Brutal agresión

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Agosto 5, 2016

Cuando el periodista Víctor Ballestas y el camarógrafo David Romero (Citytv), documentaban la captura de un delincuente dentro de una estación de Transmilenio, varios agentes de Policía procedieron a agredirlos brutalmente. Los hechos ocurrieron en la madrugada de este viernes, y quedaron registrados en un video aficionado.

 

Una vez conoció el video que circulaba en redes sociales, en el que se observa a varios policías agrediendo al equipo de periodistas de Citynoticias, el director de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla, aseguró que se iniciará una investigación disciplinaria contra los uniformados:

 

“Necesariamente tenemos que ordenar esa investigación ya mismo. Si en algo se tiene que caracterizar el policía es por su nivel de tolerancia ante la provocación o ante cualquier situación, independiente de lo que haya originado esta situación”.

 

Por su parte, María Elena Romero, jefe de redacción de Citynoticias, afirmó: "No debe haber agresiones hacía los ciudadanos, y menos contra representantes de un medio de comunicación que solo estaba cumpliendo con su labor de informar".

 

El periodista Víctor Ballestas y el camarógrafo David Romero realizaban una labor periodística dentro de la estación de TransMilenio Museo Nacional, donde se registraba una captura y una riña.

 

Según un comunicado de la Policía Nacional: "A la 1:02 de la mañana de hoy, viernes 5 de agosto de 2016, la Dirección de la Policía Nacional fue informada por el periódico El Tiempo sobre unos graves y lamentables hechos ocurridos en el centro de Bogotá, en los cuales se vieron involucrados algunos uniformados.

 

...Según la denuncia, acompañada de un video, los uniformados agredieron física y verbalmente al equipo periodístico Noctámbulo del canal City TV. de esa casa editorial, integrado por el periodista Víctor Ballestas, el camarógrafo David Romero y el asistente de cámara Jorge Mercado.

 

 ...Una vez efectuadas las primeras indagaciones, se pudo establecer que los hechos ocurrieron a las 10:20 de la noche en la estación de Transmilenio Museo Nacional, cuando los periodistas intentaban filmar un procedimiento policial, mediante el cual auxiliares bachilleres frustraban la comisión de un hurto en plena ciclovía nocturna".

 

 ...Los auxiliares intentaron impedir la filmación, lo que generó la airada reacción del equipo periodístico. A los pocos minutos hicieron presencia uniformados profesionales, quienes terminaron involucrados en la discusión y en una inaceptable actuación policial, que culminó con la agresión a los comunicadores.

 

 ...De forma inmediata se abrió una investigación disciplinaria, cuyos resultados serán dados a conocer a la mayor brevedad. Sin embargo, la Policía Nacional es enfática en rechazar este tipo de actuaciones, por parte de sus integrantes, más allá de las circunstancias previas a estos inaceptables hechos".

 

A través de un comunicado la FLIP rechazó la obstrucción al trabajo periodístico y las agresiones de las que fueron víctimas Víctor Ballestas y David Romero, periodistas del Noctámbulo de CityTv, por parte de oficiales de la Policía Nacional:

 

"El jueves cuatro de agosto el equipo periodístico del Noctámbulo se trasladó al centro de Bogotá para hacer cubrimiento de la ciclovía nocturna. Ballestas y Romero notaron un arresto que estaba realizando la Policía y se acercaron para registrarlo. Cuando el uniformado se dio cuenta de la presencia de los reporteros, golpeó al camarógrafo para impedir que continuara grabando.

 

En ese momento, Ballestas le reclamó al oficial por la agresión e inmediatamente fue detenido por los demás uniformados y trasladado a la estación Museo Nacional. Al llegar al lugar los policías detuvieron a Romero, quien seguía grabando la agresión y lo golpearon violentamente entre varios uniformados. Incluso, uno de ellos utilizó el revolver de dotación para golpear en la cabeza al camarógrafo.

 

Luego de que los oficiales detuvieran a los reporteros de CityTv, los trasladaron a la estación de Santa Fe donde pretendían judicializar al equipo periodístico. Finalmente, Ballestas mostró los vídeos que varios ciudadanos le habían enviado a su celular, los oficiales ofrecieron disculpas y los dejaron en libertad.

 

Mediante un comunicado público (ver adjunto), la Policía Nacional anunció la apertura de la investigación disciplinaria a los uniformados responsables de las agresiones y se comprometió a ofrecer resultados en los próximos días. Sin embargo, la FLIP considera que existe material probatorio suficiente para determinar la responsabilidad de los miembros de la institución en las agresiones cometidas contra los periodistas. La Fundación exige, entonces, la aplicación de sanciones drásticas inmediatas que impidan la repetición de estos hechos.

 

La FLIP rechaza las agresiones cometidas contra el equipo de CityTv, hace un llamado a la Policía Nacional para que aplique las sanciones disciplinarias con celeridad y le exige que informe públicamente sobre los correctivos que se tomarán contra los uniformados. La ausencia de resultados concretos y los anuncios de inicio de investigaciones estériles, en estos casos, representa un mensaje equivocado hacia los demás miembros de la Fuerza Pública frente a futuras agresiones contra la prensa que se pueden evitar.

 

La FLIP le recuerda a los miembros de la Policía Nacional su deber frente al cumplimiento del Código de Policía, que establece que “cualquier ciudadano pueda grabar los procedimientos policivos y que nadie pueda impedirlo”. En ese sentido es importante que la Policía conciba la presencia de cámaras en sus operativos como una garantía social y no como un obstáculo a sus labores. El libre cubrimiento periodístico representa una garantía para los sistemas políticos democráticos, mientras que la opacidad en los procedimientos policivos es propia de regímenes autoritarios.

 

A pesar de que el general Hoover Penilla ofreció disculpas por las agresiones de las que fueron víctimas los periodistas de CityTv, la FLIP expresa su preocupación por las constantes agresiones contra la prensa por parte de miembros de la Policía. Este año, la Fundación ha registrado diez agresiones contra la prensa en las que resultaron afectados 13 periodistas por uniformados.

 

En contraste al abuso de autoridad con fines de censura, la Policía está llamada a ser un garante de la libertad de prensa, por ello, la FLIP recuerda al alto mando policial el deber derivado de la sentencia Richard Velez Vs Colombia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, donde se indica que es deber del Gobierno instruir a los integrantes de la fuerza pública en el respeto por la libertad de prensa".

 

 

 

 


Comentarios