El jeque dueño del Manchester City quiere comprar club de China

Por: El Confidencial | Septiembre 24, 2015

Manchester City, New York City, Melbourne City, Yokohama Marinos… City Football Group (CFG) inició hace años un ambicioso proyecto para dominar el 'planeta fútbol' y ahora apunta a China.

El millonario jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan dio el primer paso en 2009, cuando adquirió el 100% del Manchester City.

El millonario jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan dio el primer paso en 2009, cuando adquirió el 100% del Manchester City.

 

Quiere dominar en cualquier lugar estratégico y su imparable expansión no tiene fin. Manchester City, New York City, Melbourne City, Yokohama Marinos… City Football Group (CFG) inició hace años un ambicioso proyectopara dominar el 'planeta fútbol' en los cinco continentes.

 

En cuatro de ellos ya está implantado, pero quiere dar un paso más en Asia y su siguiente objetivo es comprar un club en China. Desde hace tiempo se viene hablando del asunto, pero en estos momentos ya se puede decir que el plan está en marcha. Los primeros pasos ya se han dado y los ejecutivos que manejan este ambicioso plan quieren cerrar algún acuerdo próximanente.

 

El poderoso grupo, según pudo saber El Confidencial, ya ha iniciado algunas gestiones para adquirir un club de la SuperIiga China, una competición en pleno y constante crecimiento. Se especuló hace tiempo con la posibilidad de abrir alguna escuela, pero la realidad es otra más ambiciosa. Los ejecutivos de CFG han comenzado a tantear el terreno en la búsqueda de un equipo para implantarse en el gigante asiático.

 

El problema que se van a encontrar es que la mayoría de los clubes están en manos de vigorosos millonarios amantes del fútbol, con un poder económico superlativo. Entusiasmados con el deporte rey, la mayoría invierten importantes cantidades de dinero y no es sencillo convencerlos a la hora de negociar una venta.

 

La sede es un aspecto clave en esta operación que ha puesto en marcha el CFG. Este grupo piensa en ciudades como Shanghái o Beijing para implantarse en China, urbes de gran potencial, en plena expansión y con miles de aficionados que tienen al fútbol como religión.

 

El grupo árabe no quiere comprar un club de clase media o menor; el objetivo es hacerse con el control de uno que ya tenga el suficiente peso en la máxima categoría del fútbol chino y unas sólidas estructuras con el fin de darle el necesario impulso para dominar en el país y con el tiempo ser una de las referencias en Asia.

 

Proyecto con acento español

 

El millonario jeque de los Emiratos Árabes Mansour bin Zayed Al Nahyan dio el primer paso en 2009, cuando adquirió el 100% del capital del Manchester City. Fue en ese momento cuando se puso en marcha un plan a nivel globalpara implantar la marca en lugares estratégicos del planeta.

 

En 2012 reclutó aFerrán Soriano (director ejecutivo) y Txiki Begiristain (director deportivo) para que edificaran un equipo de primer nivel mundial, al mismo tiempo que están involucrados en el proyecto global. El equipo 'citizen' ha crecido con fuerza en los últimos años, pero en territorio árabe se sueña con asentar el modelo en otros puntos interesantes.

 

La 'China Super League' tiene un potencial superior si se habla en términos económicos. Los propietarios de muchos clubes no regatean en esfuerzos cuando tienen un objetivo en la mente. Son capaces de preguntar por Cristiano Ronaldo o Messi porque tienen dinero de sobra -y están dispuestos a ello- para pagar a cualquier futbolista del mundo.

 

El CFG tiene claro que es un país ideal para trabajar y continuar con fuerza su poderoso desarrollo internacional. El fútbol está en auge en China y prueba de ello es que su Ministerio de Educación ha financiando la construcción de unos 20.000 campos con el fin de potenciar la práctica de este deporte en los colegios.

 

Con este interesante panorama, el potente grupo árabe pretende edificar un proyecto que puede reportar en el futuro importantes beneficios a City Football Group. Por el momento la competición china no atrae demasiado en muchas estrellas del fútbol, cosa que sí está logrando en los últimos tiempos la Major League Soccer (MLS) en Estados Unidos.

 

Será cuestión de tiempo, pero el país asiático espera que en unos pocos años su competición sea lo suficientemente atractiva como para poder convencer a los mejores futbolistas del mundo. Y el millonario jeque de Abu Dabi quiere estar ya establecido en China cuando llegue ese momento...


Comentarios