Ewan ganó 5ª etapa y Chaves perdió el liderato

Por: El Confidencial | Agosto 26, 2015

Caleb Ewan ganó la quinta etapa de la Vuelta a España, entre Rota y Alcalá de Guadaíra, al sorprender en el sprint final a los favoritos John Degenkolb y Peter Sagan. El nuevo líder es el holandés Tom Dumoulin.

 

El australiano Caleb Ewan celebra su triunfo en la quinta etapa de la Vuelta a España / EFE

El australiano Caleb Ewan celebra su triunfo en la quinta etapa de la Vuelta a España / EF

El australiano Caleb Ewan, de 21 años, sorprendió a los grandes favoritos y se impuso al sprint en la quinta etapa de la Vuelta, disputada entre Rota y Alcalá de Guadaíra, de 167,3 kilómetros, en la que Tom Dumoulin se puso líder. Fue un esprínt desordenado produjo destrozos en la larga recta de meta, que en ascenso hizo perder algunos segundos a los favoritos. A dos segundos del ganador llegaron Dani Moreno y Chris Froome, a ocho Purito Rodríguez y Chaves, a 10 Nairo Quintana y a doce Alejandro Valverde, Fabio Aru y Mikel Landa. Por tanto, el ganador del Tour se queda a tan sólo 6 segundos de Valverde, que desaprovecha así su gran victoria de este martes.

 

Ewan ganó su primera etapa en una prueba grande por delante de John Degenkolb y de Peter Sagan, que una vez más se volvió a quedar con la miel en los labios. El equipo del ganador de la etapa, el Orica, no pudo mantener el liderato de Esteban Chaves, pues un corte en la recta de meta le hizo perder ocho segundos, suficientes para pasarle la prenda roja al holandés Tom Dumoulin. Ahora Dumoulin se pone al frente de la general con un segundo sobre Chaves y dieciséis respecto a Nicolas Roche.

 

La escapada del día la inició Tsgabu Grmay, el primer etíope que participa en el Vuelta. Después de militar en el MTN Qhubeka pasó al World Tour con el Lampre italiano. África se abre paso en el ciclismo poco a poco. Grmay tiró la primera piedra nada más darse la salida en Rota, pero se le unieron pronto Keisse y Duchesne. La diferencia no pasó de los siete minutos porque el Giant tenia la etapa marcada para Degenkolb y no quería dejar escapar la oportunidad, lo mismo que el Tinkoff de Sagan o el Cofidis de Bouhanni.

 

 

Bajó un intenso calor aún trató de resistir Iljo Keisse, que había dejado a sus acompañantes al paso por Sevilla, pero el gran grupo volvió a su solidez inicial a nueve de meta, cuando el Tinkoff marcaba el ritmo a 55 kms/hora. El sprint fue muy desordenado. Degenkolb atacó de lejos en la cuesta que desembocaba en meta, pero el alemán se desfondó y aprovechó para atacar Ewan y lograr la victoria más importante como profesional. En su segundo año en el Orica presentó sus credenciales en la Vuelta.

Este jueves se disputa la sexta etapa entre Córdoba y Sierra de Cazorla, de 200 kilómetros.


Comentarios