Mascherano habría defraudado 1,5 millones a Hacienda

Por: El Confidencial | Septiembre 10, 2015

Tal y como informa 'El País', el centrocampista del Barcelona habría defruadado cantidades cercanas a los 1,5 millones correspondientes a los derechos de imagen del jugador entre los años 2011 y 2012.

Javier Mascherano podría verse las caras con la Justicia en los próximos días. El jugador del Barcelona habría defraudado 1,5 millones de euros a Hacienda, cantidades pertenecientes a sus derechos de imagen de los años 2011 y 2012. Tras abrírsele una investigación sobre su patrimonio, la Fiscalía presentará una querella por dos delitos fiscales cometidos presuntamente por el internacional argentino.

 

Según informa El País este jueves, el jugador azulgrana no habría abonado la parte de IRPF que le correspondía por los ingresoso derivados de la explotación comercial de sus derechos de imagen durante dos años, lo que ha dado lugar a que se la abra una investigación. Aunque Mascherano ya ha pagado las cantidades adeudadas, más 200.000 euros de intereses, la Fiscalía presentará su querella.

 

Esta situación se dio a conocer después de que una televisión portuguesa informara de que el jugador argentino había eludido una serie de pagos en Madeira. Una vez iniciadas las investigaciones, se determinó que esta situación se produjo mediante dos empresas, Anadyr Overseas (de la que es accionista único y administrador) y Lofer (empresa constituida en Miami por el jugador para gestionar sus contratos con Nike).

 

Ambas compañías fueron creadas por Mascherano cuando jugaba en el Liverpool, y fueron mantenidas tras fichar por el Barcelona. Según la Fiscalñia, las cuotas defraudadas ascienden a 587.822 euros en 2011 y a 968.907€ en 2012. El jugador habría vendido sus derechos de imagen a Anadyr -su propia empresa- por cinco millones de euros, mientras que la Ley permite ceder hasta el 15% a una sociedad.

 

Tras su fichaje por el Barcelona, el conjunto azulgrana comenzó a pagar las cantidades que correspondían a Mascherano por sus derechos de imagen, pero el jugador no tributó durante sus dos primeros años por ellas. Tal y como indica El País, el pago del jugador hace que la Agencia Tributaria no reclame indemnización, pero no evitará que se produzca la querella, aunque previsiblemente se pedirá una pena mínima.

 

Este caso recuerda al ocurrido con su compañero Leo Messi, que igualmente habría evitado pagar a Hacienda unas cantidades superiores a los cuatro millones de euros a través de una serie de empresas. Sin embargo, en el caso del delantero, habría sido el padre el encargado de gestionar esta situación, mientras que en la del centrocampista habría sido él mismo, situación que no ha tenido problema en reconocer.


Comentarios