realizar (para superar) los problemas existes", dijo Mutko a Interfax.

 

La AMA acusa a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Ministerio de Deportes y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB). El Consejo Directivo de la IAAF está reunido este jueves en Montecarlo y en su agenda incluye determinar las medidas que habrá de tomar la Federación Rusa para su rehabilitación.

 

La propia IAAF y sus dirigentes están sometidos a investigación por parte de la policía francesa, que tomó declaración a su expresidente Lamine Diack, predecesor del británico Sebastian Coe, y al antiguo responsable del departamento antidopaje, Gabriel Dolle, por supuesta corrupción.


Comentarios