Florenzi hizo un gol imborrable para A.S. Roma

Por: El Confidencial | Septiembre 16, 2015

El lateral marcó un gol de 50 metros que empató un duro partido frente al Barcelona. A partir de ahí, el Barça no pudo hacerle daño a una Roma que se paró firme. El paulista Rafinha Alcántara, fue retirado en camilla tras lesión.

Ser portero del FC Barcelona tiene un riesgo: la defensa juega tan adelantada que el guardameta no puede quedarse bajo palos; tiene que vivir los partidos, como mínimo, en el borde del área para salir al corte si el equipo rival envía algún balón a la espalda de los centrales. Ter Stegen lo sabe y actúa en consecuencia.

 

El problema es que su alma de líbero le ha traicionado más de una vez. Sucedió en la ida de la Supercopa de España contra el Athletic, cuando salió a despejar como un loco de cabeza y San José lo castigó con un golazo. Y ha sucedido en Roma, aunque esta vez tiene más mérito Florenzi por atreverse a disparar desde 50 metros.

 

El tiro del lateral romanista sorprendió a todos, incluido a él mismo, que se llevó las manos a la cabeza. Arrancó desde su campo pegado a la banda y, nada más pasar el centro del campo, levantó la cabeza y soltó el disparo de su vida. Ter Stegen, que seguía la jugada escorado hacia la izquierda, poco pudo hacer, aunque su reacción fue muy lenta. Cuando se dio la vuelta, el balón ya le había superado.

De Rossi celebra el gol con Florenzi (Efe).

De Rossi celebra el gol con Florenzi (Efe).

Quizá creyó que iba fuera, porque se quedó parado y vio cómo entraba. No está siendo el mejor inicio de temporada para el alemán, que ha recibido 10 goles en cuatro partidos. A su rival por la titularidad, Claudio Bravo, sólo le han metido uno en tres encuentros.

 

El gol llegó a la media hora y empató el tanto que Luis Suárez había marcado diez minutos antes. El uruguayo remató de cabeza un centro de Rakitic desde la derecha. El croata había recibido el balón de Leo Messi, que se internó en el área regateando. Fue una de las pocas veces que el Barça rompió la defensa de la Roma, que salió al partido un plan muy claro: esperar atrás y esperar su oportunidad al contragolpe.

Dzeko y Salah, sus dos delanteros, esperaban un error barcelonista para salir corriendo con el balón. Así llegaron las ocasiones romanistas, como una cabalgada de Salah en el minuto 6. Pero los dos estaban muy solos. El Barcelona tenía el control del balón, si bien no conseguía ocasiones claras, más allá de un par de intentos de Messi. La Roma vivía muy cómoda en su campo y tuvo dos ocasiones antes del descanso, pero Nianggolan se encontró con Ter Stegen y el tiro de Salah se fue alto.

 

Las lesiones rompen el ritmo

La segunda parte empezó con una gran parada de Szczęsny en un tiro de Messi. Fue la última acción del polaco, que se lesionó en una acción con Luis Suárez un minuto después. De Sanctis entró por él. En el minuto 61, Luis Enrique hizo el primer cambio: Rafinha por Rakitic. El canterano apenas duró cinco minutos en el campo, y cuatro fueron de atención médica.

Una fuerte entrada de Nianggolan lo dejó KO. El belga vio la tarjeta amarilla, un castigo escaso para una acción que puede haber dañado seriamente la rodilla deRafinha. Así lo dijo el propio técnico azulgrana.

 

Mascherano entró en el campo y en una de sus primeras acciones la Roma pidió penalti por un agarrón. A partir de ahí, el partido se durmió y bajó de ritmo, algo que benefició al equipo italiano. Los de Rudi Garcia defendían en un claro 4-5-1, con Dzeko como único hombre adelantado.

 

Hasta el minuto 77 no despertó el Barcelona. Neymar lo intentó a la media vuelta, pero su tiro lo desvió un defensa a córner. Luego fue Messi, con un tiro al larguero un minuto después. El Barcelona lo intentaba, pero no conseguía el 1-2.

 

Ya en el descuento llegaron las tres últimas ocasiones. Primero, Piqué remató de cabeza un centro de Iniesta, pero Nianggolan desvió a córner. Un par de minutos después, Messi conectó con Jordi Alba con uno de sus pases bombeados; el lateral controló con el pecho, pero no pudo rematar con fuerza.

 

Sergi Roberto tuvo la última con un disparo desde lejos, aunque el marcador no movió. El favorito (Luis Enrique dixit) para revalidar el título comienza con empate.

 

Ficha técnica:

1. Roma: Szczesny (Morgan de Sanctis, min.48); Florenzi (Torosidis, min.85), Rüdiger, Manolas, Digne; Nainggolan, De Rossi, Keita; Salah, Dzeko e Iago Falque (Iturbe, min.82).

1. Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic (Rafinha, min.61) (Mascherano, min.64), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 0-1, min.21: Suárez. 1-1, min.31: Florenzi.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Amonestó con amarilla a Nainggolan (min.62), Piqué (min.75).

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo E de la Liga de Campeones, jugado en el Estadio Olímpico de Roma, que presentó un lleno casi absoluto, excepto en la zona de los seguidores del Barça.


Comentarios