'Tarjeta roja' a nueve dirigentes de la FIFA

Por: El Confidencial.com | Mayo 27, 2015

Nueve dirigentes de la FIFA detenidos en Suiza por "corrupción generalizada". Los cargos están relacionados con las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial, acuerdos de mercadotecnia y derechos de explotación televisiva. No hay cargos contra Blatter

La Oficina Federal de Justicia de Suiza cifró en nueve el número de personas que fueron detenidas en Zúrich en el marco de una investigación abierta en Estados Unidos por presunta corrupción en el seno de la FIFALa operación fue llevada a cabo a primera hora del miércoles por la Policía suiza en el lujoso hotel Baur au Lac en los Alpes, donde los dirigentes se reúnen para su encuentro anual, y, tras pedir las llaves en conserjería, los agentes se dirigieron a las habitaciones para proceder a los arrestos. 

 

Dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanésJeffrey Webb, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, figuran entre los 14 acusados por Estados Unidos por corrupción. El departamento de Justicia hizo público un comunicado en el que anuncia que han sido presentadas 47 acusaciones ante el tribunal de Brooklyn (Nueva York) por "organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros". El resto de los federativos acusados son el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, el trinitense Austin Warner, el venezolano Rafael Esquivel, el brasileño José María Marín y el caimanés Costas Takkas.

 

Un alto cargo de la FIFA (que aún no ha sido identificado) fue "dirigido por las autoridades desde su habitación a una puerta trasera para abandonar el hotel, permitiéndole llevar consigo su equipaje". El arresto transcurrió pacíficamente y los nueve miembros de la FIFA serán escuchadoseste miércoles por la policía. Se les acusa de haber estado involucrados en un esquema de corrupción mediante el cual "delegados de la FIFA y otros de organizaciones dependientes recibieron sobornos y comisiones -de representantes de medios y firmas de promoción deportivas- por más de cien millones de dólares", según la Policía Cantonal de Zúrich.

 

Fraude, asociación delictiva y blanqueo


Los cargos que la Justicia de EEUU presenta contra los dirigentes del fútbol mundial giran en torno a la "corrupción generalizada durante las dos últimas décadas", en relación a las adjudicaciones de sedes para la Copa Mundial y a los acuerdos de mercadotecnia y derechos de explotación televisiva. Las acusaciones incluyen fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales, y van dirigidas contra "miembros del poderoso comité ejecutivo de la FIFA, que amasa un enorme poder y lleva a cabo sus negocios en gran medida en secreto". Mientras tanto, por otro lado, la Fiscalía suiza ha abierto un proceso penal por la elección de la sede de los Mundiales de 2018 y 2002.

 

A cambio de los sobornos y las comisiones, los que ofrecían los pagos "recibían derechos mediáticos, de publicidad y auspicio en conexión con torneos de fútbol en América Latina". Según la petición de detención de Estados Unidos, esos delitos fueron preparados y acordados en este país, mientras que los pagos se realizaron mediante bancos también estadounidenses. El acuerdo para realizar esta operación, así como sus preparativos, se efectuaron en Estados Unidos.

 

La operación del Departamento de Justicia de EEUU implica a más de diez dirigentes del fútbol mundial, aunque no todos ellos se encuentran en Zúrich para asistir a la reunión. Entre ellos, siempre según The New York Times, se encuentran: Jeffrey Webb, de las islas Caimán, un vicepresidente del comité ejecutivo; Eugenio Figueredo, de Uruguay, también vicepresidente y hasta 2014 presidente de la CONMEBOL; y Austin Warner, de Trinidad y Tobago, exmiembro del comité y presidente de la CONCACAF entre 1990 y 2011;Eduardo Li, presidente de la Federación de Fútbol de Costa Rica; Julio Rocha, responsable de desarrollo de la FIFA; Rafael Esquivel, presidente de la Federación de Fútbol de Venezuela; Nicolás Leoz, expresidente de la Conmebol; Jose Maria Marin, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol; y Costas Takkas, presidente de la Federación de Fútbol de las Islas Caimán.

 

El Ministerio suizo de Justicia y Policía indicó que se aplicará un procedimiento simplificado para los que estén de acuerdo con su extradición, en cuyo caso las autoridades suizas la aprobarán de inmediato. Si los implicados se oponen, entonces se pedirá a Estados Unidos que presente una petición formal de extradición en un plazo de 40 días, como lo requiere el tratado bilateral en esta materia. 

 

No hay cargos contra Joseph Blatter


La operación, por tanto, tendría serias implicaciones para el fútbol en elcontinente americano ya que, según la información publicada, dos de los detenidos son un expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y otro de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF). La Justicia estadounidense no presenta cargos contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aunque las detenciones pueden suponer un escollo de cara a su reelección en las elecciones que se celebrarán el viernes y en las que opta a un quinto mandato al frente del fútbol mundial.

 

Se daba prácticamente por descontada la reelección -para un quinto mandato- del suizo Joseph Blatter, pero los hechos ocurridos cambian la situación. "Nos sorprende el tiempo durante el que esto se ha prolongado y cómo ha alcanzado a casi cada parte de lo que ha hecho la FIFA", indicó un agente de la ley al The New York Times sobre la presunta corrupción. "Parece que llegase a cada elemento de la federación y que fuese su manera de hacer negocios. Es como si esto fuese corrupción institucionalizada", indicó. Se espera que la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, y el director del FBI, James Comey, den una rueda de prensa este miércoles en Nueva York para explicar los detalles de la acusación


Comentarios