El pinponeo de la ministra Parody

Por: Oscar Sevillano / @sevillanojarami | Agosto 23, 2015

Sorprende bastante que la ministra de Educación Gina Parody se dedique a decir verdades medias en lo que tiene que ver con las denuncias que hoy se hacen sobre la alimentación escolar en el país.

Nadie duda que este problema no tiene origen en lo que va del  período  de la  ministra Gina Parody. Es claro que estos contratos de suministro de alimentos se firmaron durante el tiempo en que la cartera fue ocupada por María Fernanda Campo y su antecesor. El tema está en porque la actual jefe de la cartera, asegura que la mayoría de estos convenios fueron hechos entre gobiernos locales y contratistas, hecho que tuvo que desmentir el Presidente de la Federación de Departamentos Almilkar Acosta, recordándole que estos son potestad de la institución que ella dirige.

 

Este acostumbrado pinponeo entre las autoridades, evidencia en primer lugar la falta de control que existe a nivel nacional, para hacerle seguimiento a los recursos públicos que se invierten y en segundo lugar, que hay una serie de verdades que por alguna razón no se dicen y se prefiere el silencio o el destape a cuenta gotas.

 

Estoy seguro de que si se hubiera hecho el seguimiento adecuado al suministro de alimentos en municipios y veredas del país, hoy no nos estaríamos sorprendiendonos de que a estos no se les estaba dando el tratamiento adecuado, entre otras porque la mayoría de colegios y escuelas en el país no cuentan con la infraestructura adecuada para su manejo,  y no creo que en el ministerio de Educación no lo sepan, lo que sucede es que los términos de referencia para estos contratos, con seguridad no incluyeron la puesta en bodega, refrigeración, cocción y entrega  de los mismos, y hoy vemos las consecuencias de la incompetencia de quienes diseñaron estos convenios y si los tenían, uno no entiende el porque no se verificaron y vigilaron.

 

Por lo anterior sorprende que la ministra Parody,  una mujer de armas tomar, no le cuenta al país la manera en como desde el ministerio de Educación se estaba trabajando el Programa de Alimentación Escolar, y los errores en que se estaba incurriendo, que hoy llevan a la tragedia que estamos viendo con la comida de menores en municipios y veredas.

 

Nadie está desconociendo que detrás de esto están también hay mafias de corrupción en la contratación de algo que debería ser sagrado como lo es la comida de niños y niñas en el país, pero que pena con usted ministra, la ineptitud de algunos de sus funcionarios también contribuye a que esto suceda.

 

Otra cosa que me pregunto es. ¿Por qué hasta el momento no se ha escuchado las voces de FECODE?. Ellos debieron ser los primeros en denunciar estas irregularidades, porque qué pena señores, pero esto venía sucediendo con el silencio cómplice de ustedes, porque los primeros testigos de estos hechos son los maestros en escuelas y colegios, quienes debieron decirlo desde el primer día y no quedarse callados. ¿No dizque les preocupa tanto la educación de los menores en Colombia?-  Les recuerdo que la alimentación de niñas y niñas forma parte de esto también, y esta debió ser la oportunidad para que el sindicato de profesores a nivel nacional le demostrara al país que su misión va más allá de exigir mejores salarios y defender una serie de  puestos y nombramientos.

 

De manera entonces que la responsabilidad en estos hechos es más que clara y es obvio que la ministra de Educación le debe las explicaciones al país, de porque este tipo de contrataciones se venían  ejecutando, sin tener en cuenta las condiciones en que serían tratados los alimentos que se iban a suministrar, pero también los gobiernos locales deben decir porque se quedaron callados, lo mismo que el sindicato de maestros, que fueron los primeros testigos de lo que sucedía.

 

Aquí no hay que tirarse la responsabilidad los unos con los otros señora ministra, aquí lo que hay que decir  es.  ¿por qué razón no se la estaba asumiendo como debía ser?.

@sevillanojarami


Tags

Comentarios