James será titular este domingo ante Granada

Por: El confidencial/Rubén Rodríguez | Abril 4, 2015

El parón liguero con motivo de los partidos de selecciones ha dado un respiro al Real Madrid. Después del tropiezo en el Clásico, el conjunto blanco retoma la competición con la intención de recuperar el rumbo y tratar de pelear para hacerse con una Liga que se le ha puesto difícil, pero no imposible. Y uno de los grandes motivos de satisfacción para Carlo Ancelotti es la recuperación de algunos efectivos importantes, como es el caso de James Rodríguez. Este domingo jugará en lugar del sancionado Isco Alarcón, pero ¿qué pasará a partir de entonces? ¿Algún intocable irá al banquillo?

James Rodríguez, uno de los jugadores más importantes del conjunto blanco hasta que cayera lesionado ante el Sevilla, vuelve al equipo ante el Granada para alegría de su técnico. Dos meses después de que se rompiera el quinto metatarsiano del pie derecho, el centrocampista colombiano volverá a tener un hueco en el once inicial, aprovechando la ausencia de Isco por acumulación de tarjetas. Con 8 goles y 7 asistencias, se convirtió en pieza clave de las 22 victorias consecutivas que consiguió el Real Madrid en 2014 y, desde su ausencia, el equipo ha echado en falta a un jugador de sus características.

 

Completamente recuperado de su dolencia, Ancelotti le pondrá de inicio ante el Granada, con lo que recupera prácticamente al equipo inicial de comienzo de temporada, de no ser por las molestias de Pepe. El italiano tiene intención de continuar con su 4-3-3, en el que la medular estará formada por Toni Kroos, Luka Modric y James Rodríguez. Una vez recuperados el croata y el colombiano de sus lesiones, los habituales escuderos del centrocampista alemán vuelven al once dando soluciones en un centro del campo en el que el sancionado Isco no podrá estar este domingo, pero que crea un problema a Ancelotti.

 

El técnico italiano confirmó este sábado en rueda de prensa que el colombiano jugará de inicio: "James está bien y va a empezar el partido ante el Granada, tiene una buena condición física", confirmó. De igual manera, aseguró que tiene a todos los jugadorss disponibles salvo a Pepe que "tiene un pequeño problema que va a resolver muy rápido. Estará listo en una semana". Saldrá de inicio con el equipo habitual, en el que la única novedad será la entrada de Álvaro Arbeloa en el once inicial, con dos descartes: "Daré descanso a Khedira y a Carvajal".

 

Escasas jornada atrás, el preparador blanco aseguraba que Isco era intocable. Ancelotti confirmaba entonces que "siempre que esté bien, va a jugar". O, haciendo caso a sus palabras, si no está lesionado o sancionado -como es el caso ante el Granada- jugará de inicio. Y aquí es donde realmente surge el problema para 'Carletto', pues debe decidir si es esclavo de sus palabras o, por el contrario, decide ir en contra de sus principios: si mantiene su esquema de juego con la 'BBC' como indiscutible, las opciones de que Isco juegue son mínimas y, si decide buscarle un hueco, deberá retocar su equipo.

 

Y es que no es el momento de probaturas en el equipo, pues llega el tramo final de temporada donde el Real Madrid se está jugando la posibilidad de levantar la Liga y la Champions. Pero si Ancelotti quiere dar entrada a Isco, deberá cambiar su esquema o, por el contrario, tirar de rotaciones, una situación de la que tampoco es demasiado amigo. La recuperación de todos los efectivos blancos en la medular le permite contar con todas sus piezas después de muchas jornadas, pero no todos pueden jugar: con Khedira e Illarramendi prácticamente desterrados, a Isco parece que se le cierran las puertas del once.

 

Escasas jornada atrás, el preparador blanco aseguraba que Isco era intocable. Ancelotti confirmaba entonces que "siempre que esté bien, va a jugar". O, haciendo caso a sus palabras, si no está lesionado o sancionado -como es el caso ante el Granada- jugará de inicio. Y aquí es donde realmente surge el problema para 'Carletto', pues debe decidir si es esclavo de sus palabras o, por el contrario, decide ir en contra de sus principios: si mantiene su esquema de juego con la 'BBC' como indiscutible, las opciones de que Isco juegue son mínimas y, si decide buscarle un hueco, deberá retocar su equipo.

 

Y es que no es el momento de probaturas en el equipo, pues llega el tramo final de temporada donde el Real Madrid se está jugando la posibilidad de levantar la Liga y la Champions. Pero si Ancelotti quiere dar entrada a Isco, deberá cambiar su esquema o, por el contrario, tirar de rotaciones, una situación de la que tampoco es demasiado amigo. La recuperación de todos los efectivos blancos en la medular le permite contar con todas sus piezas después de muchas jornadas, pero no todos pueden jugar: con Khedira e Illarramendi prácticamente desterrados, a Isco parece que se le cierran las puertas del once.

 

 


Tags

Comentarios