No puedo diomedizarme

Por: Oscar Sevillano @sevillanojarami | Diciembre 16, 2014

Me resisto a creer que este país, donde hay personas que con justa razón piden a gritos la cárcel de por vida para quienes cometen delitos sexuales, esté dispuesto a homenajear la memoria de un señor que bajo el manto de cantante, también hizo daño y dio mal ejemplo con su mal comportamiento.

No entiendo las razones que puede tener el Canal RCN para producir una novela con la vida y obra del cantante vallenato Diomedes Díaz, del que nadie niega su calidad como artista de letras que a muchos nos llenan de emoción como “Gaviota Herida” o “Sin Medir Distancias”, pero del que se recuerda también un hecho bastante triste y vergonzante como fue la violación y posterior asesinato de la joven de 22 años Doris Adriana Niño, lo mismo que las veces que se le vio en el escenario en estado de embriaguez.

 

Al respecto me hago varias preguntas, algunas de estas son las siguientes: ¿Qué tan equilibrada será esta producción; ¿Qué tanto cuidado tendrá a la hora de narrar los hechos vergonzosos en los que estuvo involucrado Diomedes Díaz?; ¿Valdrá la pena arriesgarse con este trabajo para televisión?; ¿Estará preparado el país para ver en pantalla la exaltación a una persona que hizo parte de un hecho bastante oscuro que los colombianos aun no olvidan?.

 

Las anteriores son las preguntas que me pasan en estos momentos por la cabeza, teniendo en cuenta que Colombia entera está pidiendo cárcel para los violadores de mujeres y niños, lo que demuestra que este es un tema bastante sensible.

 

Por lo anterior me  resulta un tanto incompresible que un Canal de televisión, anuncie con bombos y platillos una producción que busca rendirle  homenaje a un hombre que no solo participó en el vejamen sexual al que fue sometida Doris Adriana Niño, sino que además hizo parte también de su asesinato y posterior abandono de su cuerpo a las afueras de la carretera en la vía hacia Tunja, lo que motivó su condena a  doce años de prisión, de los cuales solo tuvo  que pagar 6 años gracias a que un  juez de ejecución de penas de Valledupar le disminuyó la sentencia.

 

¿Será por aquello de que “no hay muerto malo”, que se pide en un comercial de televisión “Diomedizarse”?, yo me pregunto: ¿Qué significa diomedizarse?, ¿Seguir su ejemplo acaso?.  Si es así, Dios libre a nuestros pequeños y jóvenes de  seguir el ejemplo vergonzante de un hombre que no solo estuvo involucrado en un delito sexual, sino que además actuó  en muchas ocasiones irresponsablemente, dejando plantada a su fanaticada en los eventos para lo que estaba contratado, y algunos en  que asistió, apareció con los tragos en la cabeza.

 

Es indudable que en la mente de los colombianos, perduran y perdurarán todos los himnos vallenatos que interpretó este artista, los que ninguna voz podrá superar por más que lo intente, pero desafortunadamente los vergonzosos episodios de los que más de un colombiano fue testigo en sus conciertos en los que se olvidaba de las letras, consecuencia de los tragos que llevaba encima,  y el triste final de una de sus fans, en el que participó siendo  uno de sus victimarios, hace que no se vea de buen recibo que un canal de televisión publicite una novela suya, diciéndole al televidentes,  “diomedizate”.

 

Lo siento señores de RCN, pero tengo madre,  hermanas y amigas a las que quiero con toda el alma, y que por solidaridad con el respeto que se le debe dar por el solo de hecho  de ser mujeres, y pertenecer al género  que muchas veces Diomedes Díaz maltrató, no solo en la persona de Doris Adriana Niño, sino además  con frases ofensivas como las que según su  exmanager Joaquín Guillen,  pronunció  en un  concierto para detener  una riña aconsejando a quienes sostenían la disputa: “Compren un Águila, llamen unas prepago y a cu...”, que  en nombre de ellas les aseguro que no puedo ni quiero diomedizarme.

 

Sí recordaré las letras de las canciones que interpretó, pero jamás sería capaz de homenajear a  una persona que causó más de una vergüenza a todos los colombianos que tuvimos que ser testigos de sus bochornosos escándalos.

 

Cambiando de tema, ¿Con que autoridad moral se le pide a los hinchas del fútbol celebrar goles sin tragos, si es una bebida alcohólica la que va a patrocinar el fútbol colombiano?


Tags

Comentarios