Lewis Hamilton: ¿Qué le pasa al campeón del mundo?

Por: Javier Rubio | Noviembre 17, 2015

Once poles en las doce primeras carreras, de las cuales siete fueron victorias. Diez triunfos en total. El título fue rematado en Austin, decimosexta prueba de la temporada. Y desde el Gran Premio de Italia, Lewis Hamilton no ha logrado nunca salir primero y sólo ha ganado en Sochi -con retirada de Rosberg- y en Austin gracias a un regalo en bandeja del piloto alemán.

Lewis Hamilton tiene “el trabajo hecho esta temporada”, pero Nico Rosberglleva cinco poles consecutivas. Desde que cometió el inusual error del Circuito de las Américas cuando marchaba primero, ha dominado totalmente al campeón. ¿Qué le pasa a Lewis Hamilton?

 

“Nico pilota cabreado”


En el Gran Premio de Brasil la pole te pone a los pies de la victoria. La política de Mercedes para controlar cualquier incidente en pista entre sus pilotos y la aplicación de estrategias idénticas en carrera limita a Rosberg y Hamilton para luchar entre sí. Desde Bélgica 2014, los responsables del equipo alemán han situado a sus pilotos contra la pared: el trabajo de 500 personas en el circuito y la fábrica no va a quedar comprometido por la 'huevina' en la pista. Cualquier maniobra que termine con uno de los monoplazas fuera de carrera supondrá una dura sanción.

 
 
Desde entonces, el toque de ruedas entre Hamilton y Rosberg en la primera curva de Austin ha sido el incidente más tenso que dejó al alemán fumando en pipa contra su compañero de equipo. Recuérdese el incidente de la gorra antes del podio. “Ya dije que Nico está pilotando cabreado” volvía a repetir Toto Wolff este fin de semana tras la carrera: “No estoy seguro de tener razón, pero es lo que creo. Nico sigue desarrollándose como piloto y todos esos incidentes en la primera curva tienen un patrón similar, dónde te posicionas con el auto”.
 

Rosberg aprendió la lección en Austin. En el Hermanos Rodríguez, colocó su coche en medio de la recta para bloquear a Hamilton al llegar a la primera curva. En Interlagos fue más contundente si cabe y colocó su rueda trasera en el lugar adecuado para que Hamilton no repitiera la misma maniobra de Austin.

 

“La estrategia la decide el equipo, no los pilotos”


“Estoy aquí para competir. Es tan difícil adelantar aquí que cuando los dos pilotos tienen la misma estrategia, todo está establecido desde el principio”, se lamentaba Hamilton tras la última carrera: “Así que si hay otras estrategias, corramos el riesgo”. En la prueba pidió a su equipo otras alternativas para superar a Roberg en boxes ante la imposibilidad de rebasarle en la pista. Se le olvidó recordar que podía haber justificado lo mismo cuando marchaba por delante de Rosberg en tantas carreras esta temporada.

 

Toto Wolff respondió al británico tras la prueba: “Tenemos nuestros estrategas y si los pilotos en el coche empiezan a tomar sus propias decisiones, perderían cada carrera. La estrategia no se decide por instinto. A veces funciona, pero sin todos los datos, en la mayoría de las carreras te vas a equivocar”. Rosberg remataba con un lógico principio de equidad: “Por ejemplo, en Brasil pensábamos que lo ideal serían dos paradas y al final la estrategia más rápida era a tres . De modo que, si yo hubiera ido a dos y Lewis a tres, aun siendo yo más rápido, el ganaría la carrera. Y eso no es justo”. A Hamilton también tuvieron que darle algunas explicaciones al respecto tras unas quejas parecidas en el Hermanos Rodríguez.

 

¿Ha cambiado algo en el W06?


Por lo tanto, con la política de Mercedes hacia sus pilotos, la pole se convierte en el factor decisivo para ganar. “Necesitaba trabajar en mi rendimiento en entrenamientos, pero, sinceramente, no sé por qué las cosas están funcionado como ahora”, confesaba Rosberg. Y si lo sabe, no lo va a decir. 78 milésimas a su favor en Brasil, 188 en México, 105 en Estados Unidos, 320 Sochi, 76 en Japón… ¿Qué hubiera sido del presente campeonato si el alemán hubiera cogido semejante ola en citas anteriores?

 

¿Ha ocurrido algo en el W06 que haya favorecido al alemán sobre Hamilton? En Monza, Pirelli elevó obligatoriamente las presiones para sus neumáticos y Mercedes tuvo allí algunos problemas al respecto. “No, no creo” contestaba Rosberg tras la última carrera: “He elevado mi nivel, eso es todo”.¿Hamilton?: “Bueno, desde Singapur en adelante ha habido un cambio en el coche, pero si eso ha marcado la diferencia, no lo sé realmente. Tenemos que verlo, pero ha cambiado desde Singapur”. Hasta entonces, Hamilton sólo fue derrotado por Rosberg en el Gran Premio de España. Hoy, el británico debe estar rascándose la cabeza.

 

“Se puede decir que Lewis ganó todo y que ha conseguido su objetivo”, intentaba también explicar Toto Wolff: “La adrenalina quizás no esté tan altacomo antes y Nico está pilotando sin presión, pero no estoy seguro de que lo sepan ellos”. Aunque Rosberg comenzó a batir el sábado a Hamilton antes de que éste rematara el título, puede que este factor psicológico y emocional haya entrado en juego en la recta final de la temporada. En todo caso, a ningún piloto recién proclamado campeón del mundo le gustaría que le mojen la oreja. Precisamente, lo que está ocurriendo con Lewis Hamilton.


Tags

Comentarios