El histórico goleador alemán Gerd Müller, padece Alzheimer

| Octubre 7, 2015

Este miércoles es un día triste para el fútbol. Gerd Müller, uno de los mejores delanteros de todos los tiempos, juega el partido más difícil de su vida por culpa de una larga e irreversible enfermedad. El Bayern de Múnich anunció que el 'Torpedo' sufre Alzheimer, después de informar en un comunicado en su página web que se encuentra "gravemente enfermo" y que, por esa razón, no habrá ningún acto para celebrar su 70 cumpleaños el próximo 3 de noviembre.

 

Histórico jugador del Bayern y de la selección alemana, Müller fue uno de esos futbolistas que encumbraron la figura del delantero rematador: sin ser excesivamente rápido ni técnico, su olfato de gol y su habilidad le convirtieron en un 'killer' del área sin igual. Bajito, potente, con buen manejo de las dos piernas y un espectacular remate de cabeza, pronto se convirtió en la gran referencia atacante del fútbol alemán. El gol se convirtió en su religión.

 

Con el Bayern de Múnich marcó una época, al ganarlo todo con el conjunto bávaro: cuatro Copas de Alemania, cuatro Bundesligas, una Recopa de Europa, una Copa Intercontinental y tres Copas de Europa son su espectacular palmarés: En especial, los tres cetros europeos, logrados de manera consecutiva entre 1974 y 1976. No en vano, sus goles marcaron un récord histórico -que sólo Messi fue capaz de superar en 2012- al anotar 85 goles en 1972.

 

Sus números con la 'Mannschaft' también son brillantes: tras ganar el Balón de Oro de 1970, el 'Bombardero de la Nación' llevó a Alemania Federal a ser tercera en el Mundial de México con sus 10 goles. Dos años después, en 1972, la RFA levantó la Eurocopa tras marcar el gol del triunfo ante Holanda en la final (2-1). En 1974, se sacaba la espina clavada cuatro años antes para llevar a su selección a ser campeona en el Mundial celebrado en su casa.

 

En una selección llena de talento, con jugadores como Maier, Vogts, Breitner, Hoeness o Hoelzenbein, sin duda un jugador destacaba por encima de todos:Franz Beckenbauer. El 'Kaiser' siempre fue considerado como el alma de Alemania y, por supuesto, del Bayern: convivir con un jugador de su tamaño quizá dejó en un segundo plano los increíbles registros de Müller, un 'cazagoles' que, con el 13 a su espalda y su tradicional celebración, vivió enamorado del gol.

 

Este miércoles es un día triste para el fútbol. Gerd Müller, uno de los mejores delanteros de todos los tiempos, juega el partido más difícil de su vida por culpa de una larga e irreversible enfermedad. El Bayern de Múnich anunció queel 'Torpedo' sufre Alzheimer, después de informar en un comunicado en su página web que se encuentra "gravemente enfermo" y que, por esa razón, no habrá ningún acto para celebrar su 70 cumpleaños el próximo 3 de noviembre.

 

Histórico jugador del Bayern y de la selección alemana, Müller fue uno de esos futbolistas que encumbraron la figura del delantero rematador: sin ser excesivamente rápido ni técnico, su olfato de gol y su habilidad le convirtieron en un 'killer' del área sin igual. Bajito, potente, con buen manejo de las dos piernas y un espectacular remate de cabeza, pronto se convirtió en la gran referencia atacante del fútbol alemán. El gol se convirtió en su religión.

 

Con el Bayern de Múnich marcó una época, al ganarlo todo con el conjunto bávaro: cuatro Copas de Alemania, cuatro Bundesligas, una Recopa de Europa, una Copa Intercontinental y tres Copas de Europa son su espectacular palmarés: En especial, los tres cetros europeos, logrados de manera consecutiva entre 1974 y 1976. No en vano, sus goles marcaron un récord histórico -que sólo Messi fue capaz de superar en 2012- al anotar 85 goles en 1972.

 

Sus números con la 'Mannschaft' también son brillantes: tras ganar el Balón de Oro de 1970, el 'Bombardero de la Nación' llevó a Alemania Federal a ser tercera en el Mundial de México con sus 10 goles. Dos años después, en 1972, la RFA levantó la Eurocopa tras marcar el gol del triunfo ante Holanda en la final (2-1). En 1974, se sacaba la espina clavada cuatro años antes para llevar a su selección a ser campeona en el Mundial celebrado en su casa.

 

En una selección llena de talento, con jugadores como Maier, Vogts, Breitner, Hoeness o Hoelzenbein, sin duda un jugador destacaba por encima de todos:Franz Beckenbauer. El 'Kaiser' siempre fue considerado como el alma de Alemania y, por supuesto, del Bayern: convivir con un jugador de su tamaño quizá dejó en un segundo plano los increíbles registros de Müller, un 'cazagoles' que, con el 13 a su espalda y su tradicional celebración, vivió enamorado del gol.


Comentarios