El Inter, líder con el mínimo esfuerzo

Por: El Confidencial | Septiembre 25, 2015

El 'calcio' está cambiando. La Juventus, sólo ha ganado un partido y Roma y Lazio, segundo y tercero el año pasado, están a mitad de tabla, lejos todos del resurgir de un Inter escueto en goles.

25 de septiembre de 2010. Rafa Benítez saboreaba por primera vez el sabor de la derrota en la Serie A. Era su primer partido serio, de los de verdad. Siempre es complicado visitar el Olímpico, pero la aventura se antojaba aún más ardua al tener enfrente a la Roma, la gran Roma sin títulos pero que fue el único y verdadero enemigo del Grande Inter pentacampeón de Mancini yMourinho.

 

Ese día, Mirko Vucinic le enseñó a Benítez la cara amarga del calcio, robándole tres puntos en el último suspiro. Poco recordaría el ahora entrenador del Real Madrid aquel partido después, pero fue el inicio de un declive que no ha tenido fin... ¿hasta ahora?

 

Justo cinco años después de aquel partido perdido, el Inter es uno de los mejores líderes de las grandes ligas europeas. Sólo en Alemania el Bayernha ganado todos sus partidos, los seis que ha disputado hasta ahora de Bundesliga, uno más de los que ha jugado y ganado el Inter.

 

Es el mejor equipo hasta el momento de una Serie A muy extraña, con los grandes dispersos por la clasificación, especialmente la tetracampeona Juventus, a diez puntos del primer puesto que le ha pertenecido desde 2012. El club nerazzurro ha aprovechado este mal momento general para ganar, ganar y seguir ganando y ampliar cuanto pueda la distancia con sus enemigos.

 

Pero no es tan destacable el liderato del Inter cinco años después como su forma de conseguirlo. Es muy complicado sacar más partido de tan poco. En estos cinco partidos que ha ganado, sólo ha necesitado marcar seis goles para sumar los quince puntos que tiene.

 

Poco más de un gol por encuentro, un promedio que en Milán está sabiendo de maravilla. Y claro, para ganar tanto con tan poco es fundamental recibir lo mínimo posible. Y ese es el gran logro: sólo ha encajado un gol.

Jovetic e Icardi son los referentes del Inter (EFE).

Jovetic e Icardi son los referentes del Inter (EFE).

Roberto Mancini dejó de ser ofensivo en el momento en que colgó las botas. Toda la clase que tenía como delantero la olvidó como entrenador. Desde el área técnica prefiere ser más cauto y conservador que cuando lideraba a la Sampdoria de principios de los 90.

 

Sólo hay que echar un vistazo al mercado de fichajes interista: se desprendió de Kovacic y Hernanes y fichó a Felipe Melo y Geoffrey Kondogbia para sustituirlos, además de contratar otros tres defensas. Biabiany, Ljajic, Perisic y Jovetic compensan en ataque.

 

Ha sido éste de largo el mercado de contrataciones más prometedor desde que se marchase Mourinho. Las bajas de Kovacic y Hernanes han sido muy duras porque suponen una merma irreparable de calidad y técnica, pero han sido compensadas con contrataciones medidas, exactas para las posiciones que había que cubrir.

 

Joao Miranda es ya el líder defensivo junto a Jeison Murillo y el tridente ofensivo Perisic-Jovetic-Icardi ilusiona de manera similar a como lo hacía el Eto'o-Milito-Pandev ganador de la Champions en 2010. Las expectativas están siendo confirmadas con un inicio de campeonato más que notable, rozando el sobresaliente.

Mancini prometió hacer resurgir al Inter (Reuters).

Mancini prometió hacer resurgir al Inter (Reuters).

Si no se le otorga la nota más alta es precisamente por esa precariedad goleadora, originada por la ausencia preocupante de juego colectivo, que hace depender y mucho al Inter de la potencia individual de sus estrellas y de susolidez defensiva.

 

Ésta última es en la que basa casi todo Mancini, y la verdad es que por ahora ha resultado bastante fiable. Sólo el Carpi, un equipo que se estrena en la Serie A, pudo superar a Samir Handanovic en la segunda jornada.

 

De todas maneras, este inicio exitoso del Inter hay que ponerlo en perspectiva. La única squadra de verdadero nivel a la que se ha enfrentado ha sido el Milan, que no nos engañemos, no es gran cosa.

 

Si en algo destaca es en su delantera y eso sí lo supieron frenar. Atalanta, Carpi, Chievo y Verona son rivales muy inferiores al Inter y no deben servir como vara de medir. No es fiable, digamos, su buen momento.

 

Este fin de semana recibe a la Fiorentina, por fin un rival a su altura (en realidad, debería estar algo por debajo, pero eso ya lo irá dictando la clasificación). Será el momento de evaluar de verdad si el lustro infernal del Inter ha llegado de verdad a su fin.


Comentarios