La revancha de Pinto

Por: Confidencial Colombia | Junio 20, 2014

Colombia sigue en los lentes de todos los medios de comunicación en el mundial de Brasil. Esta vez, Jorge Luis Pinto, técnico colombiano, tiene clasificada a Costa Rica a octavos de final. Su temperamento fuerte y su disciplina en los grupos que dirigió, han provocado asperezas que lo encasillaron como entrenador lejano de sus dirigidos y de pocos amigos.

El 6 de diciembre del 2013, luego del sorteo en Costa do Sauípe de los grupos del mundial, Jorge Luis Pinto respondió ‘preguntas’ que daban a su equipo como seguro eliminado. Tres razones contundentes conspiraban para que Costa Rica llegara a Brasil con los pasajes de vuelta con fecha fija. El grupo lo compartía con tres excampeones: Uruguay, Italia e Inglaterra.

 

El sueño de llegar a un mundial como entrenador estuvo esquivo por muchos años. Pinto hacía presencia en los mundiales para estudiar cada táctica que los afortunados colegas llevaban para adueñarse de la copa. Su trabajo, hecho por más de 5 mundiales, consistía en tomar fotografías de la manera como se paraban las diferentes selecciones y su desarrollo en ataque y defensa.

 

Debido a su carácter fuerte, ha tenido encontronazos con técnicos, jugadores y periodistas deportivos. El técnico santandereano empezó en los equipos de Bogotá dirigiendo la misma cantidad de partidos en las dos escuadras. De ahí salió a dirigir a un recordado Unión Magdalena que solamente fue opacado por las estrellas del América de Cali y el médico Ochoa.

 

En Colombia pasó por el Deportivo Cali y repitió en Independiente Santa Fe y Unión Magdalena, club que más veces dirigió en el país. Ya con la experiencia adquirida en la liga local, Jorge Luis Pinto decidió probar suerte en el Perú. Alianza Lima fue el primer equipo que sacó campeón. Para sorpresa de muchos dio tres vueltas olímpicas con ‘El equipo del pueblo’ y empezó a ser reconocido en Sudamérica.

 

Luego de su paso positivo por Perú, volvió a Colombia para dirigir a Millonarios Y Atlético Bucaramanga pero sin ningún logro significativo.  De nuevo su trabajo lo llevó fuera del país. En esta ocasión el destino fue Costa Rica. En el país ‘tico’ fue bicampeón Liga Deportiva Alajuelense y luego de un corto paso por el Junior de Barranquilla, tomó las riendas de la Selección nacional de Costa Rica. Esta primera experiencia no salió del todo bien y fue despedido luego del cuadrangular eliminatorio de la Concacaf para el mundial: una derrota ante Honduras y un empate en Trinidad y Tobago sellaron su salida.

 

La revancha en Colombia la tuvo con el Cúcuta Deportivo el cual sacó campeón. Su gran desempeño en el equipo ´Motilón’, le abrió las puertas de Selección Colombia. El sueño de su vida pasó a ser un mal rato: los malos resultados en la Copa América del 2007, roces con algunos jugadores por sus planteos tácticos, el desgaste físico al que los que supuestamente los sometía en los entrenamientos y su carácter recio, terminaron de lapidar su paso por la ‘Tricolor’.

 

Ahora, con su segundo periodo a la cabeza del equipo ‘Tico’, el adagio tradicional de este deporte -el fútbol siempre da revanchas-, le calza perfecto a este gran entrenador. Jorge Luis Pinto dejó de responder preguntas despectivas para recibir elogios. Ya puede estar tranquilo, su frase “queremos hacer cosas importantes”, se quedó pequeña ante la clasificación a octavos y las dos victorias contra Uruguay e Italia.


Tags

Comentarios