Seis puntos históricos para Colombia

Por: Confidencial Colombia | Junio 19, 2014

Colombia derrotó 2 por 1 a Costa de Marfil y dio un paso importante para clasificar a octavos de final. Los goles de 'La Tricolor' los anotaron James Rodríguez de potente cabezazo y Juan Fernando Quintero. El partido fue duro, los africanos vendieron cara su derrota y 'Los Elefantes' complicaron todo el segundo tiempo con su velocidad por los costados.

La experiencia contra Grecia dejó la conclusión de tener más la pelota. Por eso los primeros minutos contra Costa de Marfil estuvieron llenos de toques cortos y mucha calma. Esta actitud de la Selección produjo la primera opción al minuto 6 y de pase largo de James, taco de Cuadrado y remate de Teo que se fue muy cerca del palo izquierdo del portero marfileño.

 

De nuevo Colombia tocó la puerta de los africanos en el minuto 14. Camilo Zúñiga se inventó una jugada, taco y caño, pero el balón se perdió en la línea final. Al pasar de los minutos, la pierna fuerte se volvió protagonista y el encuentro se vio trabado en la mitad de la cancha.

 

La más clara del primer tiempo la tuvo al 27 Teófilo Gutiérrez. La jugada inició con un contragolpe liderado por Cuadrado que habilitó a James, gran centro del 10 y el delantero, mano a mano con el portero, pateó desviado.

 

En el segundo tiempo,  Gervinho entró punzante, pero la defensa colombiana, liderada por el gran capitán Yepes, lo controló. El cambio de Quintero por un Ibarbo perdido dio sus primeros réditos al crear una jugada con Cuadrado por derecha que, luego de una gambeta endiablada del nacido en Necoclí, se estrelló en el palo.

 

El primero de Colombia llegó por donde menos se esperaba: pelota parada y cabezazo. Cuadrado cobró un tiro de esquina y James cabeceó potente. 1-0 en el minuto de 64.

 

Seis minutos más tarde, James volvió a ser protagonista al robar una pelota en la mitad de la cancha, se la pasó a Teo y Quintero definió al palo más lejano del arquero. Segundo gol que empezaba a definir el partido.

 

Los marfileños no bajaron los brazos y Gervinho descontó después de driblar a varios jugadores cafeteros y disparar con fuerte remate imposible de atajar para David Ospina.

 

Colombia se complicó, pero Ospina y la defensa respondieron con creces. Esta nueva salida de la Tricolor contó con buen fútbol, pero también garra. La mezcla de veteranía y juventud sigue manteniendo viva la ilusión de avanzar lo más lejos posible en Brasil 2014


Tags

Comentarios